Nápoles se equipa para proteger la tradición belenística de San Gregorio Armeno


En Nápoles, en Navidad, como cada año, se renueva la tradición histórica del belén de San Gregorio Armeno. Y el Ayuntamiento se prepara para proteger esta particular actividad: también se ha aprobado una resolución que prohíbe la apertura de comercios que no sean belenistas en Via San Gregorio Armeno.

Desde hace 152 años, Nápoles renueva la tradición característica de los belenes dieciochescos de San Gregorio Armeno. La Feria del Belén tuvo su ceremonia de corte de cinta en presencia del alcalde de Nápoles, Gaetano Manfredi, que desde este año patrocina y apoya esta antigua actividad artesanal que se abre paso en este rincón de Nápoles conocido en todo el mundo. Aquí se construye el belén del siglo XVIII con los mismos métodos y materiales desde hace 150 años: cabezas, manos y pies de terracota o madera, ojos de cristal, cuerpos de alambre y cáñamo, ropajes de seda, todo ello con extrema atención al detalle incluso en la expresividad de los rostros. Es un arte traído de España que los napolitanos han sabido convertir en mágico y que los artesanos transmiten de generación en generación.

Para que se haga una idea de lo abarrotada que está la calle, a cuyos lados sólo hay tiendas de belenes, baste decir que para evitar embotellamientos y aglomeraciones, el año pasado se estableció una calle peatonal de sentido único: todas las personas que accedan a ella podrán hacerlo en un solo sentido, y la novedad de este año es la petición de que el sentido único se alterne cada fin de semana para no penalizar ni favorecer al primero ni al último (es decir, un fin de semana se empieza por Via San Biagio subiendo y al siguiente por Via Tribunali bajando).

Falta menos de un mes para Navidad, y aquí, en vísperas de la Inmaculada Concepción (el 8 de diciembre es el día para montar el árbol y llevárselo a casa), es un hervidero de artesanos y compradores de todas las nacionalidades. El momento culminante será la noche blanca entre el 7 y el 8, cuando, como ocurría hace décadas, todos los comercios de la calle abrirán sus puertas para que incluso los más rezagados puedan acercarse a comprar figuritas.

Tan característica es esta calle que el Ayuntamiento de Nápoles ha aprobado una resolución que prohíbe la apertura de comercios que no sean artesanos del belén. La resolución forma parte de otra más amplia que afecta a todo el centro histórico y establece un parón de tres años a la apertura de nuevos negocios de alimentación y bebidas: la zona afectada por la restricción tiene una extensión de 1,2 kilómetros cuadrados y en ella operan 1.555 de los 8.020 negocios de alimentación y bebidas presentes en toda la ciudad. Entre 2019 y 2022, la tasa de crecimiento de estas actividades fue del 10% anual, siendo el mayor incremento el de la restauración con preparación de comida para llevar. Especial atención presta el plan de protección a la Vía San Gregorio Armeno. Aquí, el bloqueo de tres años afectará a todas las actividades que no entren dentro de las actividades de producción o venta relacionadas con el oficio de pastor.

“Se trata”, dice el alcalde de Nápoles Manfredi, “de un plan para potenciar la oferta comercial del centro histórico, porque necesitamos una oferta de calidad que intercepte tanto las necesidades de los ciudadanos como las relacionadas con la gran afluencia de turistas. Hemos decidido, en primer lugar, potenciar determinadas calles para mantener una vocación artística y artesanal, que es prioritaria para nosotros. Es el caso de San Gregorio Armeno. También queremos asegurarnos de evitar la competencia desenfrenada entre las actividades relacionadas con la alimentación y las actividades artesanales y comerciales, porque es esencial una oferta mixta. Siguiendo lo que ya se ha hecho en otras ciudades de arte italianas, tendremos un bloqueo de tres años a las nuevas aperturas de determinados tipos de actividades comerciales en el centro histórico, en zonas identificadas de acuerdo con la Superintendencia. El belenismo es una de las tradiciones más emblemáticas de Nápoles, es un poco el alma de la ciudad, todo el mundo se siente un poco más niño cuando viene aquí. Este año hemos querido que esta feria histórica contara con el apoyo del Ayuntamiento precisamente para que estuviera bien respaldada y regulada: debemos apoyar todas las iniciativas empresariales y comerciales de la ciudad. podemos decir que con hoy empieza un poco la Navidad”.

Una tradición que se repite pero que al mismo tiempo evoluciona y se personaliza: ya no son sólo las típicas figuras de pastores, esta calle se ha convertido también en el escenario de las personalidades emergentes de nuestro tiempo a las que los maestros artesanos dedican una estatuilla que se les asemeja con creces (desde futbolistas a deportistas, pasando por cantantes, actores o políticos). Todas estrictamente artesanales, y de todos los tamaños (todas ya organizadas para los envíos al extranjero que se ofrecerán a los turistas). Sus talleres no son sólo talleres, sino casi “ateliers” de alta costura, con accesorios y pequeñas piezas metálicas por doquier, donde la habilidad manual y el ingenio son los maestros.

Foto: Wikimedia/RaffaellaRA

Nápoles se equipa para proteger la tradición belenística de San Gregorio Armeno
Nápoles se equipa para proteger la tradición belenística de San Gregorio Armeno


Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.