Una exposición en Venecia sobre Vasco Bendini, abstraccionista de vanguardia


Del 5 de junio al 30 de septiembre de 2022, el ACP Palazzo Franchetti trae de vuelta a Venecia, tras varias décadas de ausencia, el arte de Vasco Bendini, vanguardista del movimiento abstraccionista italiano. Se expondrán obras realizadas entre 1958 y 1970.

Del 5 de junio al 30 de septiembre de 2022, el ACP Palazzo Franchetti de Venecia dedica una exposición a Vasco Bendini (Bolonia, 1922 - Roma, 2015) en el centenario de su nacimiento. La exposición se titula Vasco Bendini. Gesto y Materia y coincide con la amplia retrospectiva que se está llevando a cabo en la GNAM - Galería Nacional de Arte Moderno y Contemporáneo de Roma. Además, la exposición llega tras una larga ausencia en la ciudad lagunar: así, ACP - Art Capital Partners Palazzo Franchetti y Galleria d’Arte Maggiore g.a.m., que han colaborado en la iniciativa, traen de nuevo a Venecia el arte de Bendini tras su última aparición en la Bienal de 1972, comisariada por Renato Barilli y Francesco Arcangeli.

La exposición quiere ser una ocasión para redescubrir la producción multiforme de un artista incansable en perpetuar una ecléctica búsqueda expresiva con los más diversos medios de expresión, pero siempre alimentado por el deseo de profundizar en la dimensión cognitiva de su propio ser. Bendini es un anticipador de tendencias, precursor del movimiento informal e iniciador del Arte Povera. A través de una selección de obras de los años 50, periodo Informal, a través de los años 60, la exposición sigue la evolución de la investigación de Bendini que llega hasta el arte de la performance y no se detiene en el desafío de la polimatericidad en las décadas siguientes.

Vasco Bendini (Bolonia 1922 - Roma 2015) es el protagonista de una trayectoria artística que a menudo le ve como precursor. Se trata de un itinerario que disimula su coherencia yendo de vez en cuando a indagar en la presencia de imágenes que se revelan a través de una incansable y pionera renovación de técnicas y lenguajes. Entre 1941 y 1942, Vasco Bendini asiste a la Academia de Bellas Artes de Bolonia, donde sus profesores son Giorgio Morandi y Virgilio Guidi. Es a partir de su lección que el artista da sus primeros pasos hacia una pintura Metafísica, pero el elemento figurativo se romperá en sentido abstracto ya en 1948, bajo la corrosividad de un gesto impetuoso que pronto se verá acompañado por una materialidad capaz de investigar, en la multiplicidad de sus formas, el poder revelador de la luz. La progresión hacia una desintegración de la imagen sigue las sugerencias sugeridas por las teorías de la física cuántica moderna, según las cuales nuestra percepción de la realidad en forma de materia no es más que un trazo ilusorio de compuestos móviles, formados por ondas y partículas.

La progresiva desintegración formal que se aprecia en las obras de Bendini da testimonio de esta reflexión: a partir de 1950, los colores se vuelven líquidos, la pintura se expande nebulosamente, guiando al espectador hacia la presencia de rostros y cuerpos cada vez más desmaterializados y flotantes hasta que, entre 1958 y 1959, desemboca en ese temperamento del arte informal italiano del que Bendini es uno de los maestros. Desaparece la posibilidad de una lectura directa de la imagen, pero es inherente al lenguaje visual del artista la presencia constante de una figuración flagrante, pero aún por desvelar. Las obras presentadas en la exposición abarcan un periodo que va de 1958 a 1970: algunas de ellas son significativas de su fase Informal, otras introducen el discurso objetual de principios de los años sesenta, cuando la incansable investigación del autor comenzó a mostrar cierta sensibilidad en la determinación temprana de aquellos lenguajes definidos posteriormente como Arte Povera, de los que Bendini resultó ser el precursor.

Como recuerda Barilli, los materiales “pobres” agregados a los lienzos de Bendini en esta fase, puestos en equilibrio con los de origen pictórico tradicional, el gusto de Funk por la basura, que había marcado el final de los años sesenta, se mantiene y quizás se potencia en la década de los setenta con “objetos encontrados” en la línea de cartones de huevos y tiras de tela retorcida y arrugada, casi como si fuera la capa de pasta pictórica la que se retorciera y deshiciera. Impulsado por la urgencia de una búsqueda de identidad, “espíritu y materia”, “pensamiento y sentidos”, por utilizar las descripciones de Maurizio Calvesi, el arte de Bendini conocerá los vocabularios y las técnicas más variadas. Acompañado por la pluma de ilustres críticos como Argan, Barilli, Arcangeli y Calvesi, el artista obtuvo una sala personal en la 32ª. Bienal de Venecia, a la que siguió otra en la 36. Bienal de Venecia (1972).

Finalmente, su primera exposición antológica tuvo lugar en 1968, inaugurando una intensa actividad que se prolongaría hasta 2015, año del final de una larga carrera dedicada a una investigación siempre encaminada a sondear en profundidad la inafferible entidad de su propia esencia. Presentando obras creadas entre 1958 y 1970, la exposición en el ACP Palazzo Franchetti pretende ofrecer la oportunidad de acercarse a la evolución artística de uno de los grandes precursores del arte de vanguardia.

Para más información, visite la página web del ACP Palazzo Franchetti.

Imagen: Vasco Bendini, Sin título (1969; pintura en polvo y óleo sobre lienzo, 110 x 110 cm). Con permiso de Galleria d’Arte Maggiore g.a.m., Bolonia/Milán/París

Una exposición en Venecia sobre Vasco Bendini, abstraccionista de vanguardia
Una exposición en Venecia sobre Vasco Bendini, abstraccionista de vanguardia


Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.