Pistoia, muchos ciudadanos salen a la calle por el arte: protesta contra el traslado de las obras de Marini a Florencia


Pistoia, ciudadanos en la plaza por el arte: protesta contra el traslado de las obras de Marino Marini a Florencia.

Tercera manifestación hoy en Pistoia para protestar contra el traslado de algunas obras de Marino Marini (Pistoia, 1901 - Viareggio, 1980) de su ciudad natal a Florencia, donde se encuentra el Museo Marino Marini, en los locales de la antigua iglesia de San Pancracio. Pero volvamos sobre los pasos del intrincado asunto, que comenzó en marzo, cuando el consejo de administración de la Fundación Marino Marini debatió la propuesta de trasladar las obras del escultor de Pistoiese al museo florentino. De hecho, en la Toscana hay dos museos dedicados a Marino Marini: el de Florencia alberga las obras que el artista donó a la ciudad de Florencia, mientras que el museo de Pistoia, situado en el Palacio del Tau, alberga el patrimonio artístico que Marino Marini había decidido legar a la ciudad y que consta de gipsoteca, videoteca, fototeca, biblioteca y un rico corpus de pinturas, esculturas y dibujos. La Fundación se creó en 1983 a instancias de la esposa de Marino Marini, Mercedes Pedrazzini, quien, junto con las instituciones locales de Pistoia, encontró en el antiguo convento de Tau el lugar para albergar el patrimonio.

La idea de la Fundación es valorizar la figura de Marini con dos complejos distintos dedicados a diferentes aspectos de su figura y garantizar al patrimonio “la mejor coherencia para una más amplia utilizabilidad” (así lo declaró en diciembre Paolo Pedrazzini, Presidente de la Fundación). Sin embargo, el levantamiento contra la decisión de trasladar las obras de arte a Florencia fue casi unánime y bipartidista, e incluso el Ayuntamiento de Pistoia tomó medidas para impedir el traslado: “el Ayuntamiento”, declaró el mes pasado el alcalde de Pistoia , Alessandro Tomasi (Fratelli d’Italia), “ha tomado desde el principio todas las medidas oportunas y necesarias contra la idea del traslado propuesta por la Fundación Marini San Pancrazio y la Fundación Marino Marini”. Según Tomasi, “se trata de una batalla de todos: a la ciudad de Pistoia le interesa que las obras de Marini permanezcan aquí y, por este motivo, hemos emprendido todas las acciones posibles desde el pasado mes de marzo. No hablamos de Marino Marini, sino de la ciudad de Marino Marini. No hablamos sólo de las obras del Maestro, sino de un patrimonio que identifica y caracteriza a Pistoia”.

En contra de la Fundación, sin embargo, se han pronunciado también la Región de Toscana y la Superintendencia, que el 3 de diciembre del año pasado impusieron una restricción a las obras de Marino Marini y al lugar donde se exponen. “Las instituciones pistoienesas y la viuda de Marini, Mercedes Pedrazzini”, reza el acta de la Superintendencia, “actuaron conjuntamente para crear, en 1983, el actual Museo Marino Marini mediante la cesión en uso del antiguo Convento del Tau, especialmente adquirido y restaurado por el Ayuntamiento de Pistoia”. Los últimos acontecimientos provocaron, a finales de diciembre, la convocatoria de una reunión urgente del consejo de administración para debatir la colocación de la coacción: la Fundación decidió recurrir al Tar (Tribunal Administrativo Regional) y decidió suspender todas sus actividades antes del pronunciamiento del tribunal administrativo.

De ahí surgió la idea de una nueva protesta, que se organizó para esta mañana y contó con una alta participación de ciudadanos de Pistoia decididos a mantener las obras del escultor en la ciudad. Entre los asistentes a la manifestación se encontraba también la senadora del Pd de Pistoiese Caterina Bini, que se declaró cercana a sus conciudadanos que salieron a la calle para “luchar por mantener las obras de Marino en su ciudad, donde deben permanecer”. Bini, además, reiteró esta mañana que el ministro de Patrimonio Cultural, Dario Franceschini, apoya los motivos de la protesta.

Por tanto, se está a la espera de la decisión del TAR: si se rechaza el recurso de la Fundación, la única opción será un nuevo recurso ante el Consejo de Estado. Pero si incluso en este caso la Fundación no viera aceptadas sus razones, las obras de Marino Marini deberán permanecer necesariamente en Pistoia.

En la imagen, la manifestación ante la sede de la Fundación Marino Marini en Pistoia esta mañana.

Pistoia, muchos ciudadanos salen a la calle por el arte: protesta contra el traslado de las obras de Marini a Florencia
Pistoia, muchos ciudadanos salen a la calle por el arte: protesta contra el traslado de las obras de Marini a Florencia


Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.