Una obra de Khaled Asaad: los materiales de construcción de Palmira


Proponemos la traducción de un pasaje de un artículo científico de Khaled Asaad, en el que habla de los materiales con los que se construyó la ciudad de Palmira.

Cuando, el pasado 21 de agosto, propusimos nuestro artículo para rendir homenaje a la memoria de Jaled Asaad, el arqueólogo que fue director de las excavaciones de Palmira y que fue bárbaramente asesinado por Isis en agosto, lo dejamos prometiendo que publicaríamos un pasaje de uno de sus artículos. Ha tardado un poco más de lo que nos habíamos propuesto, pero hoy por fin podemos presentarles el fragmento. La búsqueda no fue fácil: entre la vasta producción científica de Jaled Asaad, teníamos que encontrar un artículo que no fuera excesivamente técnico y que, además, pudiera ser fácilmente comprendido por un público amplio. La elección recayó pues en este pasaje, que habla de los materiales con los que se construyó Palmira (y con los que se hicieron sus esculturas), y que está tomado del artículo “Trabajos de restauración en Palmira”, aparecido en 1995 en la revista ARAM, publicada por la Sociedad Aram de Estudios Siro-Mesopotámicos. El artículo original puede obtenerse en el sitio web de la editorial, Peeters Publishers. Aprovechamos la ocasión para decir que, dado que no hemos podido ponernos en contacto con el editor para obtener su autorización para la traducción, estamos a su entera disposición para cumplir cualquier compromiso. Feliz lectura.

Jaled Asaad
Jaled Asaad

Los palmyrianos utilizaban principalmente piedra caliza para los edificios de sus ciudades. Esta piedra abunda localmente y puede extraerse en las cercanías. Las antiguas canteras se encuentran al norte de Palmira: allí se pueden encontrar columnas inacabadas y otros bloques; la piedra se cortaba en formas toscas antes de ser transportada a lugares donde acababa formando parte de arquitecturas o esculturas. Sin embargo, también se utilizaron algunas bases de columnas y sarcófagos sin llegar a terminarse.

Estas canteras proporcionaban caliza dura, la principal variedad de piedra utilizada en Palmira. Es blanca o amarillenta, con matices rojos o marrones. [...]

Una caliza amarilla clara, menos duradera pero más fácil de trabajar, también era muy común, sobre todo en la Antigüedad. Se utilizaba sobre todo en forma de bloques de piedra tallada, especialmente para los interiores de las torres funerarias y para revestir las paredes de las tumbas subterráneas. [...]

La caliza blanca clara, conocida localmente como kuthan, es calcárea y muy fácil de trabajar. Como absorbe mucha humedad y lluvia, se utilizaba principalmente para los cimientos. [...]

Por último, la caliza arenosa, extraída en las laderas del Valle de las Tumbas, es muy dura y resistente a la intemperie y la erosión, pero no se presta al pulido para la decoración escultórica.

Algunas torres funerarias están construidas enteramente con esta piedra, y la mayoría tienen cimientos hechos de ella. [...]

De vez en cuando, también se encuentran fragmentos de columnas y estatuas de mármol. Normalmente se cree que fueron importados, pero recientemente se descubrió una posible cantera de mármol a unos 20 km al sur de Palmira. Sin embargo, las pocas estatuas de mármol que se conservan son de fino mármol blanco griego: se trata de la Atenea del templo de Allat, un torso de Afrodita y un torso imperial del periodo severo. [...] El granito importado se conoce en dos variedades [...]. Otros materiales de construcción son el ladrillo sin cocer. Aunque no se encuentra muy a menudo en las excavaciones, es evidente que la mayoría de los muros de las casas se construían con ladrillos secados al sol y fijados a una base de piedra que aún se conserva. [...]

Se utilizaron abrazaderas de bronce para unir bloques de piedra de edificios importantes, como los templos, el Ágora o las columnas de la Gran Columnata.[...] Las estructuras menos elaboradas, como las torres funerarias, muestran un abundante uso de yeso, a base de yeso, entre las piedras. [...] A menudo se utilizaba una mezcla de cal y ceniza para los suelos de las casas, sobre todo en épocas posteriores, cuando estos suelos podían pintarse de rojo.

El decumamus maximus de Palmira
El decumamus maximus de Palmira. Crédito


Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.