Seis meses después de las elecciones, el MIUR nombra por fin a Luciano Massari director de la Academia de Carrara


Han tardado seis meses, pero por fin ha llegado la ratificación del MIUR: Luciano Massari es oficialmente director de la Academia de Bellas Artes de Carrara.

La presión de las últimas semanas ha dado por fin el resultado esperado: laAcademia de Bellas Artes de Carrara tiene por fin director, tras seis meses de espera. Se trata de Luciano Massari, escultor, que asume así su segundo mandato. La situación en el histórico instituto de Carrara, fundado en 1769 por la duquesa Maria Teresa Cybo Malaspina, se había vuelto insostenible, como también hemos informado en estas páginas: Massari, reelegido en junio por el claustro de profesores, trabajó en régimen de prorogatio hasta diciembre, porque la ratificación del Ministerio de la Universidad nunca llegó.

El dicasterio decidió entonces resolver la situación y hoy, 25 de mayo de 2020, once meses después de la elección y seis meses después del fin de la prórroga del mandato, llegó el decreto de nombramiento de Luciano Massari. Se trata de un nombramiento condicional, dados los asuntos judiciales en los que está envuelto el director (de hecho, un político local le ha denunciado por conflicto de intereses y hay una investigación en curso), pero que permitirá a Massari trabajar en la plenitud de sus funciones.

Massari ya ha tranquilizado a los estudiantes, los profesores y el personal (que han dedicado mucho y loablemente en las últimas semanas a presionar al ministerio para que resolver la situación de un instituto que lleva meses sin dirección y, en consecuencia, sin órganos de gobierno y asesoramiento, alternando peticiones, ruegos y solicitudes formales) que está “dispuesto a la inmediata y plena reasunción de sus funciones, a fin de sacar a la institución del periodo de excepcional dificultad en que se encuentra” (en una nota). Massari hizo saber que trabajará de inmediato “para la rápida y correcta organización y comunicación de las sesiones de exámenes y disertaciones, para la aplicación del protocolo anticoncusiones ya elaborado por el jefe de seguridad a fin de restablecer ciertas actividades presenciales, y para preparar las condiciones que permitan el restablecimiento gradual de los órganos institucionales”.

También será tarea de Massari sacar a la Academia de la emergencia de Covid-19, y ya ha hecho saber que abordará el problema “de forma que pueda resolverse sin perjuicios económicos ni educativos para los implicados”, a sabiendas de que “la vuelta a la normalidad no será inmediata, pero se harán todos los esfuerzos para que sea lo más suave posible”.

Por último, el director agradeció al presidente de la Academia, Antonio Passa, y a la directora administrativa, Maria Ferraro, “sus extraordinarios esfuerzos para garantizar las actividades de la Academia durante este largo y difícil periodo”, así como a los directores de los centros y al personal docente y no docente “sus esfuerzos para garantizar, a pesar de la excepcionalidad de la situación, la protección del derecho al estudio de nuestros alumnos”.

En la foto: Luciano Massari

Seis meses después de las elecciones, el MIUR nombra por fin a Luciano Massari director de la Academia de Carrara
Seis meses después de las elecciones, el MIUR nombra por fin a Luciano Massari director de la Academia de Carrara


Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.