Florencia, Marina Abramović atacada por un artista: 'Lo hice por mi arte'


Florencia, Marina Abramović agredida por un artista en el Palazzo Strozzi, que se defendió: 'Lo hice por mi arte'.

El ataque sufrido hoy por Marina Abramović (Belgrado, 1944) en el Palazzo Strozzi de Florencia podría haber tenido resultados mucho peores: la artista, en la capital toscana con motivo de su exposición retrospectiva The Cleaner, inaugurada el viernes, fue agredida en el patio del Palazzo Strozzi por un hombre que la golpeó en la cabeza con un lienzo. El hombre era un artista de 51 años, que llevaba consigo un retrato de Abramović, y se le ocurrió rompérselo en la cabeza. Ella salió ilesa de la agresión: inmediatamente después del ataque se dirigió al bar del Palazzo Strozzi acompañada por el personal, mientras que el agresor, inmediatamente inmovilizado por los presentes, fue detenido por la policía. Se trataba de Vaclav Pisvejc, no ajeno a actos similares: en enero, por ejemplo, había desfigurado la escultura Big Clay de Urs Fischer expuesta en la Piazza della Signoria.

Abramović decidió no presentar cargos, pero luego quiso reunirse con Pisvejc, que se defendió diciendo: “Tuve que hacerlo por mi arte”. Abramović declaró entonces que es la primera vez que le ocurre algo así y, sobre todo, que no es arte utilizar la violencia sobre los demás. “En mi trabajo -subrayó Abramović- escenifico diferentes situaciones y pongo mi vida en peligro. Pero es mi decisión y yo pongo las condiciones”.

Marina Abramović también relató el episodio con detalle: “Entre la multitud había un hombre de unos cuarenta años que llevaba un cuadro de mi cara de forma distorsionada. Se acercó a mí mirándome directamente a los ojos y le sonreí, pensando que era un regalo para mí. En una fracción de segundo vi que su expresión cambiaba y se volvía violenta, viniendo hacia mí muy deprisa y con gran fuerza. Ya sabes, los peligros siempre llegan muy deprisa, como la propia muerte. Y hay que estar muy alerta para aceptar el desafío. No lo vi de inmediato. De repente, el cuadro me golpeó violentamente en la cabeza, atrapándome dentro del marco. Todo sucedió muy deprisa. Entonces los guardias le aislaron y detuvieron, y el director Arturo me llevó al fondo del bar del patio del Palazzo Strozzi para tranquilizarme. Yo estaba en estado de shock, pero lo primero que pregunté fue: ”Quiero hablar con él, quiero saber por qué lo ha hecho. ¿Por qué este odio contra mí?".

Además, dijo el artista, “todo el mundo estaba muy sorprendido de que quisiera hablar con esta persona. Pero yo soy así. Nunca huyo de los problemas. Me enfrento a ellos. Así que me lo trajeron y le pregunté: ’¿Por qué has hecho eso? ¿Cuál es la razón? Yo no le había hecho nada. Nunca le había visto. Me dijo: ”Tuve que hacerlo por mi arte“. Esa fue su respuesta. Me resulta difícil entender y procesar la violencia. Es la primera vez que me pasa algo así. Y todavía no puedo entenderlo. La violencia contra los demás no hace arte. Yo también fui una joven artista que no era famosa, pero nunca hice daño a nadie. En mi trabajo escenifico diferentes situaciones y pongo mi vida en peligro. Pero esa es mi decisión y yo pongo las condiciones. Después de todo lo que pasó volví al hotel. Me duché, me cambié de camisa y volví a salir. En el pasado me habría enfadado por algo así, pero hoy siento compasión. Lo más difícil es perdonar, pero hay que ser capaz de hacerlo como dice el Dalai Lama”.

La artista serbia recibió la solidaridad del director del Palazzo Strozzi, Arturo Galansino, que fue de los primeros en tranquilizarla (estaba presente en el momento del ataque), y del alcalde de Florencia, Dario Nardella. Un vídeo del ataque está disponible en YouTube y varios otros sitios.

En la imagen, el momento en que Vaclav Pisvejc es bloqueado por los presentes.

Florencia, Marina Abramović atacada por un artista: 'Lo hice por mi arte'
Florencia, Marina Abramović atacada por un artista: 'Lo hice por mi arte'


Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.