Descubrir Padua


Hoy comienza la colaboración entre Finestre sull'Arte y el programa Pronti Partenza... Via de Fabrizio Vaghi, con el que te llevaremos a descubrir las ciudades de Italia. ¡Empezamos en Padua!

Queridos lectores, nos complace presentarles una colaboración que esperamos les resulte bella, útil e interesante: a partir de hoy, Finestre sull’ Arte y Pronti Partenza... Via di Fabrizio Vaghi colaboran para llevarle a descubrir las ciudades italianas.

Para quienes no lo conozcan, Pronti Partenza... Via es una maravillosa columna turístico-cultural, un programa que lleva al espectador, de vez en cuando, a una ciudad diferente de Italia, relatando su historia, arquitectura, arte, tradiciones y, por supuesto, especialidades enogastronómicas. El presentador, Fabrizio Vaghi, trabaja como reportero de viajes, colabora con varias televisiones locales y tiene numerosos viajes en su haber. Para quienes deseen ver las emisiones y mantenerse al día, aquí están los enlaces al canal de YouTube y a la página de Facebook.

Para la primera cita con la columna de viajes de Fabrizio, hemos decidido llevarle a descubrir Padua. Dentro del artículo, te ofrecemos también el vídeo del episodio de Pronti, Partenza... Via dedicado a la ciudad véneta. ¡Disfrute de la lectura (y del visionado)!

¿Qué mejor ciudad si no Padua para empezar a hablar de arte en esta primera cita que hará un recuento de algunas de las ciudades más bellas de Italia?

Pues bien, empecemos por Padua, a donde fuimos hace unos meses para conducir uno de los episodios de ’Pronti Partenza...Via’, una columna turístico-cultural nacida en 2013, que está en constante desarrollo gracias a las numerosas ciudades de arte que nos ofrece nuestro país y que estamos más que encantados de contaros.

Padua no es tan conocida por el gran público como su vecina Venecia, pero os puedo asegurar que en cuanto a tesoros artísticos no tiene nada que envidiar a su hermana (¿o prima??) del Véneto: museos, iglesias adornadas con frescos, plazas, la universidad, palacios....

Quizá no todo el mundo sepa que, hablando de palacios, Padua alberga el palacio con el salón más grande de Europa. Se trata del Palazzo della Ragione, que divide la Piazza delle Erbe de la Piazza della Frutta, ambas destinadas a mercados de frutas y verduras. En la Edad Media, el edificio albergaba el Tribunal de Justicia, mientras que en la planta baja aún se encuentran los talleres. La primera planta está totalmente ocupada por el “Salone”, de 80 metros de largo y 27 de ancho, enriquecido por un ciclo de frescos de Nicola Miretto a lo largo de 200 metros lineales, que sustituye a los anteriores frescos de Giotto, destruidos por un incendio.

Aquí está Fabrizio en el interior de la Capilla Scrovegni :-)
Aquí está Fabrizio en el interior de la Capilla Scrovegni :-)
Y si hablamos de Giotto, nuestros pensamientos nos llevan directamente a la Capilla Scrovegni, obra maestra de la pintura medieval, construida por el banquero Scrovegni junto a su propio palacio. Giotto la completó en tres años, formando una inmensa narración pictórica a través del Antiguo y el Nuevo Testamento hasta el Juicio Final. Para entrar y visitar este cofre de tesoros artísticos hay que organizarse, la entrada sólo se permite a grupos reducidos que tendrán que detenerse en una instalación especial de “descontaminación” antes de entrar en la capilla, evitando así traer posibles contaminantes de los preciosos frescos.

Junto a la capilla se encuentra el Museo agli Eremitani, una riquísima y vasta colección que abarca varios siglos; y en la adyacente Iglesia de los Eremitani, por desgracia gravemente dañada por los bombardeos de la II Guerra Mundial, algunos de los frescos de Mantegna que adornaban las paredes de la capilla Ovetari, en el crucero derecho.

Siguiendo con el tema de los frescos, es imprescindible visitar el baptisterio de la Catedral, enteramente pintado al fresco por Giusto de Menabuoi. El baptisterio, creado como mausoleo de los Carraresi, señores de la ciudad, contrasta con la desnudez de las superficies interiores de la catedral: blanco absoluto. En este punto podría detenerme y dejarle la palabra a usted, preguntándole qué es lo que más le ha llamado la atención de la ciudad (ya sea en directo -si ha tenido la oportunidad de visitarla- o sólo gracias a nuestro vídeo), pero no puedo dejar de mencionar uno de los símbolos más importantes de la ciudad.

¿San Antonio? No, la universidad. El ateneo Patavino es uno de los más antiguos de Italia, y además de su gloriosa historia académica de acontecimientos y personalidades, podemos visitar el jardín botánico más antiguo del mundo, excelencia de la UNESCO, el teatro anatómico, primera estructura permanente para impartir clases de anatomía mediante la disección de cadáveres, o la cátedra donde Galileo daba sus concurridas conferencias.

¿Y qué decir de San Antonio? Sobre el “Santo”, nombre con el que se suele denominar al santuario, tendría más palabras halagadoras que decir, como hago con innumerables monumentos de la ciudad, pero prefiero detenerme aquí, dejándoles tres preguntas. Una especie de test con el que me gustaría concluir cada artículo (dos de las respuestas pueden encontrarse en el vídeo del episodio en cuestión, una puede deducirla usted) ¿Listos? Y así... ¡¡¡hacia nuevas aventuras!!!

Pregunta 1: ¿Quién fue el fundador de la ciudad?
Pregunta 2: ¿Hay un anfiteatro romano en Padua?
Pregunta 3: ¿Qué ocurrió con la Universidad de Padua en 1678?

Dato interesante del episodio: Prato della Valle es la plaza pública más grande de Italia... y quizá de Europa.

Frescos de Giusto de' Menabuoi en el Baptisterio de Padua
Frescos de Giusto de’ Menabuoi en el Baptisterio de Padua
Palacio Bo (o, como dicen los paduanos, Palacio del Bo), sede de la universidad
Palacio Bo (o, como dicen los paduanos, Palacio del Bo), sede de la universidad
El Teatro Anatómico de la Universidad de Padua
El Teatro Anatómico
Basílica del Santo
La Basílica del Santo


Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.