Sara Piccinini, nueva directora de Collezione Maramotti: "Ofrecemos un tiempo lento dedicado al arte


Entrevista con Sara Piccinini, la nueva (y joven) directora de la Collezione Maramotti de Reggio Emilia, que explica sus ideas para el instituto.

Sara Piccinini, nacida en 1983, es la nueva directora de la Collezione Maramotti de Reggio Emilia, una de las principales colecciones de arte contemporáneo de Italia, que incluye obras de los más grandes artistas desde mediados del siglo XX hasta la actualidad. Piccinini trabaja en la institución de Reggio Emilia desde 2007 (es decir, desde su inauguración) y, por tanto, la ha visto nacer y crecer, hasta culminar en su nuevo cargo. Hemos entrevistado a la joven directora, que nos ha explicado el enfoque que caracterizará su dirección, nos ha anticipado algunos de los próximos proyectos y, en general, nos ha hablado de los objetivos que animan la prestigiosa colección. La entrevista es obra de Ilaria Baratta.

Sara Piccinini. Ph. Bruno Cattani
Sara Piccinini. Ph. Bruno Cattani

IB. Desde enero de 2021 es la nueva directora de la Collezione Maramotti, una de las colecciones de arte contemporáneo más reconocidas de Italia, pero en realidad celebra su decimocuarto año en la sede de la exposición. De hecho, lleva trabajando aquí desde 2007 y es Coordinadora Senior de la Colección desde 2018. ¿Qué significa para usted haber llegado a ser directora de un museo en el que ya ha pasado muchos años de su vida y que, por tanto, conoce muy bien? Durante estos años, ¿cuáles han sido las novedades y cambios en la Colección?

SP. Comenzar mi andadura en el momento en que la propia Colección tomaba forma y se abría al público me dio la gran oportunidad de seguir de cerca cada acontecimiento, cada reto, y de crecer constantemente. La Colección tiene varias peculiaridades, en términos de cómo se utiliza, cómo se comunica, cómo se organiza internamente, así como en términos de planificación. La gestión y valorización de estas especificidades es sin duda algo que se hace posible gracias a años de experiencia y al hecho de compartir una visión, que es la de una familia. Creo que la evolución de la Colección a lo largo de los años ha sido orgánica, coherente: la mayoría de los proyectos temporales han tomado la forma de exploraciones contemporáneas en el ámbito del medio pictórico, un fil rouge que conecta toda la colección, desde las primeras obras expuestas de forma permanente (que datan de finales de los años cuarenta) hasta nuestros días. Al igual que siempre se ha prestado gran atención a interceptar los momentos de innovación, de ruptura, de impulso en la investigación de un artista, figura que ocupa una posición central en la Colección: su voz, su relación directa con los coleccionistas y el personal de la Colección, su implicación en todos los aspectos de la realización y presentación de los proyectos. Como organización fuertemente arraigada en el territorio y con vocación internacional, a lo largo de los años hemos reforzado y ampliado nuestra red de colaboraciones, tanto a nivel local, por ejemplo con la Fondazione I Teatri o el Festival de Fotografía Europea, como en el extranjero, desde la Whitechapel Gallery, donde somos socios, junto con Max Mara, del Max Mara Art Prize for Women, hasta las numerosas instituciones con las que hemos estado vinculados para préstamos de obras o exposiciones enteras, o a cuyos mecenas, directores y comisarios hemos acogido.

¿Qué línea va a seguir en la dirección de la Colección? ¿Qué puntos considera fundamentales para la dirección de una sede museística?

Volviendo a mi primera respuesta, creo que es muy importante, sobre todo en una situación como la nuestra, entender bien y de alguna manera hacer el propio planteamiento, que es el de la familia que ha querido fuertemente la creación de este espacio y que con coherencia de pensamiento desea que continúe y se comparta. No somos un museo público, somos una colección privada abierta al público (gratuitamente). No hay pretensiones de exhaustividad, de reconocimiento lineal del panorama del arte contemporáneo; es el espejo de una historia personal de coleccionismo que comenzó en los años sesenta y continúa hasta hoy. No nos interesan las cifras elevadas en cuanto a visitas, que desde la apertura e independientemente de la situación postcovida han sido por reserva y cupo. No organizamos visitas guiadas, sino que acompañamos a los visitantes en un camino de descubrimiento, que es diferente para cada uno. El deseo es ofrecer a personas apasionadas y motivadas una experiencia íntima y personal, un tiempo lento dedicado al arte. Las formas de contar la historia cambian y evolucionan, lo han hecho a lo largo de todos estos años, y con la situación provocada por la pandemia, con las reflexiones que está planteando sobre el presente y el futuro, están cambiando aún más rápidamente. Pero la filosofía de un lugar, de una realidad expositiva como la nuestra, no puede cambiar radicalmente, significaría traicionar de alguna manera su identidad.

Collezione Maramotti, Vista de la sala, obras de Fausto Melotti, Giuseppe Uncini, Mario Schifano, Tano Festa Ph. C. Cesare Di Liborio
Collezione Maramotti, vista de sala, obras de Fausto Melotti, Giuseppe Uncini, Mario Schifano, Tano Festa Ph. C. Cesare Di Liborio


Collezione Maramotti, Vista de la sala, obras de / artworks by: Jannis Kounellis. Ph. C. Luis Aniceto/Cesura
Collezione Maramotti, Vista de la sala, obras de: Jannis Kounellis. Ph. C. Luis Aniceto/Cesura


Collezione Maramotti, Vista de la sala, espacio abierto 2ª planta, obras de / artworks by: Huma Bhabha, Mark Manders, Erick Swenson Ph. C. Dario Lasagni
Collezione Maramotti, Vista de la sala, espacio abierto 2ª planta, obras / artworks by: Huma Bhabha, Mark Manders, Erick Swenson Ph. C. Dario Lasagni


Collezione Maramotti, Vista de la sala, obras de Jules De Balincourt. Ph. C. Dario Lasagni
Collezione Maramotti, vista de la sala, obras de Jules De Balincourt. Ph. C. Dario Lasagni


Collezione Maramotti, Vista de la sala, obras de Krištof Kintera Ph. C. Dario Lasagni
Collezione Maramotti, Vista de la sala, obras de Krištof Kintera Ph. C. Dario Lasagni


Collezione Maramotti, Vista de la sala, obras de Gert&Uwe Tobias Ph. C. Dario Lasagni
Collezione Maramotti, Vista de la sala, obras de Gert&Uwe Tobias Ph. C. Dario Lasagni


Collezione Maramotti Vista de la sala, obras de Christopher Wool, Rosemarie Trockel Ph. C. Dario Lasagni
Collezione Maramotti Vista de la sala, obras de Christopher Wool, Rosemarie Trockel Ph. C. Dario Lasagni


Collezione Maramotti Vista interior, obra de Ross Bleckner Ph. C. Luis Aniceto/Cesura
Collezione Maramotti Vista interior, obras de Ross Bleckner Ph. C. Luis Aniceto/Cesura

En la presentación de la Collezione Maramotti leemos que la Colección mira al futuro del arte con una atención particular y constante a la evolución de los nuevos lenguajes artísticos, especialmente la pintura y el cuestionamiento crítico del estatuto de la obra de arte. Desde este punto de vista, ¿qué espera a corto plazo en el arte contemporáneo?

La pintura es un lenguaje antiguo que, incluso en periodos de cuestionamiento, nunca se ha detenido. En estos momentos, me parece que la atención y una cierta sensibilidad por la pintura están volviendo a un nivel alto, pero independientemente de las fluctuaciones periódicas de la crítica o del gusto, los artistas seguirán enfrentándose a todo el potencial de este medio. Que también puede convertirse en un vehículo, junto con otras formas de expresión artística (de las que la Colección no está desprovista), para cuestionar el valor y el sentido de la creación y de la propia obra, hoy. ¿Cómo se relaciona una obra con la vida, qué preguntas plantea, qué otras miradas ofrece, qué cuestiona, qué experiencia (cognitiva, intelectual, sensorial) porta, qué pone en movimiento? ¿A través de qué imágenes endomateriales, citando a la escritora Nadia Fusini, pueden los artistas interpelarnos positivamente, pueden generar una respuesta activa en el observador, un cambio de mirada, una percepción inédita, una acción?

A través de diversos proyectos, la Collezione Maramotti ha dado cabida a jóvenes artistas a lo largo de los años. ¿Tienen ya proyectos previstos en este sentido?

Tenemos previsto inaugurar a finales de febrero una exposición de ruby onyinyechi amanze, una artista nacida en 1982 en Nigeria, que vive entre Filadelfia y Nueva York. Será su primera exposición en Italia, como suele ocurrir con los proyectos que presentamos. Amanze ha creado un nuevo diseño multidimensional para la Sala de Patrones de la Colección, trabajando a una escala monumental nunca antes experimentada. La larga pared central de la sala estará completamente cubierta por 15 grandes hojas de papel de algodón grueso sobre las que el artista ha trabajado utilizando diferentes técnicas. Amanze explora el papel como un medio casi escultórico, que se puede manipular y con cuyas fuerzas y fragilidades experimenta. Su imaginería está habitada por figuras y elementos recurrentes (humanos, híbridos, objetos, arquitectura) a través de los cuales investiga el concepto de espacio. En otoño presentaremos un nuevo proyecto de Bruno Pogačnik Tremow e Ivana Vukšić (nacidos en 1981 en Croacia, afincados en Nueva York), conocidos como TARWUK, que trabajan actualmente en la última de las cuatro grandes esculturas que expondremos, junto con una serie de dibujos.

La Collezione Maramotti se encuentra actualmente en el edificio donde Achille Maramotti fundó Max Mara, la famosa casa de moda, en 1951. ¿Existe o ha existido un vínculo entre la colección de arte y la moda?

Existe un fuerte vínculo y una historia circular entre la familia que fundó y dirige el grupo Max Mara, que es la misma que creó la colección de arte, y la zona donde la empresa, la familia y la colección tienen sus raíces. El edificio en el que se alberga la Colección, que data de 1957 y fue el emplazamiento original construido para Max Mara, ha sido renovado con gran respeto por su historia industrial y creativa, para dar cabida a las obras de arte. Antes de 2007, las obras de la colección no se compartían con el público, pero algunas se exponían en zonas comunes de la fábrica para fomentar la inspiración y el estímulo de los creativos. Max Mara también ha sido siempre una empresa atenta al mundo de las artes visuales, a la implicación de los artistas en proyectos especiales. Un ejemplo es el Max Mara Art Prize for Women, en colaboración con la Whitechapel Gallery, de la que la Colección es el tercer socio, y que está dedicado a artistas femeninas emergentes que trabajan en el Reino Unido. Pero en lo que respecta a la Collezione Maramotti, no somos una colección comercial, no funcionamos con lógicas que dependan del mundo de la moda.

Collezione Maramotti, Vista de la sala, obras de David Salle, Sandro Chia. Ph. C. Dario Lasagni
Collezione Maramotti, Vista de la sala, obras de David Salle, Sandro Chia. Ph. C. Dario Lasagni


Collezione Maramotti, Vista de la sala, obras de Eric Fischl, Malcolm Morley Ph. C. Dario Lasagni
Collezione Maramotti, Vista de la sala, obras de Eric Fischl, Malcolm Morley Ph. C. Dario Lasagni


Collezione Maramotti, Vista interior, obra de Mark Manders Ph. C. Gabriele Micalizzi/Cesura
Collezione Maramotti, Vista interior, obra de Mark Manders Ph. C. Gabriele Micalizzi/Cesura


Collezione Maramotti, Vista de la sala, espacio abierto 1ª planta, obras de Mario Merz Ph. C. Dario Lasagni
Collezione Maramotti, Vista del vestíbulo, espacio abierto de la 1ª planta, obras de Mario Merz Ph. C. Dario Lasagni


Collezione Maramotti, Vista de la sala, espacio abierto 1ª planta, obras de Anselm Kiefer, Ettore Colla Ph. C. Dario Lasagni
Collezione Maramotti, Vista de la sala, espacio abierto 1er piso, obras de Anselm Kiefer, Ettore Colla Ph. C. Dario Lasagni


Collezione Maramotti, Vista de la sala, obras de Sigmar Polke, Anselm Kiefer Ph. C. Dario Lasagni
Collezione Maramotti, Vista de la sala, obras de Sigmar Polke, Anselm Kiefer Ph. C. Dario Lasagni


Collezione Maramotti, Vista de la sala, espacio abierto 2ª planta, obras de Vito Acconci, Mark Dion Ph. C. Dario Lasagni
Collezione Maramotti, Vista de la sala, espacio abierto 2ª planta, obras de Vito Acconci, Mark Dion Ph. C. Dario Lasagni


Colección Maramotti. Entrada norte. Ph. C. Claudia Marini
Colección Maramotti. Entrada norte. Ph. C. Claudia Marini

Si tuviera que acompañar a un visitante al museo ahora, en este momento histórico... ¿en qué obras de la Colección se fijaría más?

En las que más interesan al visitante. Es lo que intentamos siempre, dejar espacio para una relación directa y personal con las obras. Por eso no siempre hacen falta las palabras. Damos información, aunque bastante concisa, sobre la historia de la Colección, su identidad, el edificio que la alberga. Pero en lo que respecta a los artistas o las obras individuales, procuramos no imponer un conjunto predefinido de información. Preferimos que cada persona pueda dedicar su tiempo, o sus preguntas, a lo que considere más pertinente. El número limitado de visitantes que acogemos, en cada visita, también está concebido en esta función: hace posible nuestro intento diario de ofrecer un acompañamiento personalizado.

En este periodo pandémico, el museo ha tenido que centrarse inevitablemente en lo online. ¿Qué límites y qué pros ha aportado lo online a su museo? ¿Cree que se seguirá utilizando incluso cuando termine la situación de pandemia?

Por supuesto que las herramientas online son un gran recurso y muy importantes en este momento concreto, para no interrumpir una forma de conexión con la experiencia artística. Pero creo que su uso debe ser consciente, no improvisado y estructurado con un horizonte largo. Dado que el uso de contenidos digitales no puede sustituir en modo alguno a una experiencia real y física, puede acompañar, ampliar y multiplicar de forma inteligente los niveles de exploración, centrándose quizá en temas y materiales en profundidad que normalmente no son accesibles al público. Por ejemplo, estamos produciendo una serie de videoclips sobre obras de nuestro almacén y libros raros de nuestra biblioteca. Hemos involucrado a algunos de los artistas representados en la Colección en la producción de #paroledartist, contribuciones originales de audio/vídeo para contar sus historias y compartir un pensamiento sobre una obra, sobre este momento histórico, o sobre su investigación en general. Del mismo modo que seguimos produciendo vídeos con entrevistas a artistas que presentan proyectos en nuestros espacios. Y seguiremos imaginando maneras y formas de dar voz a los artistas y narrar la Colección.

Por último, ¿puede anticiparnos futuros proyectos expositivos?

Además de ruby amanze y TARWUK, para 2021 estamos trabajando en dos momentos expositivos con material de nuestra biblioteca y nuestros archivos, como continuación de un discurso que comenzó hace unos años pero que tomó forma propia y una dimensión notable en 2019 con la exposición Rehang: Archivos. Paralelamente, seguimos colaborando con I Teatri di Reggio Emilia para presentar en otoño una nueva performance site-specific en nuestros espacios. Esta sería la séptima experiencia de este tipo, de diálogo entre coreografía, artes visuales y arquitectura, tras haber acogido, a lo largo de los años, a coreógrafos de la talla de Trisha Brown, Shen Wei y Dimitris Papaioannou y sus compañías.


Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.