Paola D'Agostino (Bargello): "hay que reforzar el personal del MiC y recompensar a los que trabajan en serio


Paola D'Agostino, directora de los Museos del Bargello, promueve con un 9 la reforma Franceschini. Pero según ella es necesario aumentar el personal, no sólo en los museos sino en todo el Ministerio. Y también es necesario recompensar a quienes trabajan con seriedad. Sexta entrega de nuestra investigación sobre la reforma.

La noticia circulaba desde hace unas semanas y, en efecto, el nuevo Decreto del Primer Ministro ha ampliado el podio de los supermuseos autónomos también a los Museos del Bargello, objeto de nuestra nueva entrevista con la directora Paola D’Agostino. Un ascenso al escalón superior compartido con la Galleria dell’Accademia(con la que habíamos comenzado nuestra investigación), a la que están unidos. Si se quiere, un ascenso a medias, pues. Ciertamente promocionada en redondo es, inesperadamente, la Reforma Franceschini: los diecisiete nuevos museos con autonomía especial que se han sumado a los 44 existentes son la confirmación de la bondad del nuevo rumbo impreso al Ministerio a partir de 2014, que viene de la mano de un Gobierno de distinto color político, después de haber estado sometido al fuego amigo de la crítica durante casi dos lustros.

Con el director, ’en olor de promoción’, se intentó marcar mejor la diferencia entre un museo de nivel de dirección general y otro que no lo es. Aunque lo único cierto siga siendo que un director de primer nivel gana el doble que su colega ’no general’ y que, además, el primero goza de una relación directa con el ministro. Es decir, un técnico que recibe órdenes directamente de un político. Así que, de vez en cuando, en lugar del artículo 9 de la Constitución, se nos recuerda otro artículo de la Carta, el 97, con los principios de “buen funcionamiento” e “imparcialidad de la administración”, que sólo pueden observarse garantizando la separación entre la función de orientación política y las tareas de gestión administrativa. D’Agostino, sin embargo, supera los montajes más o menos divisorios con un espíritu de síntesis y remonta el sentido de la reforma lanzada en 2014 a un objetivo unificado: “reforzar nuestro sistema museístico único en todo el país”. La entrevista revela el papel fundamental, casi supletorio, del personal faltante ofrecido por los órganos de cogobierno (Consejo de Administración, Consejo de Cuentas y Comité Científico) en el delicado momento del inicio de la gestión autónoma de los cinco institutos que componen la agrupación: el Museo Nacional del Bargello, instituto líder, el Museo de la Capilla Medicea, el complejo de Orsanmichele, el Museo del Palacio Davanzati y el Museo de la Casa Martelli. La nueva experiencia ha sido una oportunidad para declinar las competencias de gestión, incluso antes de los proyectos de valorización, que incluyen también colaboraciones de alto nivel con los Staatliche Museen de Berlín y el Victoria and Albert Museum de Londres, para proyectos de puesta en seguridad de los edificios monumentales y de reacondicionamiento de las colecciones, con las del Palazzo Davanzati a la cabeza. Y, de nuevo, una excelente sinergia con la Superintendencia, que, surgida en ésta como en anteriores entrevistas, sacude otra de las preocupaciones que habían acompañado a la Reforma en sus inicios, la de una supuesta clara separación entre los respectivos campos de actuación de ambas instituciones. De modo que, para terminar, D’Agostino no puede sino promocionar con un fino 9 su experiencia autonomista que, al menos para los Museos del Bargello, termina el 30 de noviembre.

Paola D'Agostino
Paola D’Agostino

MS. Existen dos grados diferentes de autonomía: museos de gestión general y museos de gestión no general. ¿Cuál es la diferencia? ¿Qué significa que los Museos del Bargello estén sujetos a los poderes de dirección, coordinación y control de la Dirección de Museos?

PD.Los museos de primer nivel (museos de nivel de dirección general) tienen Directores Generales que son nombrados directamente por el Ministro y dependen de él y del Secretario General, aunque también forman parte del Sistema Nacional de Museos, coordinado por la Dirección General de Museos. Los Directores de segundo nivel (Museos de nivel directivo no general), como yo, dependemos del Director General de Museos y tenemos limitaciones que no tienen los Museos de primer nivel. Por ejemplo, nuestra capacidad de gasto, la gestión del presupuesto, los horarios de apertura y las tarifas de venta de entradas, una vez aprobados por el Consejo de Administración, tienen que someterse a la aprobación de la Dirección General de Museos. También existe una retribución económica diferente entre los directores de primer y segundo nivel. La reforma de 2014 incluyó a los Museos del Bargello entre los de segundo escalón, veremos, si en la nueva ordenación del Ministerio anunciada por el Ministro Sangiuliano, también habrá una nueva ordenación para este grupo museístico que tanto ha crecido desde 2015.

El Ministerio sigue participando en diversos grados en el proceso de toma de decisiones. En su opinión, ¿sería oportuno o, por el contrario, perjudicial dar un paso más y conceder plena autonomía a estos institutos “especiales”? La autonomía financiera incluye, de hecho, la gestión de los ingresos que afluyen a su presupuesto, pero no incluye los gastos de personal, cuya asignación corresponde a la administración central. ¿Los institutos que dirige también podrían cubrir sus sueldos?

Creo que los museos autonómicos deberían permanecer dentro de la organización central del Ministerio, que se encarga de la gestión del personal. En cambio, debería reforzarse la plantilla de cada instituto autónomo, dentro de los mayores recursos humanos de todo el Ministerio de Cultura, que necesita profesionalidad y competencias diversificadas y especializadas, seleccionadas a través de oposiciones periódicas, cada dos años como máximo, para permitir también a muchos jóvenes preparados acceder a una carrera dentro del Ministerio. Son muy pocos los institutos autónomos italianos que podrían cubrir también los sueldos del personal, no más de tres o cuatro, pero el espíritu y la singularidad de la reforma introducida en 2014 es reforzar nuestro sistema museístico único en todo el país. Italia es única en el mundo por el número de museos importantes arraigados en el territorio y por la riqueza de las colecciones: esta singularidad también debe ser apoyada económicamente.

Hablando de personal, ¿les falta personal? ¿Sería preferible que el director indicara a la administración central las cifras de profesionales en función de las necesidades técnico-operativas?

Los Museos del Bargello tienen una escasez de personal, endémica de casi todas las oficinas del Ministerio de Cultura, y en los primeros años de la reforma, junto con el Consejo de Administración, la Junta de Auditores, el Comité Científico y el personal que trabaja en los distintos Museos, hemos trabajado duro para llegar a la situación actual de gestión contable eficiente, capacidad de gasto y planificación cultural y laboral. A pesar de la escasez de personal, hemos completado impresionantes obras extraordinarias en el plazo previsto en los cinco museos. Creo que es esencial aumentar la posibilidad de medir realmente los resultados y recompensar, también económicamente, a quienes trabajan con seriedad y dedicación.

¿En qué medida participan los Museos del Bargello en el fondo de reequilibrio financiero entre institutos estatales y sitios culturales?

Como todos los Museos con autonomía especial pagamos el 20% de los ingresos por entradas. En nuestro caso, este porcentaje ha aumentado constantemente a lo largo de los años. El año pasado pagamos 361.831,38 euros, pero hay que tener en cuenta que los primeros meses aún estaban afectados por el distanciamiento social. Este año, de hecho, hemos registrado un aumento del 42,24% a 31 de mayo de 2023 en comparación con la misma fecha de 2022, a pesar del cierre de Orsanmichele por obras de reacondicionamiento que finalizarán a finales de noviembre. La Dirección General de Museos distribuye el Fondo de Reequilibrio entre los distintos institutos.

Una de las principales novedades introducidas para los museos autónomos es su gobernanza. ¿Funciona la organización director-comité-comité científico a nivel de gestión, no en teoría, sino en la práctica? ¿Con qué frecuencia se reúne el comité científico? En una entrevista, el entonces director gerente Antonio Lampis observó que los miembros de estos órganos a menudo, en lugar de “apoyar al director, ’paralizan’ su actividad por personalismo” Si está de acuerdo con esta observación, ¿cuál podría ser la alternativa?

En el caso de los Museos del Bargello, la organización funciona muy bien y hemos trabajado muy armoniosamente con el Consejo de Administración y el Comité Científico, tanto con los miembros nombrados en 2016 como con los nombrados en 2021. También ha habido conversaciones constantes y fructíferas con la Junta de Auditores, tanto con los miembros de 2016 como con los de 2021. Me reúno con el Comité Científico al menos cuatro veces al año, pero desde que hemos emprendido importantes obras de rehabilitación, seguridad y accesibilidad en todos los edificios monumentales del grupo, que, conviene recordar, incluye además del Museo Nacional del Bargello, la institución principal, el Museo de las Capillas de los Médicis, el complejo de Orsanmichele, el Museo del Palacio Davanzati y el de la Casa Martelli, ha habido reuniones aún más frecuentes.

Museo del Bargello
El Museo del Bargello
Salón Donatello
El Salón de Donatello
Sala de Escultura Medieval
Sala de Escultura Medieval

Pasemos a la autonomía científica: ¿puede hablarnos de sus actividades de investigación y de su plan de mejora? ¿Se caracteriza por algún rasgo distintivo?

Desde el primer año de mi mandato trabajamos en la creación del grupo museístico, desarrollando una nueva identidad visual y un proyecto cultural y de comunicación común. Gracias a una financiación extraordinaria del Ministerio con el GPBC (Grandes Proyectos para el Patrimonio Cultural), pero también al aumento de los ingresos por entradas, hemos realizado proyectos para asegurar y mejorar edificios monumentales, ellos mismos obras de arte en el tejido urbano de Florencia, y para reordenar las colecciones en los distintos museos. Hemos desarrollado programas para diferentes públicos, centrándonos no sólo en la cantidad sino también en la calidad de la experiencia del visitante. Nos hemos concentrado en asegurar, proteger, restaurar y hacer accesible un extraordinario patrimonio arquitectónico monumental, que marca el desarrollo urbano de Florencia desde el siglo XIV al XVIII, con importantes obras de construcción, finalizadas en los plazos previstos: desde la restauración y aseguramiento del Palacio del Bargello, pasando por las obras en curso en Orsanmichele, hasta las diversas obras del Museo de las Capillas de los Médicis, que están a punto de concluir. Tanto en la Capilla de los Príncipes como en la Nueva Sacristía de Miguel Ángel se ha creado un nuevo sistema de iluminación versátil que sigue los criterios de iluminación más modernos. En colaboración con el Opificio delle Pietre Dure, restauramos y realizamos investigaciones diagnósticas en la parte del Paraíso pintada al fresco por Giotto y taller antes de 1337, en el Palacio del Bargello. En septiembre de 2022, inauguramos la nueva reforma del Palazzo Davanzati, que tanto interés suscitó en Italia y en el extranjero. Tras finalizar, en 2021, la rehabilitación de la Sala de Marfiles y Orfebrería Religiosa del Bargello, ahora estamos trabajando en la rehabilitación de la Sala Islámica, la Sala de Mayólicas, la Medagliere y la Sala de Escultura Barroca. El acondicionamiento y la restauración del complejo de Orsanmichele deberían concluir a finales de año, y también han comenzado las obras del Museo Casa Martelli, que finalizarán en abril de 2024. Paralelamente a la valorización y modernización de las colecciones permanentes, que ha sido una prioridad para mí, desde 2017 hemos desarrollado un programa de exposiciones de gran importancia internacional, tanto en el Bargello como en el Palazzo Davanzati: De la Fabbrica della Bellezza. La manifattura Ginori e il suo popolo di statue en 2017 en el Bargello, hasta Bellezze e nobili ornamenti nella moda e nell’arredo del Seicento en el Palazzo Davanzati en 2020, pasando por las dos exposiciones organizadas y celebradas en el Bargello con motivo de las celebraciones del séptimo centenario del nacimiento de Dante Alighieri y, por último, Donatello. Il rinascimento del 2022, organizada junto con la Fondazione di Palazzo Strozzi y en colaboración con los Staatliche Museen de Berlín y el V&A de Londres, que en la edición florentina recibió el reconocimiento nacional e internacional hasta el prestigioso Premio Apollo 2022 como mejor exposición del año. Los rasgos distintivos de estas iniciativas, además de los grandes proyectos científicos, han sido la colaboración de los conservadores internos de los museos con estudiosos italianos y extranjeros, y una intensa campaña de recaudación de fondos, que ha visto una fructífera colaboración entre los sectores público y privado. Por ejemplo, hemos utilizado ampliamente el instrumento Art Bonus para recibir donaciones destinadas a proyectos y programas relacionados con exposiciones, que han sido cofinanciadas por la Fondazione CR Firenze, Manifattura Ginori y Marchesi Antinori, por citar sólo algunos. Hemos iniciado un mantenimiento planificado de las obras de arte de los distintos museos, así como un programa de catalogación científica de las colecciones, tanto a cargo de historiadores del arte como en colaboración con especialistas en los distintos campos, profesores universitarios y jóvenes investigadores que han ganado convocatorias de becas de investigación.

¿Han previsto alguna iniciativa de retención ciudadana? En caso afirmativo, ¿cuáles? Cómo se inscriben los Museos del Bargello en la dinámica también de desarrollo económico, además de cultural, de la comunidad y del territorio de referencia?

En 2018, creamos el UAM Pass, una tarjeta anual muy conveniente que permite visitar todos los museos varias veces, pero también establecimos un billete acumulativo que dura tres días y que ha demostrado ser muy conveniente para las familias que visitan Florencia. En colaboración con diversas asociaciones especializadas en mediación cultural, se han ideado una serie de talleres dedicados a niños y familias; otros proyectos, en cambio, gracias a una colaboración con la Fondazione CR Firenze, están dirigidos a personas mayores y con capacidades diferentes. Gracias a una colaboración con Opera Laboratori y la Coop, hemos puesto en marcha la iniciativa Invitación al Arte, con talleres dirigidos a las familias y al turismo local. Me gusta recordar en este contexto, en 2021, el proyecto Dante para todos realizado con motivo de las dos exposiciones sobre Dante, por la Associazione Immaginario, gracias a la financiación de la Fondazione CR Firenze. Fue el periodo más complejo tras los cierres forzosos por la emergencia sanitaria, pero entre mayo de 2021 y enero de 2022, casi 3.000 niños participaron en los talleres en compañía de sus padres. Muchos eran veteranos de meses de educación en línea y distanciamiento social. Nunca olvidaré las caras sonrientes de los pequeños pero también de los grandes visitantes que por fin se encontraban en un lugar mágico como el Bargello y visitaban las exposiciones de Dante y las colecciones del museo de una manera diferente. Nuestro personal colabora activamente con asociaciones que organizan visitas para discapacitados visuales y personas con capacidades diferentes, y con los profesores de algunos institutos para formar a los alumnos en el programa Embajadores del Arte. El año pasado lanzamos el programa Historias del Museo, en el que nuestro personal de recepción, uso y supervisión ofrece visitas guiadas y reflexiones temáticas a los visitantes. En los últimos ocho años, se han establecido numerosos acuerdos permanentes con universidades e institutos de excelencia para proyectos de investigación, supervisión y también diagnósticos innovadores, no sólo en el campo de la historia del arte y la arquitectura. Existen contactos constantes y frecuentes con la Universidad de Florencia en varios departamentos: SAGAS, el DILEF, DIDA, el Departamento de Ciencias de la Tierra, pero también con el Departamento de Ciencias Jurídicas. Tenemos acuerdos con las Universidades de Trento y Chieti, y se están llevando a cabo proyectos conjuntos de investigación y catalogación con la Scuola Normale Superiore di Pisa. Además de un diálogo constante con la OPD, se han iniciado restauraciones experimentales con el uso de bacterias, gracias a memorandos de entendimiento con el CNR y también con ENEA. Los Museos del Palacio Davanzati y de la Casa Martelli cuentan con una asociación sin ánimo de lucro, predominantemente ciudadana, cuyo objetivo es aumentar el conocimiento de estos lugares culturales únicos. El Museo Nacional del Bargello puede contar con la Fondazione il Bargello, sin ánimo de lucro, que apoya sus actividades culturales económicamente y anualmente a través de Art Bonus, y con los Amigos del Bargello, una asociación angloamericana, que ha financiado importantes proyectos de investigación. En los últimos años, los Museos del Bargello no sólo se han ganado la fidelidad del público de la zona, sino que también han logrado una mayor visibilidad en el ámbito internacional gracias a su autonomía.

La Sala de los Marfiles
La Sala de los Marfiles
Capilla de la Magdalena
La Capilla de la Magdalena
La Sacristía Nueva (Museo de las Capillas de los Médicis)
La Sacristía Nueva (Museo de las Capillas de los Médicis)

Protección del capítulo: ¿a quién pertenece? ¿A los Museos o a la Superintendencia? En Sicilia, donde el modelo corporativista aplicado a los institutos culturales se introdujo antes que en el Estado, allá por el año 2000, el Superintendente debe presidir el Comité. ¿Considera que se trata de una “fórmula” alternativa o cree que podría alimentar los conflictos entre el Superintendente y el Director?

La protección de las colecciones de los museos autonómicos está encomendada a los Directores y a los historiadores del arte y técnicos de las oficinas correspondientes, así como el mantenimiento y protección de los edificios históricos monumentales. En cuanto a los Grandes Proyectos para el Patrimonio Cultural de los Museos del Bargello, hay que acordar algunos pasos con la Superintendencia, con la que mantenemos relaciones fructíferas. Quiero recordar que, gracias al entonces Superintendente Andrea Pessina, en 2019 conseguimos ejercer el derecho de tanteo de la DGABAP (Direzione Generale Belle Arti e Paesaggio) para adquirir la antigua iglesia de San Procolo, destinada al Museo Nacional del Bargello para ampliar sus espacios expositivos. La compleja restauración del edificio avanza en estrecha colaboración entre nosotros y la Superintendencia, dirigida actualmente por Antonella Ranaldi.

Un tema de gran actualidad: la gratuidad de los museos. Gabriele Finaldi, que la dirigió hasta el pasado agosto, decía que “la gratuidad está en el ADN de la National Gallery” (de Londres). La genética enseña que el ADN puede mutar, ¿cree que es un modelo que se puede importar a Italia, con las adaptaciones necesarias? ¿Es concebible renunciar totalmente a los recursos generados por las entradas?

Gabriele Finaldi, a quien conozco desde 1997, es uno de los académicos y directores que más respeto y que está haciendo un trabajo extraordinario en la National Gallery de Londres. Sin embargo, creo que la gratuidad no es aplicable en Italia, donde tenemos un patrimonio muy extendido que hay que proteger, pero también dar a conocer y potenciar. En su lugar, creo que deberíamos reforzar la relación con los particulares y facilitar las deducciones fiscales, que ya son posibles con la Prima de Arte. El Ministerio de Cultura ha hecho mucho en los últimos años para animar a los jóvenes a visitar museos: hasta los 18 años, los museos son gratuitos, pero poca gente sabe que de los 18 a los 25, pasar un día en uno de los Museos Estatales de Italia cuesta menos que un café con capuchino.

¿Existen momentos de intercambio, como mesas técnicas convocadas con cierta regularidad, entre ustedes, directores autónomos, para comparar experiencias diferentes? ¿Replicar las que han tenido éxito o resolver problemas comunes? ¿O ha prevalecido el espíritu competitivo? ¿La comparación más inmediata (pero también la más trivial) del número de visitantes no crea cierta ansiedad de rendimiento?

No tenemos tablas técnicas, pero con algunos colegas nos comparamos regularmente. El número de visitantes es un indicador, pero no puede ser un criterio de evaluación, sobre todo porque en algunos contextos incluso los visitantes tienen un valor mucho mayor que los miles de visitantes de las grandes ciudades del arte

En resumen, ¿cómo valora la experiencia de la autonomía? ¿Si tuviera que cuantificarla en una nota de 0 a 10?

Diría que un 9. La reforma de los museos ha tenido efectos muy positivos, pero para que sea duradera es imprescindible proceder a la contratación del personal necesario y ampliar los perfiles profesionales, imprescindibles para la correcta protección, administración, comunicación y puesta en valor de estos extraordinarios bienes.

¿Cuándo finaliza su contrato? ¿Qué planes tiene? ¿Participará en las nuevas oposiciones?

Mi contrato finaliza el 30 de noviembre de 2023 y participaré en las nuevas oposiciones.


Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.