El Museo de Orsay adquiere cinco obras del impresionista Caillebotte, donadas por la sobrina de su mayordomo


El museo de Orsay se enriquece con cinco obras de Gustave Caillebotte, donadas por la sobrina de su mayordomo.

Gran golpe de efecto para el Museo de Orsay de París, el gran “templo” de los impresionistas, que, gracias a una donación, adquiere cinco nuevas obras del gran pintor Gustave Caillebotte (París, 1848 - Gennevilliers, 1894), uno de los principales pintores impresionistas (<a href=“/407n_porque-gustave-caillebotte-no-es-tan-famoso-como-los-otros-<a href=”https://www.finestresullarte.info/art-base/impresionistas-que-fueron-principales-artistas-impresionistas“>impresionistas</a>.php” target=“_blank”>en este enlace una mirada en profundidad a su arte ). Estas obras fueron legadas por una mujer que vivía en Levallois-Perret, en el departamento de Hauts-de-Seine (cerca deParís), prácticamente desconocida en el mundo del arte, pero que poseía tres cuadros y dos pasteles de Caillebotte. El legado casi duplica el número de obras de Caillebotte en Orsay (había siete en total en el museo parisino).

Madame Marie-Jeanne Daurelle(este es el nombre de la donante), nacida en 1935, falleció a finales de 2018, y no era en absoluto una coleccionista: las obras de Caillebotte eran, según informa la prensa francesa, las únicas obras de arte que tenía en su casa, y llegaron a sus manos prácticamente por casualidad: dos son retratos de su bisabuelo, Jean Daurelle, que fue mayordomo de Caillebotte durante mucho tiempo. Los dos pasteles, por su parte, representan a Camille, hijo de Jean y abuelo de Madame Daurelle. Estas obras han permanecido siempre en posesión de la familia Daurelle. Marie-Jeanne fue la última heredera: vivía con su hermano Jean-Louis y ambos fallecieron sin descendencia. La voluntad de donar las obras al museo de Orsay estaba claramente expresada en su testamento.

Así que, en enero de este año, el personal del museo acudió al piso para inventariar las obras. “Fue uno de los momentos más emotivos de mi carrera”, declaró al diario Le Parisien la historiadora del arte Sylvie Patry, encargada de la pintura impresionista en el Museo de Orsay. “Todo estaba cerrado, las persianas bajadas, pero aún se podía sentir la presencia de toda la vida de Madame Daurelle. Al abrir las ventanas, entró la luz y descubrí tres cuadros en el salón y dos pasteles en mi habitación, con el televisor al lado, encima del radiador. El contraste entre estas obras y lo cotidiano de una vida muy sencilla, entre los cuadros y los muebles corrientes, fue muy conmovedor”.

“En nuestro museo dedicado al siglo XIX”, explica la directora del museo de Orsay , Laurence des Cars, “sigue habiendo vínculos directos con los artistas. Esto expresa distancia, pero también cercanía. Sigue habiendo un hilo que une. Y es muy conmovedor”. En cualquier caso, los contactos entre el museo y la Sra. Daurelle venían de lejos: ya en los años 90, la donante mantuvo contactos con el personal del museo de Orsay, sobre todo a raíz de la gran retrospectiva que el Grand Palais de París dedicó a Caillebotte en 1994. Se supo que el pintor había donado las obras al mayordomo. Madame Daurelle tampoco quiso vender nunca las obras, a pesar de su gran valor y de su elevadísimo valor económico (también porque Caillebotte no fue un artista muy prolífico). Por supuesto, seguían siendo obras muy conocidas, porque Madame Daurelle las prestaba con ocasión de exposiciones: por ejemplo, una exposición en Londres en 1996 y otra en Lausana en 2005, ocasiones en las que los marchantes se presentaron para proponer una venta, pero Madame nunca cedió. Y, sobre todo, nunca se expuso a sí misma: con gran modestia, nunca quiso formar parte del mundo del arte. Una modestia combinada con un gran sentido del deber cívico, que ha permitido al museo de Orsay enriquecer de forma extraordinaria su colección de obras de Caillebotte.

Además de los cuatro retratos, también llega al museo un Arbre en fle ur (" Árbol en flor"). Los dos pasteles, fechados ambos en 1877, se expusieron en la exposición impresionista de 1880 y, como ya se ha dicho, ambos representan al joven Camille Daurelle. En uno de los dos, el niño está representado en el parque de Yerres, la finca de Caillebotte (que procedía de una familia de ricos terratenientes y nunca necesitó ganarse la vida pintando, ya que trabajaba de oficio en el negocio familiar). Los retratos de Jean Daurelle, en cambio, son de unos diez años más tarde (uno es de hacia 1885, el otro de 1887). Por último, L’Arbre en fleur, obra de 1882, es una de las primeras realizadas en Yerres. A continuación, imágenes de las cinco obras, todas presentadas al público por primera vez ayer, lunes 2 de septiembre de 2019.

Gustave Caillebotte, Retrato de Camille Daurelle en el parque de Yerres (1877; pastel, 73 x 60 cm; París, Museo de Orsay)
Gustave Caillebotte, Retrato de Camille Daurelle en el parque de Yerres (1877; pastel, 73 x 60 cm; París, Museo de Orsay)



Gustave Caillebotte, Retrato de Camille Daurelle (1877; pastel, 40 x 32 cm; París, Museo de Orsay)
Gustave Caillebotte, Retrato de Camille Daurelle (1877; pastel, 40 x 32 cm; París, Museo de Orsay)



Gustave Caillebotte, Retrato de Jean Daurelle (c. 1885; óleo sobre lienzo, 65,4 x 54,4 cm; París, Museo de Orsay)
Gustave Caillebotte, Retrato de Jean Daurelle (hacia 1885; óleo sobre lienzo, 65,4 x 54,4 cm; París, museo de Orsay)



Gustave Caillebotte, Retrato de Jean Daurelle (1887; óleo sobre lienzo, 75,7 x 46,7 cm; París, Museo de Orsay)
Gustave Caillebotte, Retrato de Jean Daurelle (1887; óleo sobre lienzo, 75,7 x 46,7 cm; París, Museo de Orsay)



Gustave Caillebotte, Árbol en flor (1882; óleo sobre lienzo, 80 x 65 cm; París, Museo de Orsay)
Gustave Caillebotte, Árbol en flor (1882; óleo sobre lienzo, 80 x 65 cm; París, Museo de Orsay)

El Museo de Orsay adquiere cinco obras del impresionista Caillebotte, donadas por la sobrina de su mayordomo
El Museo de Orsay adquiere cinco obras del impresionista Caillebotte, donadas por la sobrina de su mayordomo


Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.