Los Desposorios Místicos de Santa Catalina de Innocenzo da Imola se exponen en Senigallia hasta el 31 de diciembre


Continúa en Senigallia, en el Palacio Mastai - Casa Museo Pio IX, la exposición Le nozze mistiche di Santa Caterina (Las bodas místicas de Santa Catalina), dedicada a la restauración de la preciosa tabla renacentista atribuible a Innocenzo da Imola (Innocenzo Francucci, Imola, hacia 1490 - Bolonia, hacia 1543).

Restaurada por elInstituto de Restauración de las Marcas de laAcademia de Bellas Artes de Macerata, bajo la dirección de la Superintendencia, esta importante tabla de principios del siglo XVI, atribuible a Innocenzo Francucci conocido como Innocenzo da Imola, representa uno de los temas más fascinantes abordados por los pintores de la época: Las bodas místicas de Santa Catalina. La elegancia compuesta de la obra, así como la dulzura y la extrema habilidad en la representación, sobre todo de los espléndidos rostros, ha llevado a los estudiosos a situarla entre las obras realizadas en el floreciente taller del artista emiliano en torno a la década de 1630. Tras su primera experiencia en el taller de orfebrería de su padre, Innocenzo da Imola viajó a Bolonia en 1508, donde se inició en el arte de la pintura al incorporarse al taller de Francesco Francia. En 1510, como atestigua Vasari, se trasladó a Florencia, donde trabajó con Mariotto Albertinelli. El clasicismo inicial que heredó de Francia se reforzó así durante su estancia en Florencia y maduró con su conocimiento de las obras de Rafael: el resultado fue un fortalecimiento del trazado compositivo y una maestría en la representación de las figuras, de la que nos da testimonio este cuadro, firmemente asentado en la evidencia volumétrica, y unos rasgos de carácter de rara belleza.

El artista logra mezclar a la perfección los recuerdos boloñeses con las influencias florentinas, alcanzando tal madurez artística que infunde a la composición una sensación de intensa armonía estilística de la que no se puede apartar la mirada. Esta habilidad es especialmente evidente en la fuerza expresiva de los retratos de todos los personajes, ejecutados con extrema pureza, dulzura e incluso atención al detalle. El gesto del Niño Jesús colocando delicadamente el anillo en el dedo de la mártir Catalina de Alejandría, con una gracia que inspira un sentimiento inmediato de devoción afectuosa. En el cuadro del Palazzo Mastai, la escena se completa con un austero San José, de mirada distante, y un joven San Juan, que en cambio aparece muy implicado en el acontecimiento, haciendo de intermediario entre nosotros, espectadores, y la Sagrada Escena. Una mesa muy enigmática, la de la casa museo de Senigallia, donde los personajes podrían quizás aludir a los primeros Mastai que llegaron a la ciudad misena.

La exposición permanecerá abierta hasta el 31 de diciembre de 2018. La entrada es gratuita y para toda la información visite la página web de la Diócesis de Senigallia.

Los Desposorios Místicos de Santa Catalina de Innocenzo da Imola se exponen en Senigallia hasta el 31 de diciembre
Los Desposorios Místicos de Santa Catalina de Innocenzo da Imola se exponen en Senigallia hasta el 31 de diciembre


Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.