Momias del antiguo Egipto expuestas en el Museo Arqueológico Nacional de Florencia


Del 16 de julio al 2 de febrero de 2020, el Museo Arqueológico Nacional de Florencia acoge la exposición "Momias. Viaje a la inmortalidad".

Stefano Casciu, director del Polo Museale della Toscana, Maria Cristina Guidotti, conservadora de la sección “Museo Egipcio” del Museo Arqueológico Nacional de Florencia, y Eugenio Martera, consejero delegado y director general de Contemporanea progetti s.r.l., presentaron ayer la exposición Momias. Viaggio verso l’immortalità, realizada por Contemporanea Progetti s.r.l., que se exhibe en los espacios de exposiciones temporales del Museo Arqueológico Nacional de Florencia desde el 16 de julio de 2019 hasta el 2 de febrero de 2020.

El proyecto expositivo nació en el año 2000, a partir de una idea de Maria Cristina Guidotti, que es también su comisaria científica, con motivo de un estudio sobre las momias de la sección “Museo Egipcio” del Museo Arqueológico Nacional de Florencia realizado por la Universidad de Pisa. La exposición, cuyo montaje ha sido comisariado por Contemporanea Progetti s.r.l., gracias a la contribución de la red de exposiciones Expona-museum, ha recorrido Europa, tocando Alemania,Austria y Finlandia, y después, a partir de 2018, China, en las ciudades de Guiyang, Hefei, Ningbo, Xian y Jinan.

Las más de cien piezas expuestas, todas ellas pertenecientes a las colecciones del Museo Egipcio de Florencia, regresan hoy a su lugar de origen, donde el público podrá admirar los objetos que, en su mayor parte, se conservaban en los almacenes del museo. Las obras expuestas, seleccionadas y organizadas para ilustrar la relación de los antiguos egipcios con el más allá desde diversos aspectos, incluyen algunas piezas muy importantes. Entre ellas, el sarcófago de Padimut, caracterizado por la rica decoración que distingue a los sarcófagos de las dinastías XXI y XXII (1069 - 656 a.C.), nunca expuesto ni estudiado antes de la exposición, la estatua del sacerdote Henat, uno de los escasos ejemplos de estatua de dignatario con túnica persa, testimonio de la época en que Egipto estaba sometido al poderoso imperio persa (525 - 404 a.C.), y la cabeza del sacerdote Henat, uno de los escasos ejemplos de estatua de dignatario con túnica persa, testimonio de la época en que Egipto estaba sometido al poderoso imperio persa (525 - 404 a.C.).a.C.), así como la cabeza momificada sometida recientemente a rayos X y tomografía computarizada que permitieron reconstruir el rostro del difunto /656 - 332 a.C.), y la caja ushabti (pequeñas estatuas del ajuar funerario) de Nekhtamontu (1550 - 1070 a.C.).

La exposición ilustra el concepto egipcio de la vida del alma en el más allá y el significado de todos aquellos objetos que en el antiguo Egipto se solían depositar en las tumbas junto al difunto. Para los antiguos egipcios, en efecto, la muerte no determinaba el fin de la vida, sino que constituía un momento de paso a otra forma de existencia, que continuaba en el más allá. El alma, sin embargo, para seguir viviendo, necesitaba toda una serie de artilugios y objetos que debían permitirle sobrevivir mágicamente más allá de la muerte y, sobre todo, debía reencarnarse en su propio cuerpo, que, por esta razón, se conservaba mejor mediante prácticas de embalsamamiento del cadáver, que se convertía así en momia. El tema, sin duda fascinante, se trata a menudo apelando a la idea de misterio y a los aspectos más macabros, difundiendo ideas inexactas sobre las momias egipcias: en la exposición, en cambio, el proceso de embalsamamiento de los cuerpos se presenta desde un punto de vista científico, de forma clara y comprensible, pero no por ello menos interesante.

La exposición está organizada en dos partes: la primera está dedicada al concepto de la supervivencia del alma y la “momificación” del cuerpo del difunto; la segunda, a los objetos que acompañaban al muerto en la tumba. Esta última se divide en dos secciones, en las que se presentan los objetos del ajuar funerario que tenían una función exclusivamente funeraria (estelas, ushabti, mesas de ofrendas), y los objetos de la vida cotidiana que tenían por objeto recrear la existencia perdida del difunto en la tumba (vestimenta, joyas, muebles diversos).

La colección del “Museo Egipcio” de Florencia es la segunda más importante de Italia, después de la del Museo Egipcio de Turín. Se formó principalmente durante el siglo XIX, a raíz de la famosa expedición franco-toscana de Ippolito Rosellini y Jean François Champollion.

De hecho, en 1828 partió hacia Egipto la primera expedición científica, cuyo objetivo principal era documentar los monumentos egipcios, y que trajo de vuelta una cantidad considerable de objetos muy importantes repartidos entre el Louvre y el Museo de Florencia, entre los que se encontraba en particular el famoso carro hallado en una tumba tebana de la dinastía XVIII (1550-1291 a. C.).C.), un ejemplar único que perteneció a un rico particular, y los bajorrelieves de la tumba de Sety I, una de las más bellas y ricamente decoradas del Valle de los Reyes.

El Museo Egipcio de Florencia se fundó unos treinta años más tarde, en 1856, en el convento de las Monjas de Foligno, en Via Faenza. En 1880, el Museo se trasladó a su ubicación actual, junto con el Museo Etrusco: la tarea de la nueva disposición se encomendó al joven egiptólogo Ernesto Schiaparelli, que lo decoró al estilo egipcio. En 1894 Schiaparelli fue trasladado al Museo Egipcio de Turín y el Museo de Florencia no tuvo director durante muchos años.

En 1939 el Museo recibió como regalo delInstituto Papirológico de Florencia numerosos objetos procedentes de excavaciones en las ciudades de El Hibeh (principalmente sarcófagos) y Antinoe (incluida la importante colección de tejidos coptos).

Sus colecciones incluyen actualmente más de 15.700 objetos, desde la prehistoria hasta la época copta, y 11 salas que fueron renovadas hace cuatro años, cuando se celebró en Florencia el XI Congreso Internacional de Egiptólogos.

Para cualquier información, llame al +39 055 23575 o envíe un correo electrónico a pm-tos.musarchnaz-fi@beniculturali.it.

En la foto: Caja Nekhtamontu ushabti, 1550-1070 a.C.

Fuente: comunicado de prensa

Momias del antiguo Egipto expuestas en el Museo Arqueológico Nacional de Florencia
Momias del antiguo Egipto expuestas en el Museo Arqueológico Nacional de Florencia


Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.