Un poema humano. La Divina Comedia según Aligi Sassu


Realizada entre 1981 y 1986, la ilustración de Aligi Sassu de la Comedia de Dante es una de las más interesantes del siglo XX: emerge la naturaleza humana del mundo de Dante. Se expone en el Museo Civico de Bagnacavallo hasta el 9 de enero de 2022.

Entre 1981 y 1986, Aligi Sassu (Milán 1912 - Pollença 2000) realizó ciento trece paneles acrílicos (una selección de los cuales se expone en el Museo Civico delle Cappuccine de Bagnacavallo, hasta el 9 de enero de 2022), dedicados a la Divina Comedia de Dante, divididos del siguiente modo cuarenta y tres sobreel Infierno, treinta y cinco sobre el Purgatorio y treinta y cinco sobre el Paraíso, teniendo en cuenta que varios cantos fueron fuente de inspiración para varias representaciones. Sin embargo, las obras sobre la Commedia que Sassu realizó a lo largo de seis años pueden considerarse una transposición, es decir, una reescritura del texto literario en otro lenguaje artístico, rico en ecos y referencias pero con cierta licencia artística, en función de la subjetividad del pintor. Entre otras cosas, porque ante la obra maestra de Dante siente una especie de paralelismo con su propia experiencia expresiva, así como un impulso hacia una reflexión sobre su propia pintura. Los cuerpos de los condenados, pecadores y bienaventurados se convierten en puro color y todo se expresa plenamente a través de la forma y el uso de la luz, mediante una particular representación de las masas que destacan por contraste.

Este complejo y elaborado proyecto se debe a la propuesta hecha al artista de ilustrar la Divina Comedia con motivo de una prestigiosa edición de gran formato, que, sin embargo, nunca llegó a realizarse. Tras pasar seis años “de elaboración febril, de reflexiones, de lecturas, de pensamientos fijos”, entre bocetos a lápiz, lápices acuarelables y acuarelas para estudiar y realizar las láminas que han llegado hasta nosotros, Sassu escribió en 1987, en su texto La mia “Divina Commedia” (Mi Divina Comedia): "La Divina Comedia ha sido para mí una llama encendida, una lectura, una participación vivida que he cultivado durante muchas temporadas, algo que se ha convertido durante años en el espejo de mi alma y de mi obra .

Aligi Sassu, La selva oscura (Canto I Inferno)
Aligi Sassu, La selva oscura (Canto I Inferno)
Aligi Sassu, Gerione (Canto XVII del Infierno)
Aligi Sassu, Gerione (Canto XVII Inferno)
Aligi Sassu, Dante encuentra las almas (Canto II Purgatorio)
Aligi Sassu, Dante encuentra las almas (Canto II Purgatorio)

No era la primera vez que se dedicaba alas ilustraciones de Dante: ya en 1960, la Cuadrienal de Roma había invitado a artistas a interpretar uno o varios pasajes de las tres Cantiche de la Commedia. El resultado fue una exposición itinerante, titulada Homenaje a Dante por artistas italianos de hoy, en la que participaron cincuenta y dos artistas italianos contemporáneos y se realizaron ciento cincuenta y dos obras sobre papel. En aquella ocasión, Aligi Sassu había presentado tres dibujos, dos centrados enel Infierno, concretamente en el canto IX, Il messo celeste, y en el canto XIV, Capaneo, y uno centrado en el Purgatorio, concretamente en el canto X, La giustizia di Traiano. La exposición recorrió Europa durante cinco años y las obras expuestas formaron el corpus ilustrativo de la edición de la Commedia publicada por Aldo Martello en 1965 en quinientos ejemplares. Ese mismo año, en que se celebraba el séptimo centenario del nacimiento de Dante, el Ministerio de Educación adquirió estas obras y las depositó temporalmente en el Museo Nacional de Rávena. Sassu también participó en otra iniciativa sobre Dante en 1965: Rávena involucró a veinte artistas a los que se había pedido que crearan bocetos para mosaicos de celebración; la exposición se instaló en las antiguas Scuderie del Complesso di San Vitale, y Sassu aportó un panel dedicado al último canto delInfierno que representaba a Lucifer (en la actualidad, el cartón preparatorio se conserva en el MAR-Museo d’Arte della città di Ravenna, mientras que el mosaico correspondiente fue realizado por Giuseppe Salietti).

Incluso antes de la exposición itinerante y de la iniciativa de Rávena, en los años cuarenta el artista había dedicado también algunos versos de uno de sus poemas, L’atroce soavità dell’Inferno (La atroz suavidad del Infierno), a la figura de Minos, el “guardián encadenado” y “feroz servidor de la vida”. Desde el punto de vista pictórico, la inspiración de las escenas de La Divina Comedia se debe a su pasión por la pintura francesa del siglo XIX: La barca de Dante , de Eugène Delacroix , y Paolo y Francesca , de Jean-Auguste-Dominique Ingres, fueron fuentes de inspiración. Sin embargo, hay algo más profundo en él sobre Dante: es un acercamiento interior, ahondando en sus propios sufrimientos y luchas por la libertad. También él aprendió lo que significaba estar encarcelado: era el 6 de abril de 1937 cuando la policía de la OVRA hizo una redada en su estudio y encontró el manuscrito de un manifiesto insurreccionalista. Él y otros compañeros fueron acusados de conspiración y detenidos; fue condenado a diez años de prisión, cumpliendo dieciocho meses en las cárceles de San Vittore, Regina Coeli y Fossano. Fue el rey quien le concedió el indulto gracias a Filippo Tommaso Marinetti, que intercedió ante Mussolini.

"No fue como cuando ilustré el Lazarillo de Tormes o las Stanze de Poliziano, el Evangelio de San Marcos o elApocalipsis“, había declarado. ”Era algo totalmente distinto. Un texto que me ofrecía una lectura, una conquista, una lucha continua por la luz de la pintura, de la forma, del descubrimiento del misterio de las palabras de Dante vinculadas a ejemplos universales de la condición humana“. Una condición humana universal que se refiere a la historia contemporánea a él. ”No quería traducir a Dante en imágenes [...] Se trataba más bien de una invención continua de imágenes... escuchando humildemente las palabras de Dante, para poder comprender su incomparable potencia cromática“, explicó. ”Intenté dar contenido a mis ideales de lucha, contra la loca bestialidad que siempre ha estado latente en el hombre". En este sentido hay que ver los cuadros de Sassu: una meditación continua sobre el viaje existencial de cada individuo, que aquí se expresa a través de una fuerte tensión cromática.

Aligi Sassu, Stazio (Canto XXI Purgatorio)
Aligi Sassu, Stazio (Canto XXI Purgatorio)
Aligi Sassu, I Lussuriosi (Canto XXV Purgatorio)
Aligi Sassu, I Lussuriosi (Canto XXV Purgatorio)
Aligi Sassu, Arcangelo Gabriele (Canto XIV Paradiso)
Aligi Sassu, Arcangelo Gabriele (Canto XIV Paradiso)

En la base de los cuadros dedicados a Dante está un profundo conocimiento del texto: no se deja seducir por las descripciones de los castigos infernales, como habían hecho otros artistas; su planteamiento es representar la Divina Comedia como un poema humano, entre almas con emociones y sentimientos. Al igual que para Dante el viaje al más allá es motivo de reflexión, también para Sassu la representación de la Commedia, en el umbral de sus setenta años, le lleva a reflexionar sobre su propia existencia, a volver sobre su vida artística, “el espejo de mi alma de mi trabajo durante años”.

Al igual que el primer canto deInferno sirve de proemio a toda la Commedia, el panel dedicado a este canto también puede considerarse una introducción a todo el ciclo. El bosque oscuro de Sassu indica que estamos a punto de entrar en un mundo de colores brillantes, que aluden a la musicalidad de los tresillos. El color azul del bosque de Sassu es una metáfora de la muerte espiritual: de hecho, el artista asocia todos los colores fríos con todo lo negativo de la vida. En cambio, el rojo es el color dominante en su pintura; rojo como el manto de Dante. El fondo, con el que los personajes parecen fundirse, también adquiere significado: recuerda una idea de identificación entre las figuras y el fondo, entre el alma con sus inclinaciones pecaminosas o virtuosas y el lugar asignado: “un criterio de adjudicación expiatorio...”. Fuego, por tanto, temperamento cálido que surge del alma, que se extiende sobre el destino de los individuos, para conducirlos espontáneamente a la asignación correcta’.

“Los cuerpos se interpenetran, se funden como larvas infernales o paradisíacas o purgativas en una amalgama creada por el entrelazamiento y la fusión de las almas que nacen y mueren en el cuerpo del color”, escribió en Mi "Divina Comedia“. ”El color fermenta, con la luz que rompe y deshilacha las formas, el rojo se compenetra con el verde, el azul con el amarillo y el carmín: es fuego, se crea un tejido, un entretejido de los diversos colores en un magma sulfuroso que se intensifica uno con otro. Se crea una cocción a fuego lento de colores similares y contrastados, dando la sensación de un fermento vital". Un claro ejemplo de ello es I lussuriosi, Canto XXV Purgatorio( Los lujuriosos, Canto XXV Purgatorio), donde los personajes dentro de un único fondo que pasa del rojo violáceo al anaranjado ocupan casi todo el cuadro, extendiéndose y avanzando como un magma incandescente. Con el mismo principio, pero más definidas, están en cambio las almas que Dante encuentra en el Canto II del Purgatorio: toda la composición está ocupada por personajes y fondo azulados, mientras que Dante destaca a la izquierda con su manto rojo.

Sassu dedica a menudo más de un panel a un tema mitológico, lo que revela una cierta atención al mito: es el caso de Gerión , a quien el artista representa en los cantos XVII y XVIII delInfierno, en forma de figura aislada. No sólo magmas de figuras, sino también figuras aisladas, como el bello Arcángel Gabriel en el canto XIV del Paraíso.

Dante estuvo muy presente en la actividad artística de Aligi Sassu; por eso Bagnacavallo ha querido rendir homenaje al diálogo ideal entre el artista y el Poeta Supremo en un único proyecto expositivo, en el aniversario del séptimo centenario de la muerte de Alighieri.


Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.