Adiós a Flavio Bucci, inolvidable intérprete de Antonio Ligabue en la pequeña pantalla


El actor Flavio Bucci, inolvidable intérprete de Antonio Ligabue y de numerosas películas de éxito, fallece a los 72 años.

El actor Flavio Bucci nos ha dejado hoy, en Fiumicino. Tenía 72 años, y la noticia fue difundida en Facebook por el alcalde de la ciudad de la costa del Lacio, Esterino Montino: “un gran actor de carácter, uno de los que han hecho grande el cine italiano”, escribió Montino, expresando sus condolencias y las de la administración municipal (Bucci vivía desde hacía años en la aldea de Passoscuro) a familiares y amigos.

Bucci nació en Turín en 1947 y se formó en la Scuola del Teatro Stabile di Torino: debutó en el cine con la obra maestra de Elio Petri La classe operaia va in paradiso(1971), película que ganó el Gran Premio del Festival de Cannes en 1972. Bucci interpretó un papel marginal, pero su talento pronto le llevaría a papeles protagonistas: ya en 1973, de nuevo con Elio Petri, el actor turinés interpretó al empleado de banca anticapitalista “Total” en la película La proprietà non è più un furto (La propiedad ya no es un robo), que fue incautada en Italia por obscenidad y ofensa al pudor. Siguieron otras películas, como L ’ultimo treno della notte (El último tren de la noche) (1975), de Aldo Lado, que le vio de nuevo como protagonista, y luego La orca (1975), de Eriprando Visconti, L’Agnese va a morire (Agnes va a morir ) (1976), de Giuliano Montaldo, Suspiria (1977), de Dario Argento, hasta su gran consagración con la serie de televisión Ligabue>, de Salvatore Nocita (1977), donde Bucci interpretó al pintor Antonio Ligabue en uno de sus papeles más famosos.

Y luego las películas con otros grandes directores de los años setenta y ochenta, como Pasquale Festa Campanile, con quien rodó Gegè Bellavita (1978), Marco Tullio Giordano, con quien trabajó en Maledetti vi amerò (1980), Gabriele Salvatores con Sogno di una notte d’estate (1983) y las películas de Mario Monicelli, empezando por Il marchese del Grillo (1981), donde se distinguió por su interpretación del bandido Don Bastiano, y continuando con Le due vite di Mattia Pascal. En los años 90, trabajó con Alessandro Benvenuti(I miei più cari amici, 1998), con Massimo Ceccherini(Lucignolo, 1999), y de la misma época recordamos su aparición en la película Teste rasate (1993). Su última gran prueba fue Il divo de Paolo Sorrentino en 2008, la película sobre Andreotti donde interpretó el papel del ex subsecretario de la presidencia del consejo Franco Evangelisti, pero siguió trabajando hasta hace poco: su última película es La cornice de Nour Aya en 2018. También ha participado en numerosas series y series de televisión, como la miniserie sobre Don Luigi Sturzo en 1981 (dirigida por Giovanni Fago), o La piovra en 1984, I promessi sposi en 1989, y La dottoressa Giò en 1997-1998. Bucci también tuvo una breve pero significativa carrera como actor de doblaje: quizá pocos recuerden que fue la voz de John Travolta en el doblaje original de éxitos de culto como Grease o Fiebre del sábado noche.

En los últimos tiempos, una entrevista suya al Corriere della Sera en 2018, en la que había declarado que se había gastado todos sus ahorros en “mujeres, vodka y cocaína”, había dado mucho que hablar. Una entrevista que hoy suena casi como una declaración para poner punto final a su vida: “Olvídate de hablar de moral, que no tengo”, le había dicho al periodista que le entrevistó. “¿Y entonces qué es bueno para ti? ¿Trabajar de la mañana a la noche para enriquecer a alguien? No he sido un buen padre, lo sé. Pero la vida es una suma de errores, de alegrías y placeres, no me arrepiento de nada, he amado, he reído, he vivido, ¿le parece poco?”.

Adiós a Flavio Bucci, inolvidable intérprete de Antonio Ligabue en la pequeña pantalla
Adiós a Flavio Bucci, inolvidable intérprete de Antonio Ligabue en la pequeña pantalla


Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.