Siena, prosigue la restauración de la Fuente del Baptisterio. Los paneles desmontados y expuestos


En Siena avanza la delicada y compleja restauración de la Fuente del Baptisterio. Los preciosos paneles renacentistas de Donatello, Lorenzo Ghiberti y otros artistas han sido desmontados y están expuestos al público desde ayer.

En Siena , prosigue la restauración de la pila bautismal del Baptisterio de San Giovanni. En 2021 comenzaron los trabajos de inspección y posterior restauración de esta obra maestra del Renacimiento. Ahora, tras casi dos años de trabajo conjunto entre la Superintendencia de Siena Arezzo y Grosseto, la Opera della Metropolitana con todo su personal, y el Opificio delle Pietre Dure, la intervención atraviesa un momento crucial, y se proyecta hacia la fase final de la restauración, prevista previsiblemente entre finales de 2023 y la primera mitad de 2024.

Situada en el centro de la estructura arquitectónica del Baptisterio, la Fuente Bautismal es una extraordinaria obra en mármol, bronce y esmalte realizada entre 1417 y 1431 por los más grandes escultores de la época, como Giovanni di Turino, Lorenzo Ghiberti, Donatello y Jacopo della Quercia. La fuente consta de una pila hexagonal en la que se colocan los seis espejos de bronce dorado que representan la vida del Bautista, puntuados por estatuas de virtudes, dos de las cuales, la Fe y la Esperanza, fueron realizadas por Donatello. Uno de los episodios más representativos es el Bautismo de Jesús de Lorenzo Ghiberti de 1427, una escena elegante y refinada caracterizada por un pictoricismo y un sentido de la perspectiva obtenidos gracias al relieve aplanado. El ciclo concluye con el famoso relieve, también de Donatello de 1427, que representa el Banquete de Herodes, la escena más conmovedora por el dramatismo del tema y sus cualidades formales.

La importancia de la Fonte, como punto focal en la definición de los principios del Renacimiento, la complejidad de los trabajos de conservación de los elementos de bronce dorado y mármol, exigieron investigaciones minuciosas y una gran pericia en la definición del programa de restauración.

Las campañas preliminares de diagnóstico se llevaron a cabo con la instrumentación más avanzada, y revelaron no sólo el deterioro de las superficies de bronce y piedra (una degradación previsible, dados sus siglos de uso), sino también una criticidad estructural que requería una variación metodológica, así como nuevas soluciones para reducir la humedad relativa del Baptisterio.

En consecuencia, se inició una fase muy delicada de desmontaje de la cimática y retirada de todos los soportes metálicos y demás pivotes, con el fin de introducir soluciones técnicas capaces de garantizar el restablecimiento de un equilibrio estático, muy probablemente perdido durante la reconstrucción parcial de posguerra.

Tras ser restauradas por el Opificio, todas las obras de bronce dorado han sido devueltas al Baptisterio de Siena y desde el 7 de agosto pueden verse en las vit rinas junto con las tres obras de Donatello, incluido el Banquete de Herodes, ya colocadas, tras la exposición temporal dedicada al gran artista del Renacimiento el año pasado en el Palacio Strozzi de Florencia, a los lados de la escultura de la Fonte. Se trata de los cuatro Putti, dos de los cuales ya figuraban en la citada exposición, un azulejo con la Captura de San Juan Bautista y una de las Virtudes, concretamente la Prudencia.

Las obras de bronce dorado, antes de su reubicación definitiva en el friso de la Fonte, permanecerán unos meses más en las vitrinas que, precisamente en estos días, han sido especialmente modificadas con un sistema de ventilación natural debido a la presencia de humedad relativa: todo ello para no anular el trabajo ya realizado por los restauradores del Opificio.

Están expuestas en las vitrinas iluminadas situadas a ambos lados de la obra en el Baptisterio, a la espera de que finalice la restauración de los elementos de piedra, gracias también al trabajo diario de los restauradores de piedra de la Opera della Metropolitana, que trabajan junto al equipo de restauradores del Opificio Pietre Dure, responsables del proyecto de restauración, todo ello bajo la colaboración y supervisión de la Superintendencia de Siena.

“Ha sido una operación compleja”, comentó el Rector Giovanni Minnucci, “en la que ha participado todo el personal de la Opera della Metropolitana di Siena -cada uno según sus competencias-, plenamente consciente de que las operaciones de mantenimiento, conservación y restauración son algunos de los fines principales de la organización, tal y como prevén sus disposiciones estatutarias”.

Siena, prosigue la restauración de la Fuente del Baptisterio. Los paneles desmontados y expuestos
Siena, prosigue la restauración de la Fuente del Baptisterio. Los paneles desmontados y expuestos


Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.