Londres, la National Gallery adquiere un importante cuadro de Bernardo Cavallino


La National Gallery de Londres compró un importante cuadro de Bernardo Cavallino, San Bartolomé, en una subasta de Sotheby's por 3,92 millones de dólares.

La National Gallery de Londres ha anunciado la adquisición de un importante cuadro de Bernardo Cavallino (Nápoles, 1616 - 1656), uno de los grandes maestros del siglo XVII napolitano: se trata de un San Bartolomé, descrito por el museo londinense como “uno de los cuadros más grandes y espléndidos jamás pintados por Cavallino”. La obra data de la década de 1740, cuando “el artista napolitano estaba en la cima de sus facultades artísticas”. El cuadro fue adquirido por el museo en una subasta de Sotheby’s: la venta, Barroco. Obras maestras de la colección Fisch Davidson se celebró en Nueva York el 26 de enero, y el San Bartolomé costó a la National Gallery 3,92 millones de dólares, gastos de subasta incluidos (partía de una estimación inicial de 2,5-3,5 dólares). La subasta incluía diez obras pertenecientes al coleccionista Mark Fisch, un magnate inmobiliario, y a su esposa Rachel N. Davidson, que a lo largo de los años han amasado una impresionante colección de arte antiguo: salían a subasta obras de Rubens, Guercino, Orazio Gentileschi, Giulio Cesare Procaccini, Valentin de Boulogne y Georges de la Tour.

Del San Bartolomé en cuestión conocemos gran parte de su historia. Fue heredado por el hijo de Bernardo Cavallino, Francesco, y cuando éste murió en 1677, fue a parar a la colección de Ignazio Provenzale, duque de Collecorvino, y posteriormente fue heredado por su esposa Giovanna. El cuadro reapareció en el mercado en 1903 en Christie’s, vendido como obra de Ribera, y volvió a venderse en Sotheby’s en 1988 como obra de la escuela española del siglo XVII. Posteriormente fue adquirido por la Galería Colnaghi, que lo vendió al coleccionista argentino Mauro Herlitzka y finalmente éste lo vendió a Fisch.

Bernardo Cavallino, San Bartolomé (década de 1740; óleo sobre lienzo, 178,8 x 127 cm; Londres, National Gallery)
Bernardo Cavallino, San Bartolomé (década de 1740; óleo sobre lienzo, 178,8 x 127 cm; Londres, National Gallery)

Se trata de una obra “decididamente moderna”, como afirma la nota del catálogo de Christie’s. “Se centra en la musculosa figura de San Bartolomé, que empuña un cuchillo que presagia su martirio. La poderosa intensidad del cuadro deriva tanto de su expresiva oscuridad y dramática composición como de la representación naturalista del santo, realizada con virtuosas pinceladas. San Bartolomé, con barba y pelo oscuro, está sentado en una cueva oscura. El apóstol está dramáticamente iluminado, con un efecto que acentúa la intensidad psicológica de su pose, mientras parece reflexionar sobre su muerte inminente. [...] El notable juego de luces y sombras permite a Cavallino representar tanto la carne como la tela con sorprendente naturalismo: el torso musculoso del santo, la piel flácida y los pies sucios contrastan con el voluptuoso manto gris, también evocador de un sudario”.

No sabemos quién encargó el cuadro, pero el tamaño excepcional de la obra sugiere que se trataba de un encargo particularmente especial. El tema se remonta a dos colecciones napolitanas del siglo XVII. En 1677, “Uno Quadro di palmi otto, e sei con cornice indorata con l’immagine de S. Bartolomeo di mano di Ber.do Cavallino” aparece en el inventario póstumo de la “magnífica” colección de Francesco Cavallino, hijo del artista. El cuadro aparece más tarde en el inventario póstumo del regente de la cancillería real napolitana, Ignazio Provenzale, duque de Collecorvino, donde se describe como “S. Bartolomeo palmi 8, e 6 mano di Bernardo Cavallino cornice dorata”. Valorado en 120 ducados, el San Bartolomé figuraba entre las obras más valiosas de la gran colección. Y ahora figurará entre las principales obras de la Italia del siglo XVII en la National Gallery de Londres.

Londres, la National Gallery adquiere un importante cuadro de Bernardo Cavallino
Londres, la National Gallery adquiere un importante cuadro de Bernardo Cavallino


Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.