La exposición individual de Christian Balzano en el Palazzo Medici Riccardi reflexiona sobre el planeta y las identidades


El Palazzo Medici Riccardi acoge del 19 de enero al 12 de marzo de 2023 la exposición personal "Christian Balzano. Fuori dal Mondo" con obras recientes e inéditas para plantear cuestiones sobre el estado del planeta y reflexionar sobre la identidad histórica y cultural de un lugar y una comunidad.

Del 19 de enero al 12 de marzo de 2023 el Palazzo Medici Riccardi de Florencia acoge la exposición Christian Balzano. Fuori dal Mondo, comisariada por Marco Tonelli y promovida por Città Metropolitana di Firenze con el patrocinio de Regione Toscana, organizada por MUS.E y Casa d’Arte San Lorenzo.

“Es en esta tierra donde los hombres ejercen el poder y codician las riquezas, sumiendo a la humanidad en el caos y desencadenando guerras fratricidas”: así se lee en el mapa grabado hacia 1580 por el cartógrafo Epichtonius Cosmopolites, que representa la capucha de un bufón con el mundo en lugar de su rostro.

Inspirándose en esta imagen que habla de la vanitas y de la locura de los hombres, Christian Balzano concibió el proyecto expositivo con el que pretende plantear interrogantes sobre la condición del planeta y, sobre todo, reflexionar sobre esta cuestión: "¿Puede laidentidad histórica y cultural de un lugar, de una comunidad, verse completamente trastocada y modificada por la coexistencia de otras personas, con identidades diferentes?".

La exposición del Palazzo Medici Riccardi gira en torno a esta pregunta, y se desarrolla en secciones temáticas vinculadas entre sí: el pluralismo de la religión, la naturaleza contaminada y contaminante, los continentes, los países y las banderas. Temas en torno a los cuales giran las obras expuestas, todas ellas unidas por el uso de la tela, un material que simboliza con sus tejidos la propia piel y carne de las naciones en toda su complejidad geopolítica.

“Los movimientos históricos, de ideas, de pueblos, a pesar de las violentas resistencias determinadas por el deseo de poseer la vida de los demás, determinan a pesar de sí mismos remolinos de los que la humanidad emerge, se reconoce como tal y avanza, yendo más allá de los que el Evangelio llama dirigentes de las naciones que ejercen el poder sobre ellas”, afirmó Letizia Perini, concejala de la Ciudad Metropolitana de Florencia delegada de Cultura. “Christian Balzano, utilizando eficazmente diferentes herramientas para la expresión de su arte y recurriendo a la herencia de grandes tradiciones religiosas, parece jugar con lo que realmente significa estar dentro o fuera del mundo. Está fuera de los que quieren dominarlo y no servir a sus habitantes. Al final está fuera del mundo quien se siente y se cree dueño pero que, aun a costa de grandes sufrimientos causados a los demás, no vencerá”.

“Los grandes temas de nuestro vivir están aquí: nuestro estar-en-el-mundo de la memoria heidegeriana, nuestro habitar el espacio y el tiempo diseñándonos continuamente y cuidándonos a nosotros mismos, a los demás y al mundo”, explica Valentina Zucchi, conservadora del museo del Palazzo Medici Riccardi. “Sólo así, situándonos como tejido conectivo ideal de un planeta que nos empeñamos en gobernar en lugar de escuchar, podremos ofrecer nuestra contribución a una historia que nos supera a nosotros mismos y a toda la humanidad, en la que podemos expresar auténticamente nuestra dimensión, dejando abiertas nuestras preguntas, acogiendo la alteridad de los individuos, las especies, las épocas y reconociéndonos como parte osmótica de un todo que está dentro y fuera de nosotros”. Las obras expuestas sugieren caminos, miradas, interpretaciones; el artista habita poéticamente el mundo y nos sugiere, con la fascinación del lenguaje artístico, nuevas formas de vivir en él".

“La Casa de Arte San Lorenzo colabora estrechamente con Christian Balzano desde hace muchos años, alentando y apoyando su arte”, afirma Roberto Milani, de la Casa de Arte San Lorenzo. “Inaugurar una exposición personal en las salas del museo del Palacio de los Médici Riccardi de Florencia es más que nunca un honor y un motivo de orgullo y jactancia por todo el trabajo realizado hasta ahora”.

“Icónicas pero también dentadas, creadas con procesos químicos y naturales al mismo tiempo (técnicas documentadas con un vídeo en la exposición), pero también diseñadas según cuidadosas reconstrucciones cartográficas, las obras expuestas reafirman, según el pensamiento de Christian Balzano, que aunque el presente que vivimos no da ninguna seguridad ni ha decretado ningún fin a la historia, no son el fin del pasado. no ha decretado ningún fin a la historia, incluso con todas sus incertidumbres y atrocidades, es la única fuerza activa a la que podemos aferrarnos para evitar el naufragio y no perder la esperanza en el futuro de un mundo nuevo, sin más fronteras y, por tanto, todo por descubrir”, explica el comisario Marco Tonelli. “En esto, quizás la práctica del arte y la figura del propio artista, de todo artista probablemente (al que podríamos definir metafóricamente como un loco, un bufón, un embaucador, un excéntrico cartógrafo de las rutas del presente o un soñador de un mundo nuevo) se adaptan perfectamente al timón de esta difícil y a menudo vacua navegación”.

“Los enormes contrastes ideológicos y los rápidos cambios que se están produciendo (geopolíticos, religiosos, culturales y, en consecuencia, sociales) ponen de relieve la necesidad de reflexión y cambio. Hoy en día, la naturaleza ha puesto de relieve esta necesidad urgente”, afirmó el artista Christian Balzano. “En este proyecto, el protagonista será el tejido que, como un individuo, una identidad muy concreta, adoptará nuevas formas y nuevos significados a través del choque o el encuentro con nuevos elementos, sustancias que, como un virus, lo alteran, lo modifican y lo llevan al extremo. El espacio y el tiempo utilizados para cada obra condicionarán el resultado final, haciéndolas diferentes unas de otras. Pero la diversidad, entendida como riqueza, sólo puede generar nuevas fuerzas de libre pensamiento”.

Obras estrechamente vinculadas entre sí, como los cuatro grandes sellos de mármol con los símbolos de las religiones más extendidas en el mundo (judía, cristiana, musulmana, hindú) a los que se añade el sello “personal” del artista (que tiene como efigie un toro); telas en las que aparecen mapas de países en guerra, transformados por el agua del mar, o banderas de países cuyas fronteras están separadas por muros o líneas infranqueables: todos ellos elementos que conforman un atlas crítico del globo, que Balzano aborda como un gran “tejido” social y político polifacético.

La multiformidad de técnicas empleadas por el artista documenta la pluralidad de culturas e identidades, pero también la necesidad de su coexistencia. Unainstalación ambiental titulada Io siamo tessuto (Somos tejido), consistente en una niña de bronce de tamaño natural que tira de una gran esfera que representa el mundo, hecha de diferentes tejidos, pretende también recordarnos que todos vivimos en el mismo planeta.

La exposición desarrolla temas frecuentes en el arte de Balzano, que investiga y reinterpreta las grandes cuestiones de la globalización, laintegración social o el cambio climático, y en esta ocasión presenta obras recientes, así como trabajos inéditos.

El catálogo será publicado por Skira durante la exposición, con textos de Marco Tonelli, Sara Taglialagamba y Valentina Zucchi.

Imagen: Esquema de la exposición Christian Balzano. Fuera del mundo. Foto de Lena Shaposhnikova, detalle

La exposición individual de Christian Balzano en el Palazzo Medici Riccardi reflexiona sobre el planeta y las identidades
La exposición individual de Christian Balzano en el Palazzo Medici Riccardi reflexiona sobre el planeta y las identidades


Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.