Vacío: la fotografía cruda y underground de Jacopo Benassi


Se celebra en Prato la primera exposición individual en un museo de Jacopo Benassi (La Spezia, 1970), uno de los nombres más apreciados de la fotografía contemporánea. La comisaria de la exposición, Elena Magini, traza un perfil del artista a través de las obras expuestas.

El vacío recuerda el sentimiento específico de Benassi con respecto a una investigación a posteriori de su producción. Un “vaciado” que pretende ser una vía de autoexposición pública: el fotógrafo se entrega por completo al espectador, entregando el conjunto de instantáneas que dan vida a una investigación de una década sobre los temas de la identidad, la noche y el trabajo. Un acto de apertura hacia el exterior que constituye un punto cero en la carrera del artista y, a la inversa, un posible renacimiento.

Vacío es también el título de la instalación que da la bienvenida al espectador a la entrada de las salas del museo. Benassi ha reconstruido su estudio dentro de la exposición, vaciando por completo su espacio habitual de trabajo. La instalación, compuesta por herramientas, imágenes, carteles, objetos y moldes de esculturas clásicas, sellos de fanzines, su estudio y sus herramientas, reconstruye el paisaje creativo que acompaña a Benassi en la gestación de su obra, ofrecida aquí generosamente al espectador.

Jacopo Benassi lleva fotografiando desde finales de los años 80, en el seno de la cultura underground de La Spezia: su primera fotografía, de hecho, fue tomada en un centro social con un grupo punk. A lo largo de los años, el fotógrafo ha desarrollado un estilo muy personal, en el que la profundidad de campo se anula y la luz del flash se convierte en una especie de firma, un límite estilístico que Benassi se impone para llegar a una fotografía cruda y potente, desprovista de mediación. Para el fotógrafo, el flash no es un medio de añadir luz a una luz existente, sino una forma de borrar totalmente la luz real. La fotografía se convierte así en un acto forzado, un acontecimiento creado por el artista en el que la toma perfecta no existe.

Los temas fotografiados por Benassi son de lo más dispares, una variada humanidad que se mueve desde el underground internacional y la cultura musical a partir de la experiencia del club B-Tomic, a los retratos de modelos, actrices, artistas, estilistas publicados en algunas de las revistas italianas más importantes, hasta la investigación del cuerpo, posible hilo rojo de una producción pantagruélica, que va desde la documentación autobiográfica de encuentros sexuales, a la intensa mirada sobre estatuas antiguas.

La exposición se abre con dos fotografías que muestran una procesión en Catania y un momento de “pogo” en un club punk de última generación. Las recurrencias formales dentro de las dos fotografías permiten el reflejo entre la idea de religión y rock, entre un ritual religioso y otro secular. A Benassi le fascinan los símbolos y la iconografía religiosos: cruces, exvotos, imágenes marianas, vuelven constantemente en gran parte de su producción. Otras imágenes vinculadas a la dimensión musical retratan el entorno del Btomic Club, regentado por Benassi junto a unos amigos en La Spezia de 2011 a 2015: el público de los conciertos, los instrumentos musicales, los personajes que animaban el club. El Btomic tiene una importancia fundamental para el artista, un lugar de experiencias y encuentros, capaz de dar lugar a un imaginario fotográfico extremadamente específico.

Junto a las fotos relacionadas con el local de La Spezia, hay una serie de retratos de músicos y cantantes: se trata de fotografías inmediatas, con el flash colocado delante del sujeto, que dan lugar a un retrato visualmente impactante. La selección presenta a algunos de los músicos que representan para el artista la esencia misma de la música, de Sonic Youth a Blondie, pasando por Lydia Lunch, estrella del rock underground neoyorquino, retratada en pleno Btomic. Fue la música, tocada y escuchada, lo que acercó a Benassi a la fotografía e injertó de algún modo la idea de ritmo y sucesión en la imagen.

Jacopo Benassi, Pogo (2018)
Jacopo Benassi, Pogo (2018)


Jacopo Benassi, Debbie Harry (2009-2010)
Jacopo Benassi, Debbie Harry (2009-2010)

Un lugar especial en la obra de Benassi lo ocupa el autorretrato, que a menudo acompaña su periplo performativo. Fotografiarse se convierte para el artista en una forma de autoconocimiento, como él mismo declara: “Me gusta mirarme en las fotografías, sé fotografiarme”. La experimentación con la performance, tanto del propio Benassi como de otros, está constantemente ligada a la música y siempre mediatizada por la imagen fotográfica, injertando una mezcla de fotografía, sonido y movimiento del cuerpo en el espacio.

También relacionada con el autorretrato está la obra Selfportait 1970/2019, quizás el único proyecto terminado de Benassi. Vinculadas a la homosexualidad del fotógrafo, las zapatillas representan el descubrimiento y la aceptación de la propia identidad. Recogidas, fotografiadas y finalmente colocadas dentro de la gran instalación, las zapatillas son un elemento de su propia biografía utilizado como una especie de sinécdoque, dando forma a un autorretrato construido a lo largo del tiempo. Aunque en el contexto de una obra heterogénea, el cuerpo parece ser la constante de facto en la producción de Benassi, investigado tanto en su vínculo con la estatuaria clásica como en su transposición homoerótica.

Una serie de temas heterogéneos confluyen, por ejemplo, en el proyecto ¡Crack!, una reflexión del artista sobre el cuerpo (el propio y el ajeno), sobre la idea de ruptura y decadencia que el cuerpo conlleva. Las imágenes remiten a acontecimientos autobiográficos del artista (una caída y posterior convalecencia) y reúnen sugerencias variadas que conectan naturaleza, batallas callejeras, accidentes de coche, estatuas antiguas, a través de la idea de fragilidad, relación y cuidado.

Jacopo Benassi, Brutal Casual (2020)
Jacopo Benassi, Brutal Casual (2020)

La experiencia homoerótica de Benassi, por otra parte, se resume admirablemente en Fags, un proyecto para un libro fotográfico en curso, donde el fotógrafo reúne instantáneas que relatan su vida privada desde principios de los años 2000. La serie está vinculada a los encuentros sexuales del artista; son imágenes explícitas pero al mismo tiempo extremadamente íntimas, que retratan relaciones reales, lugares de tocamientos, detalles del cuerpo de los amantes captados como formas abstractas. La homosexualidad del artista es un rasgo fundamental de su biografía, su salida del armario coincide también con la formalización de un estilo fotográfico preciso: ambos acontecimientos constituyen una especie de epifanía y liberación en la trayectoria de Benassi, que en relación con el proyecto Fags declara que “entra a la fuerza en mi vida”.

También se presentan en la exposición obras inéditas, que reflejan el interés de Benassi por la edición y la producción de libros. Precisamente de un proyecto editorial publicado recientemente nace la serie El Cinturón, un proyecto fotográfico dedicado a Prato, ciudad de arte y reconocido centro de la industria textil. Tejidos, maquinaria, retratos de artesanos y sus manos trabajadoras, personas captadas en momentos de pausa o en el acto de comer una comida: las imágenes de Benassi mezclan elementos prosaicos con imágenes sagradas para relatar la carnalidad y materialidad de la humanidad laboriosa que caracteriza a Prato, los iconos de su historia y la tradición artística que transpira en los lugares de la ciudad.

- EL CINTURÓN

Jacopo Benassi, The Belt (2020)
Jacopo Benassi, El cintur ón (2020)


Jacopo Benassi, The Belt (2020)
Jacopo Benassi, El Cinturón (2020)


Jacopo Benassi, The Belt (2020)
Jacopo Benassi, El Cinturón (2020)


Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.