La Pinacoteca Nacional de Siena se "desnuda


Recibimos una carta abierta de un grupo de licenciados de la Universidad de Siena: la Pinacoteca está a punto de ser desmembrada. ¡Hagamos que no suceda!

Recibimos y publicamos con mucho gusto esta carta abierta de un grupo de licenciados y diplomados de la Universidad de Siena: la Pinacoteca Nazionale di Siena está a punto de ser desmembrada. Una decisión que parece totalmente perversa y que tendrá efectos nefastos, explicados en esta misma carta. Nosotros, como Finestre sull’Arte, nos oponemos firmemente a esta decisión e intentaremos difundir esta carta lo más ampliamente posible.

La Pinacoteca Nazionale se ’desnuda

Si es la segunda vez en pocos meses que un grupo de licenciados y diplomados en Historia del Arte de la Universidad de Siena, desprovistos de cualquier interés personal, sienten la necesidad de escribir sobre la situación en la que se encuentra la gestión del patrimonio cultural de la ciudad, por algo será.

El pasado mes de marzo escribimos sobre la presencia inapropiada de actos relacionados con la Semana del Deporte de Siena en los espacios expositivos de Santa Maria della Scala. Hoy nos enteramos de otros sucesos desagradables, gracias a los artículos de Montanari y Piccini, que han puesto de relieve las últimas decisiones adoptadas por el superintendente Mario Scalini, pocos días antes de su aplicación.

Sin la menor participación de la opinión pública y de la comunidad científica local, el desmembramiento injustificado de la colección de la Pinacoteca Nacional está a punto de llevarse a cabo. En efecto, una gran parte del corpus del siglo XVII será separada del conjunto principal, para ser trasladada a finales de noviembre a los locales de la Soprintendenza en el Palazzo Piccolomini, Via del Capitano nº 1.

Pinacoteca Nazionale di Siena
Pinacoteca Nacional de Siena

Las obras que se trasladarían son en realidad una de las adquisiciones más recientes de la Pinacoteca, anteriormente propiedad del anticuario florentino Giovanni Pratesi y compradas en 1995 a expensas del Estado. La anexión de las mismas permitió a la Pinacoteca dar testimonio de los acontecimientos artísticos de Siena en el cambio de los siglos XVI y XVII (Manetti, Mei, Petrazzi, Rustichino, Vanni, Tornioli).

Aunque desconocemos las razones que llevaron al Superintendente a tomar esta decisión, parece insensata por varios motivos y plantea interrogantes.

La Pinacoteca ha proporcionado hasta ahora una imagen más completa del importante panorama histórico y artístico de la ciudad. Entonces, ¿por qué fragmentar su colección, anulando de hecho una de las intervenciones ministeriales más importantes de los últimos veinte años?

En un momento en que la parte restante de la colección parece destinada a alojarse finalmente en Santa Maria della Scala, ¿tiene sentido esta nueva división? ¿Por qué duplicar el coste de la gestión del museo, dado que esta medida no sólo aumenta los costes, sino que también reduce inevitablemente su atractivo?

La relegación de la “colección Pratesi” únicamente al edificio de la Soprintendenza, en espacios inadecuados para la conservación y la exposición (principalmente oficinas), limitará considerablemente su utilidad pública, al tiempo que comprometerá las posibilidades de investigación libre. ¿Realmente la gente elegirá ir a admirar estas pocas obras, en una ciudad que ya es escenario del turismo de “atropello y fuga”? El hecho de que la Pinacoteca se vea privada de un núcleo importante de obras deja lugar a la perplejidad en cuanto a las razones de esta elección.

Coincidiendo con la privación sin sentido, nos enteramos de las últimas formas en que se han invertido los fondos ministeriales dedicados a la cultura. En la página web oficial de la Superintendencia leemos que: La financiación ministerial [...] ha permitido digitalizar una parte significativa y seleccionada del archivo de Monica Bolzoni“, una diseñadora de moda italiana desconocida para la mayoría. En una de las salas de la Pinacoteca, junto a importantes cartones preparatorios (Beccafumi entre otros), es posible admirar algunas de sus creaciones. Aunque la Superintendencia asegura que la iniciativa ’’permitirá a los jóvenes, tanto de Siena como de otros lugares interesados en esta actividad de ”creación cultural" (UNESCO), explorar, aunque sea remotamente, las etapas de una carrera tan singular como variada, de una de las protagonistas de la moda italiana’’, seguimos opinando que se trata de una operación de escaso valor, injustificada y carente de sentido. Creemos que esos fondos podrían haberse invertido de forma más inteligente en mejorar los estándares de calidad del museo, como el mantenimiento del sistema de iluminación de las salas de exposición de la Pinacoteca, que en muchos casos están incluso a oscuras, como puede comprobar cualquier visitante.

En un momento en que Siena necesitaría claridad y cooperación para comprender cuál será el papel de la cultura en el futuro próximo de la ciudad, cuestionamos la actuación de las instituciones responsables e instamos encarecidamente a que se detenga la maniobra de desmembramiento.

Creemos que la ciudadanía tiene todo el derecho a conocer la gestión de su patrimonio cultural. Por lo tanto, exigimos que nuestras preguntas sean respondidas por las autoridades competentes, es decir, la Superintendencia del Patrimonio Artístico y Etnoantropológico y el Ministerio de Cultura y Turismo.

Federico Carlini, Vincenzo Curiale, Marco Fagiani, Francesca Interguglielmi, Valentina Isidori, Luca Mansueto, Raffaele Moretti, Ylenia Sottile


Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.