Franceschini también intervino sobre De Pasquale: "Gestor adecuado y disipó todas las dudas".


El ministro de Cultura, Dario Franceschini, escribe al presidente de la Asociación de Familiares de las Víctimas de la Masacre de Bolonia sobre el controvertido nombramiento de Andrea De Pasquale como director del Archivo Central del Estado: "es un gestor idóneo y ha disipado todas las dudas".

Tras el muy controvertido nombramiento del bibliotecario Andrea De Pasquale, director de la Biblioteca Nacional de Roma, como director del Archivo Central del Estado (se debate sobre sus competencias, pero sobre todo sobre su precedente en la adquisición del fondo Rauti por parte de la Biblioteca Nacional), el ministro de Cultura, Dario Franceschini, intervino también para explicar los motivos del nombramiento a laAsociación de Familiares de las Víctimas de la Masacre de la Estación de Bolonia. Franceschini respondió a la carta que le envió Paolo Bolognesi, presidente de la Asociación (que también había enviado el mismo texto al primer ministro Mario Draghi), quien criticó duramente el nombramiento de De Pasquale precisamente por el precedente del fondo Rauti. Según Bolognesi, tal nombramiento, se lee en la misiva, dejaría claro que “en los hechos no hay voluntad de arrojar luz sobre el trasfondo de la masacre y de las masacres en general, sobre la connivencia de los aparatos, sobre quiénes fueron los gladiadores, sobre sus ”hazañas“ y menos aún sobre las diversas implicaciones político-terroristas de la famosa logia P2”.

“Estimado Presidente, he leído con gran atención y respeto las cartas y declaraciones públicas suyas y de los representantes de las asociaciones de las víctimas de las masacres sobre el nombramiento del Director del Archivo Central del Estado”, comenzó Franceschini. “He comprendido bien la preocupación, porque desde hace años sigo y apoyo su arduo camino en busca de la verdad. Siento, por tanto, el deber de explicar las razones de la elección, de la que asumo toda la responsabilidad”.

“Entre los directivos del Ministerio que se presentaron al procedimiento de interpelación”, argumentó el ministro de Cultura, aclarando también las cualificaciones de De Pasquale, “consideré que el Dr. De Pasquale era el más idóneo”. De Pasquale era el más adecuado porque, además de poseer las cualificaciones necesarias como archivero, en los últimos años ha dirigido con gran eficacia la Biblioteca Nacional Central de Roma, poniendo en marcha iniciativas culturales de alto nivel como los “Espacios 900” para adquirir y valorizar archivos o bibliotecas de grandes autores como Pierpaolo Pasolini, Elsa Morante y, más recientemente, Italo Calvino, cuyo hermoso espacio dedicado en la biblioteca, con una reconstrucción de su estudio, acaba de inaugurarse".

En cuanto a las controversias sobre laadquisición del fondo Rauti, Franceschini escribe: “Soy muy consciente de que, hace varios meses, surgió una controversia sobre la adquisición por donación, como parte de las actividades ordinarias de las bibliotecas y archivos, del fondo Rauti, que ya había sido encuadernado en 2017 por la superintendencia de archivos. Dado que el deber de las instituciones es recibir todo el material documental útil, ahora y en el futuro, para la reconstrucción de la historia y el trabajo de los estudiosos independientemente (¡por supuesto!) de las trayectorias políticas de los propietarios de esos papeles, en esa ocasión apareció una nota en la página web del ministerio que en el título definía a Rauti como un estadista. La nota, de la que no era autor el Dr. De Pasquale, fue retirada a las pocas horas y éste escribió inmediatamente una carta, para dar explicaciones y pedir disculpas, a las asociaciones de víctimas de las masacres. Por mi parte, hice que mi Jefe de Gabinete enviara una nota con una severa advertencia a las oficinas. Ahora bien, no creo que este episodio, en noviembre de 2020, pueda ser un elemento suficiente para poner en cuestión un nombramiento realizado, como debería haber sido, exclusivamente sobre la base del currículum profesional, con un procedimiento que ya se había completado días atrás con mi firma y la del Ministro de Administraciones Públicas, por delegación del Presidente del Consejo”.

“En cualquier caso”, concluye Franceschini, “quiero garantizar el máximo y continuo compromiso, mío y del Gobierno, para que todos los procedimientos previstos por las directivas Prodi, Renzi y Draghi se lleven a cabo con celeridad y total transparencia. Por eso quiero decirles que no hay motivo de preocupación. Así lo demuestran también las palabras de hace unos días con las que el nuevo director disipaba cualquier duda sobre su total compromiso para garantizar la disponibilidad de los documentos sujetos a desclasificación de acuerdo con las directivas. Son palabras importantes para disipar dudas, pero quizá ni siquiera necesarias, porque los directores deben aplicar siempre y en todo caso las normas, y así será, también gracias a vuestra vigilancia cívica y a las solicitudes que nos dirigís y que os agradezco”.

Franceschini también intervino sobre De Pasquale:
Franceschini también intervino sobre De Pasquale: "Gestor adecuado y disipó todas las dudas".


Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.