Milán, el Museo Diocesano celebra su 20º aniversario con numerosas iniciativas


De Tiziano a Orticanoodles, son varias las iniciativas con las que el Museo Diocesano de Milán celebra su vigésimo cumpleaños, que tendrá lugar el 5 de noviembre: he aquí lo que el instituto tiene preparado.

El Museo Diocesano de Milán "Carlo Maria Martini " celebrará su vigésimo cumpleaños el viernes 5 de noviembre de 2021, y para conmemorar sus primeros veinte años la institución ofrece al público una importante serie de iniciativas. La historia del Museo Diocesano de Milán comenzó el 5 de noviembre de 2001, cuando el cardenal Carlo Maria Martini lo inauguró, completando un proyecto al que contribuyeron decisivamente algunos de los más grandes arzobispos milaneses del siglo XX. De hecho, los orígenes del museo se remontan a una intuición inicial del Beato Ildefonso Schuster en 1931, retomada posteriormente por el Cardenal Montini en 1960, quien indicó los claustros de Sant’Eustorgio, uno de los lugares fundamentales de la historia del cristianismo ambrosiano, como sede del nuevo museo. Correspondió finalmente al cardenal Martini, en los años ochenta, emprender la difícil tarea de reconstruir los claustros, confiados al estudio Belgiojoso, gravemente dañados por los bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial.

El primer acontecimiento es la llegada de la Anunciación pintada por Tiziano Vecellio hacia 1558, obra de la plena madurez del maestro veneciano, caracterizada por una vibrante búsqueda luminista, procedente del Museo e Real Bosco di Capodimonte de Nápoles, en depósito de la iglesia de San Domenico Maggiore de Nápoles, patrimonio del Fondo Edifici di Culto administrado por el Ministerio del Interior. Permanecerá expuesta del 6 de noviembre de 2021 al 6 de febrero de 2022. El gran lienzo (280 x 193 cm) es la Obra Maestra de Milán 2021, una iniciativa que ya va por su 13ª edición y que acompañará a los visitantes durante todo el periodo navideño.

LaAnunciación procede de la iglesia napolitana de San Domenico Maggiore, la única del mundo que conserva pinturas de Rafael, Tiziano y Caravaggio juntas. Fue pintada por Tiziano para la familia Pinelli, banqueros y comerciantes de origen genovés que se habían trasladado a Nápoles, para su capilla en el crucero de la iglesia, dedicada a la Virgen Anunciada en 1575 por Cosimo Pinelli. Firmada “Tiziano f” en el reclinatorio, la obra constituye una de las piedras angulares de la madurez del artista y representa un raro episodio de la pintura veneciana en el Nápoles del siglo XVI. Ejecutado a finales de la década de 1950, el lienzo revela los más altos logros del Tiziano maduro, evidentes en los extraordinarios efectos luministas, en particular en los relucientes ropajes del ángel, de damasco rosa y plata, entretejidos con hilos de oro, en la representación de los destellos que impregnan la materia pictórica y en la libertad de la composición. El espacio está dominado por una única presencia arquitectónica, la imponente columna situada detrás de la Virgen, mientras que al fondo, a la izquierda, se abre la vista de un paisaje otoñal, con tonos marrones y rojizos que destacan sobre el azul del cielo. Las figuras del primer plano presentan un juego cromático en tonos rojos y dorados: la Virgen se recoge humildemente con los brazos cruzados sobre el pecho, mientras el ángel le tiende la mano con un gesto dinámico y un rayo de luz desciende del cielo rodeado de un remolino de ángeles.

En cuanto alarte contemporáneo (el Museo Diocesano se ha mostrado abierto a las diferentes expresiones artísticas que componen el universo creativo contemporáneo, con el objetivo de crear un diálogo con artistas significativos de prestigio internacional), el instituto encargará a Orticanoodles, una realidad compuesta por autores protagonistas de la escena del arte urbano desde principios de la década de 2000, la realización de un gran mural en la pared exterior del museo, a lo largo del lateral que da al Parco delle Basiliche y al Corso di Porta Ticinese. El proyecto, titulado ICONOS. Un mural participativo en el museo, realizado con el apoyo de la Fondazione di Comunità Milano onlus, nace del deseo de celebrar el museo en el año de su vigésimo aniversario como lugar destinado a acoger y valorizar la historia de la diócesis ambrosiana. El rostro de Carlo Maria Martini, fundador del museo milanés, que da nombre al museo desde 2017, está flanqueado por retratos de San Ambrosio y San Carlos Borromeo, figuras destacadas del cristianismo ambrosiano. Estos “iconos” se intercalan, yuxtaponen e integran con algunas de las obras maestras de la colección permanente del museo, representando así en el exterior lo que hay en el interior. La obra se convierte así en un relato en imágenes, que relaciona directamente la colección del museo, su historia y sus ciudadanos, ilustrando el estrecho vínculo entre los protagonistas del cristianismo ambrosiano, los resultados de la historia del arte en los territorios diocesanos y, por último, pero no por ello menos importante, la génesis, el crecimiento y el futuro del propio museo. La obra se realiza de forma “participativa” a través de un curso de “alternanza scuola lavoro” (PCTO), cuyo objetivo es transmitir a los alumnos de una clase IV del liceo de arte “Sacro Cuore” de Milán la complejidad y el desafío de una producción pictórica mural. Los mismos alumnos participan en la realización de actividades educativas, talleres y campus para niños y jóvenes orientados al arte urbano, organizados con motivo del mural por los Servicios Educativos del Museo.

Además, del 24 de noviembre de 2021 al 6 de febrero de 2022, el museo presentará una nueva e importante adquisición, una de las obras maestras del arte sacro milanés del siglo XVIII: el Belén Londonio, compuesto por unos 60 personajes, pintados sobre papel o cartón perfilado, que constituían al menos tres “belenes de papel” distintos. La mayoría de ellos fueron pintados por Francesco Londonio (1723-1783), uno de los artistas lombardos más importantes del siglo XVIII, especializado en belenes, escenas campestres y representaciones de animales. La obra, adquirida en 2018 por el Museo Diocesano de Milán, gracias a una donación de Anna Maria Bagatti Valsecchi, procede de la colección Cavazzi della Somaglia, en la Villa Gernetto de Lesmo, y es uno de los pocos belenes lombardos del siglo XVIII de este tipo. Originalmente, el belén estaba destinado a instalarse durante el periodo navideño en una sala de la Villa del Gernetto en Lesmo, Brianza, adquirida en 1772 por el conde Giacomo Mellerio (1711-1782), donde Londonio solía pasar largos periodos de vacaciones. En el siglo XIX, cuando se puso de manifiesto la importancia y rareza del conjunto, los herederos de Mellerio hicieron montar las figuras en marcos ovalados o rectangulares que se utilizaron como decoración permanente de los salones de la residencia de Brianza. El belén de Gernetto, conocido por la crítica, se menciona en la historiografía y en todas las publicaciones dedicadas a Francesco Londonio y al belén en Lombardía.

Por último, con motivo del 20º aniversario, en el ala de la planta baja, habitualmente dedicada a exposiciones fotográficas, se expondrá una selección de obras de arte contemporáneo habitualmente conservadas en los almacenes, de autores como William Congdon, Guido Pajetta, Remo Bianco, Beppe De Valle, Claudio Olivieri y Valentino Vago.

“Estamos encantados de celebrar nuestros primeros veinte años”, afirma Nadia Righi, directora del Museo Diocesano, “con nuevas iniciativas que tienen una fuerte identidad y son indicativas del camino recorrido por el museo desde su fundación. Por un lado, el arte contemporáneo, en este caso declinado en un proyecto de arte callejero, con el que se teje un diálogo entre el museo y el barrio, en un proyecto de arte participativo en el que intervienen escolares. A continuación, la exposición de la Anunciación de Tiziano, en el marco de la iniciativa ”Una obra maestra para Milán“, un acontecimiento siempre muy esperado por nuestro público. Y luego la presentación de una importante adquisición, el belén Londonio. Ocasiones como éstas pretenden ser una reflexión sobre la Esperanza que necesitamos para volver a empezar”.

Milán, el Museo Diocesano celebra su 20º aniversario con numerosas iniciativas
Milán, el Museo Diocesano celebra su 20º aniversario con numerosas iniciativas


Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.