Poggiali acoge en Milán la primera exposición individual italiana de Thomas Kovachevich


Del 15 de febrero al 27 de marzo de 2019, la Galleria Poggiali acoge la primera exposición individual italiana de Thomas Kovachevich en Milán.

Del 15 de febrero al 27 de marzo de 2019, la Galleria Poggiali presenta en su sede de Milán la exposición Portrait of a Room, la primera muestra individual del artista estadounidense Thomas Kovachevich(Detroit, 1942) en Italia, comisariada por Chiara Bertola.

Portrait of a Room reúne un corpus de obras concebidas por el artista específicamente para la Galería, vinculadas al material que ha caracterizado y atravesado toda su carrera: el papel y su enorme posibilidad de vida y transformación. Una instalación única que se relaciona con el espacio cúbico de la sala de proyectos y con la amplia y luminosa ventana que se abre al Foro Buonaparte, creando una profundidad espacial inesperada. En el espacio iluminado naturalmente, Kovachevich tomó los materiales más simples (cinta de embalar blanca y cinta de grosgrain) y creó tres obras separadas que parecen a la vez escultóricas y pictóricas. Cada cuadro mural consiste en largas tiras de cinta de grosgrain unidas por arriba y por abajo a un trozo de cinta más grueso. Colgadas una tras otra, las tiras crean un cuadrado de vivos colores que se transforma con el movimiento en el espacio y la humedad del aire. La tira de papel se mueve y se enrosca alrededor de la cinta, respirando, viviendo, transformándose a lo largo del día a medida que cambia el nivel de humedad de la habitación. Los tres grandes cuadros de las paredes de la galería no son sólo un registro de los cambios en el entorno, sino que también representan una forma peculiar de percibir la habitación, haciendo visible lo invisible. Cuando las cintas de papel pegadas al grosgrain se abren y se cierran, toda la pared vibra y se mueve como a través del viento y el aire, igual que la luz vibra en los campos de aire lisos de un lienzo impresionista.

“Para abordar la obra de Thomas hecha sólo de papel”, señala Chiara Bertola en su texto del catálogo, “tuve que volver a estudiar cuestiones que había dado por sentadas sobre el ver y el mirar. Sentí la necesidad de volver a los estudios de Rudolf Arnheim sobre la percepción y ayudarme de la antigua sabiduría de Sócrates para recordarme a mí misma que no vemos porque tenemos ojos, sino que tenemos ojos ’para ver’”.

Para transformar el espacio de la sala de la galería en un paisaje helado, Thomas Kovachevich sólo necesitó tres cubos de papel ondulado, una columna hecha con tubos de papel transparente y un grupo de siluetas recortadas en papel translúcido que aún deja pasar la luz. La sensación es la de estar ante un paisaje de icebergs, estalactitas y géiseres, donde las formas semitransparentes adquieren volumen y dimensión al contener la luz en su interior.

Gran parte de la obra de Kovachevich tiene una cualidad íntima que juega entre el control y el accidente e inviste a la geometría de contenido emocional. Para el artista estadounidense, las formas son exploraciones racionales de la geometría y el contenido emocional inherente a su obra tiene un componente irracional. “Creo que una de las razones por las que me atrajo el minimalismo”, dice Kovachevich, “fue su intento de definir la pureza. Sin embargo, en mi obra siempre he intentado dotar a la geometría de un contenido emocional”.

Thomas Kovachevich forma parte de esa generación de artistas estadounidenses que, a finales de los 60 y principios de los 70, exploró la idea de desmaterializar el arte para hacer accesible al público el proceso creativo. Se acerca a la investigación del Process Art y utiliza materiales naturales e industriales comparándolos para realzar la expresividad primaria de sus propiedades físicas. Los artistas más afines a él son Richard Tuttle por su uso de los materiales, James Lee Byers que hace de lo invisible su arte y Tom Shannon que juega con la maravilla de la ciencia.

Harald Szeemann y Jean-Christophe Ammann, que le invitaron a la Documenta 5 de 1972, le incluyeron en un grupo de artistas y hablaron por primera vez de “mitologías individuales”. En la actualidad, sus obras forman parte de importantes colecciones internacionales, como el Bern Kunst Museum de Berna, el Hammer Museum de Los Ángeles, el Museum of Contemporary Art de Chicago, el Museum of Jurassic Technology de Los Ángeles y el Museum Marseille/Cantinni de Marsella. Para la ocasión se publicará un catálogo con un texto crítico de Chiara Bertola.

Para más información, llame al +39 02 72095815 o visite el sitio web oficial de la Galería Poggioli.
Para saber más sobre Thomas Kovachevich puede visitar su web oficial haciendo clic aquí.

Poggiali acoge en Milán la primera exposición individual italiana de Thomas Kovachevich
Poggiali acoge en Milán la primera exposición individual italiana de Thomas Kovachevich


Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.