Los guías turísticos, duros con los museos abiertos entre semana y en zona amarilla: "una tomadura de pelo


La AGTA - Associazione Guide Turistiche Abilitate (Asociación de Guías Turísticos Cualificados) ha adoptado una postura muy firme ante el decreto que reabre los museos sólo en la zona amarilla y únicamente los días laborables: según la asociación, se trata de una broma diabólica.

AGTA - Associazione Guide Turistiche Abilitate (Asociación de Guías Turísticos Cualificados ) adopta unapostura muy firme sobre la reapertura de los museos en zona amarilla y sólo los días laborables, hablando muy abiertamente de “burla” y de una normativa probablemente diseñada con el objetivo de transmitir la idea de que abrir museos es demasiado caro, facilitando así su cierre en el futuro. Así se afirma en una nota firmada por la presidenta de AGTA , Isabella Ruggiero.

“No hemos intervenido en los últimos meses en el tema del cierre indefinido de espacios culturales, a pesar de que era una medida que no aprobábamos y que resultó ser extremadamente dolorosa y perjudicial para todos los que ejercemos nuestra profesión en dichos lugares”, afirma Ruggiero. “Nos habíamos abstenido, conscientes de los gravísimos problemas a los que se enfrenta el país y respetuosos con las categorías que trabajan en primera línea para salvar vidas. Apreciamos el hecho de que el Ministro Franceschini apoyara la reapertura de los museos, pero lo que finalmente ha propuesto el Gobierno nos parece sinceramente una ”burla".

¿Por qué esta postura? “El DPCM”, dice Ruggiero, “prohíbe de hecho la apertura los sábados y domingos, que son los únicos días en que hay más posibilidad de visitas. Durante los días laborables, los museos eran frecuentados por turistas, escolares y jubilados: los turistas no están, las excursiones escolares están prohibidas y las personas mayores procuran no salir para evitar contagios. Como los viajes entre regiones están prohibidos, el turismo interno también está bloqueado; por tanto, sólo los residentes y, como mucho, los habitantes de los municipios circundantes pueden visitar los museos. Lástima que los residentes sean los que normalmente trabajan de lunes a viernes y no tienen tiempo para visitar monumentos. ¿Qué sentido tiene prohibir la apertura los fines de semana? ¿Hay miedo a las aglomeraciones de turistas como antaño? Los museos y monumentos son lugares con entrada donde es muy fácil establecer cupos: cada dirección decide si deja entrar sólo a 1 o a 10 personas por sala. El verano pasado, de hecho, resultaron ser los lugares más seguros de Italia, gracias a las estrictas normas impuestas por los gestores, que hicieron de los museos lugares casi desiertos, mientras la gente acudía en masa a los autobuses, a los lugares de ocio nocturno o a las playas, o incluso a los centros comerciales. Así que si la razón del cierre del fin de semana fuera el miedo a las multitudes, sería un miedo completamente ilógico e infundado”.

“Sabemos”, prosigue Ruggiero, “que el elemento más crítico de nuestras ciudades es el transporte; así que ¿quizá al legislador le preocupa que los trabajadores de los museos y los posibles visitantes abarroten los autobuses para ir a los museos? No tiene sentido, porque el transporte está lleno y en crisis los días laborables y mucho más vacío los sábados y domingos”.

Pero aún hay más, según AGTA: "La otra cosa que nos llama la atención es que los museos sólo podrán reabrir en blanco y amarillo, aunque el Gobierno ha dicho claramente que en las próximas semanas es muy probable que casi todas las regiones tengan un código de colores. A partir de mañana, sólo cinco regiones y una provincia autónoma estarán en la franja amarilla y sólo en ellas podrán reabrir los directores que lo deseen. De hecho, los principales yacimientos de Campania (Pompeya, Herculano, Caserta) ya han publicado el anuncio de reapertura y nos alegramos de ello. ¿Nadie se pregunta cómo se gestionará esta legislación, sabiendo que de un día para otro una región puede cambiar a naranja? Deseamos que Campania se vuelva pronto incluso blanca, pero si se volviera naranja, estos sitios volverían a cerrar en cualquier momento. Así que abren de lunes a sábado, pero con la condición de que el Ministro de Sanidad no cambie toda la región a otro color. ¿Cuántos sitios y museos reabrirán en estas condiciones absurdas? Casi ninguno.

Entonces, ¿por qué esta decisión? “Como creemos que todo esto es demasiado descabellado para ser un error de concepción”, concluye Ruggiero, “desgraciadamente hemos llegado a la conclusión de que esta normativa sólo puede explicarse por el deseo de hacer inútil su apertura y dejarlos cerrados. Para que luego la gente diga que los museos están vacíos y que, de todos modos, es demasiado caro abrirlos y cerrarlos todo el tiempo”. La nueva normativa parece ser la respuesta diabólica a quienes han protestado contra el cierre en los últimos meses. La mayoría de la gente sólo ha oído el anuncio de la reapertura y registra esta noticia como positiva, pero los que trabajan en el sector se han dado cuenta de que, en realidad, casi nada volverá a abrir. Y sobre todo que en los próximos meses las aperturas/cierres se vincularán automáticamente a la situación sanitaria, quitando la responsabilidad de la decisión al MIBACT. Aplaudo a los que idearon esta solución, que hace rebotar una cuestión del sector ’patrimonio cultural-turismo’ al sanitario. Y eso contenta y ’cabrea’ a todos".

Los guías turísticos, duros con los museos abiertos entre semana y en zona amarilla:
Los guías turísticos, duros con los museos abiertos entre semana y en zona amarilla: "una tomadura de pelo


Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.