Nápoles, un tesoro de arte abandonado hallado en el sótano del Maschio Angioino


En Nápoles, no menos de 400 obras antiguas, que van del siglo XV al XX, fueron descubiertas por casualidad en el sótano del Maschio Angioino: podrían haber sido abandonadas allí tras el terremoto de 1980.

En Nápoles, en los sótanos del Maschio Angioino (Castel Nuovo), se ha encontrado un precioso tesoro de obras de arte (incluso “innumerables” según el ayuntamiento, unas 400 según la prensa local), de diversas épocas, del siglo XV al XX: También hay una gran Virgen del Rosario con santos dominicos de Luca Giordano (mide 4 metros por 2,64), y luego obras de artistas como Francesco De Mura, Paolo De Matteis, Giuseppe Bonito, Onofrio Avellino, Jacopo Cestaro y otros importantes pintores y escultores de la zona. El descubrimiento se produjo de forma totalmente fortuita: las obras “reaparecieron” el pasado 1 de diciembre, cuando empleados del Ayuntamiento de Nápoles acudieron a las salas que albergaban las obras para comprobar, tras una fuerte ola de mal tiempo que había azotado la ciudad en las horas previas, si se habían producido inundaciones en los locales. Los técnicos descubrieron las obras, abandonadas a su suerte, algunas de ellas deterioradas por la humedad del local: presumiblemente llevaban allí décadas.

La noticia se difundió porque el Ayuntamiento de Nápoles se reunió el 23 de abril para tratar precisamente este caso. El Ayuntamiento de Nápoles“, reza la resolución del Consejo, ”posee un considerable patrimonio de bienes muebles de valor artístico, que se remonta desde la antigüedad grecorromana (Colección Santangelo del Museo Arqueológico Nacional de Nápoles) hasta nuestros días, constituido mediante compras, donaciones y a raíz de la Ley Regional núm. 65 de 11 de noviembre de 1980, por la que los edificios eclesiásticos de la ciudad pertenecientes a las denominadas “entidades suprimidas”, es decir, los IPAB, los Institutos de Asistencia y Obras de Caridad (como la Real Casa dell’Annunziata, el Albergo dei Poveri, el Instituto de Educación y Enseñanza Femenina de Sant’Eligio, etc.), junto con sus considerables fondos de obras de arte (pinturas, esculturas, platería, mobiliario, etc.), pasaron a la jurisdicción legal de la administración municipal".

La hipótesis es que se trata efectivamente de obras de los IPAB que fueron albergadas en el Maschio Angioino tras el terremoto de Irpinia de 1980, que también dañó varios edificios de Nápoles. Entre ellos se encontraban los edificios de los Istituti per l’Assistenza e la Beneficenza, que albergaban numerosas obras de arte: así que, para salvarlas, fueron reubicadas en diferentes lugares (algunas fueron al Palacio Real, otras a Capodimonte y a varios otros depósitos temporales). Algunas acabaron en el Maschio Angioino, por lo que ahora se piensa que las obras recién encontradas son precisamente las trasladadas tras el terremoto de Irpinia. Las obras fueron examinadas durante una inspección con el alcalde, Luigi de Magistris, y el superintendente de Nápoles, Luigi La Rocca.

Dado el estado en que se encuentran estas obras, según la resolución, “es urgente realizar obras de mantenimiento y restauración de los bienes artísticos, especialmente de las pinturas, bienes más expuestos al deterioro, para garantizar su conservación y posterior utilización museística, enriqueciendo las colecciones del Museo Cívico de Castel Nuovo, ampliando su oferta cultural y permitiendo a los ciudadanos, visitantes y estudiosos descubrir un patrimonio artístico descuidado y negado durante demasiadas décadas”. El Ayuntamiento habría propuesto ya un proyecto en tres fases: el aseguramiento hasta el acristalamiento de las obras con la redacción de fichas de conservación (50.000 euros), la restauración conservadora de la Madonna del Rosario de Luca Giordano y de otra obra de grandes dimensiones que se seleccionará entre las de mayor valor y la musealización de las mismas obras (50.000 euros), la restauración de otras pinturas valiosas y valiosas como las de De Mura, De Matteis, Cestaro Bonito, Giacinto Diano, Agostino Beltrano (150.000 euros). Se trata, pues, de garantizar que el público pueda contemplar de nuevo las obras.

Margherita Del Sesto, diputada por Campania del MoVimento 5 Stelle en la Comisión de Cultura, también ha intervenido en el asunto y tiene intención de llevar el caso al Parlamento. Es extraño“, afirma, ”que la noticia se haya difundido hace sólo unas horas, tras la publicación de una resolución del consejo municipal que contiene información sumaria sobre el descubrimiento. En breve presentaré una pregunta al ministro Franceschini para que aclare el asunto. Si después del terremoto de 1980, cuando supuestamente se sustrajeron esas obras de arte de muchos edificios del antiguo IPAB (Istituti Pubblici di Assistenza e Beneficenza), no se elaboró ningún inventario, existe el riesgo de que se haya producido un robo o una dispersión. Es importante y urgente esclarecer las posibles responsabilidades y actuar con prontitud: este patrimonio de gran valor debe ser inmediatamente asegurado, salvaguardado y restaurado, con vistas a la deseada exposición pública".

En la foto: el Maschio Angioino. Foto Phil Tizzani

Nápoles, un tesoro de arte abandonado hallado en el sótano del Maschio Angioino
Nápoles, un tesoro de arte abandonado hallado en el sótano del Maschio Angioino


Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.