Corrado Cagli, artista copernicano. La exposición en el Museo Novecento de Florencia


Del 17 de junio al 20 de octubre de 2022, el Museo Novecento de Florencia dedicará una exposición a Corrado Cagli, uno de los más grandes artistas del siglo XX, definido como "copernicano" por Carlo Ludovico Ragghianti por el ímpetu visionario que sostuvo su arte.

Del 17 de junio al 20 de octubre de 2022, el Museo Novecento de Florencia acoge la exposición Corrado Cagli. Artista copernicano, comisariada por Eva Francioli, Francesca Neri y Stefania Rispoli. Con este nuevo proyecto expositivo, el Museo Novecento pretende continuar su actividad de valorización de los artistas presentes dentro de las colecciones cívicas florentinas: se trata de un proyecto científico iniciado en 2018 con la exposición dedicada a Emilio Vedova y continuado con muestras monográficas dedicadas, entre otros, a Mirko Basaldella, Mario Mafai, Arturo Martini, un conspicuo número de cuyas obras están presentes dentro de la colección permanente.

La exposición explora la audaz y continua experimentación artístico-teórica de Corrado Cagli (Ancona, 1910 - Roma, 1976), uno de los artistas más interesantes del siglo XX italiano, en el cambio de siglo. Pintor y dibujante, pero también escenógrafo, escultor y tapicero, Cagli está presente en la colección del Museo Novecento con una serie de pinturas, algunas esculturas y numerosos gráficos, donados a la ciudad de Florencia por el artista y su familia. de Florencia por el artista y sus herederos pocos años después de la inundación de 1966, en respuesta al llamamiento lanzado por Carlo Ludovico Ragghianti para apoyar la creación de un Museo Internacional de Arte Contemporáneo que resarciera a la ciudad de la herida infligida por aquel trágico suceso.

El itinerario expositivo presenta una selección de obras que recorren cronológicamente algunas coyunturas importantes de la parábola creativa de Corrado Cagli, empezando por la selección de obras de los años treinta, cuando, paralelamente a sus experimentos en pintura mural, Cagli reelabora la lección de la Escuela Romana y experimenta con las técnicas tradicionales del mosaico y la encáustica. Le siguieron las obras de su madurez, tras su exilio en Francia y luego en Estados Unidos, adonde se vio obligado a trasladarse con sólo veintiocho años debido a sus orígenes judíos y al endurecimiento de las políticas del régimen fascista. Estas obras reflejan el interés del artista por la investigación internacional y muestran cómo, incluso en los años cincuenta y sesenta, no renunció a perseguir una búsqueda personal tanto técnica como estilística, entre la abstracción y la figuración. La exposición continúa con pinturas sobre papel, cartones para tapices y la producción gráfica a la que el artista se dedicó especialmente hacia el final de su carrera.

Cagli interpretó el arte como una búsqueda continua, como revela su polifacética actividad, difícil de categorizar y a menudo objeto de críticas e incomprensiones, especialmente en los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, profundamente marcados por las batallas ideológicas. El título de la exposición pretende destacar precisamente la extrema versatilidad del artista, recordando una definición acuñada por Carlo Ludovico Ragghianti con ocasión de la gran exposición antológica celebrada en Florencia, en el Palazzo Strozzi, en 1972. En efecto, el crítico definió a Cagli como un “artista copernicano”, queriendo subrayar el ímpetu visionario y revolucionario que animaba su producción artística y teórica.

“La capacidad de un museo como el nuestro reside también en la propuesta dinámica de proyectos inéditos que van desde los artistas de nuestro tiempo hasta los autores presentes dentro de las colecciones cívicas, continuando así un camino de valorización científica del siglo XX”, declara Sergio Risaliti, director del Museo Novecento. “Desde 2018, este ha sido un punto fundamental de la dirección artística, que con las exposiciones de Emilio Vedova, Mario Mafai, Arturo Martini y Mirko Basaldella -que nacieron precisamente de la ’retirada’ de los depósitos de las obras de estos maestros del siglo XX- ha sabido dar vida a una programación de amplio alcance. Hoy inauguramos la exposición Corrado Cagli, con más de treinta obras entre pinturas, gráficos y esculturas que forman parte de un legado de los herederos del artista llegado tras la inundación de 1966. A ellas se suman dos obras de la Colección Alberto Della Ragione, así como un cuadro donado por el propio artista. La exposición está comisariada por Eva Francioli, Francesca Neri y Stefania Rispoli, que han dedicado los últimos meses a profundizar en este patrimonio de obras, añadiendo otra pieza importante al programa científico del Museo Novecento”.

Cagli se formó en Roma, donde se trasladó con su familia en 1915 y asistió a la Academia de Bellas Artes. Desde muy joven cultivó un gran interés por la decoración mural al fresco, produciendo varios ciclos con temas relacionados con el trabajo. A partir de 1929 emprendió también la actividad de ceramista en la fábrica Reggiani de Umbertide, acercándose al linealismo Decó y a las soluciones futuristas de Gerardo Dottori. Volviendo a la pintura, en 1932 celebró su primera exposición individual en la Galleria di Roma, donde ese mismo año expuso junto a Giuseppe Capogrossi y Emanuele Cavalli, con quienes establecería un fuerte vínculo, creando el Gruppo dei nuovi pittori romani y reelaborando la lección de la Escuela Romana de Via Cavour. Realizó el gran mural Preludi della guerra (Preludios de la guerra) para los locales de la Trienal de Milán de 1933, apoyando su adhesión a la pintura de gran formato en el manifiesto-artículo Muri ai pittori (Muros a los pintores), en el que situaba el valor de lo primordial junto a la función social del arte monumental, en oposición al formalismo clásico del movimiento del Novecento. En este registro, realizó grandes paneles murales para la II Cuadrienal de Roma (1935) y, de nuevo para la Trienal de Milán de 1936, la Battaglia di Solferino e San Martino (Batalla de Solferino y San Martino), con referencias a la pintura italiana del siglo XV; al año siguiente estuvo en París para decorar el vestíbulo de la Exposición Internacional con paisajes monumentales de Roma y personajes célebres de la historia y la cultura italianas. Paralelamente a su gran producción, pintó cuadros de caballete con temas intimistas y figuras inmersas en paisajes como Los neófitos, participando en las exposiciones italianas más importantes. Tras la persecución racial, se refugió en París en 1938 e inmediatamente después en Nueva York, donde continuó su actividad pictórica y, nacionalizado estadounidense, se alistó como voluntario en el ejército, participando en actividades militares en Europa, de las que nacerían los Dibujos de guerra. De regreso a América, donde permaneció hasta su traslado a Roma en 1948, se interesó por las diversas experiencias postcubistas y expresionistas, situando su obra en un doble registro, abstracto y figurativo, en una búsqueda de nuevos lenguajes que le llevarían a experimentar continuamente. Paralelamente a su actividad como decorador, a partir de los años cincuenta se dedicó a la escenografía y a la escultura de ensamblaje, para, en los sesenta, producir ciclos marcados por sugerencias de lo informal o matérico como Carte. De 1970-73 data la obra monumental realizada en Alemania, en Gotinga, para conmemorar la sinagoga destruida por los nazis. En los últimos años de su actividad, volvió a la figuración, sobre todo en el grafismo.

Para toda la información sobre la exposición, visite la página web del Museo Novecento.

Corrado Cagli, artista copernicano. La exposición en el Museo Novecento de Florencia
Corrado Cagli, artista copernicano. La exposición en el Museo Novecento de Florencia


Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.