¿La mejor forma de pasar la vida? Viajando y fotografiando. Steve McCurry en Castelnuovo Magra


Steve McCurry dio una lectio magistralis en Castelnuovo Magra y nos habló mucho de su arte y su fotografía. He aquí algunos momentos destacados de su charla.

Nunca habíamos visto tanta gente junta en Castelnuovo Magra. Y hasta la administración municipal tuvo la misma sensación anoche. Así, gracias al agradable ambiente estival, a la fascinante belleza de este pueblo ligur a pocos kilómetros de la frontera toscana, a sus siglos de historia (un tal Dante Alighieri llegó a detenerse aquí), al sugestivo panorama sobre la llanura lunigiana y a la pasión por la fotografía de los cientos de personas que, casi exultantes, llenaban las callejuelas del pueblo, la lectio magistralis impartida ayer por Steve McCurry bajo las torres del Castillo de los Obispos de Luni fue un éxito excepcional. Una velada espléndida, bajo un cielo despejado y estrellado, de fotografía, arte, historia, pasión. Son veladas que no se dan a menudo... y así estuvimos allí, atentos desde el primer hasta el último segundo, para captar la esencia del arte de Steve McCurry, uno de los más grandes fotógrafos del mundo, aclamado al final por el público casi como una estrella del rock. Reconstruir una hora y media de ponencias, a las que además asistió un público muy interesado, no es fácil, pero nos gustaría compartir con ustedes lo más destacado de la charla que Steve McCurry dio en Castelnuovo Magra, en la Piazza Querciola. El resultado son unas interesantes “píldoras” que nos permiten indagar en algunos aspectos de su arte. ¡Disfrute de la lectura!

Il Castello dei Vescovi di Luni a Castelnuovo Magra
El espléndido escenario de la lectio magistralis de Steve McCurry: el Castello dei Vescovi di Luni en Castelnuovo Magra

La relación con Elliott Erwitt
Elliott Erwitt empezó a hacer fotografías hace setenta años: siempre ha sido un punto de referencia importante para mí, siempre le he considerado una especie de guía, un maestro, y hoy tengo la suerte de considerarme uno de sus colegas además de un buen amigo(nda: durante la velada, Steve McCurry llamó a Elliott Erwitt “en directo” y se aseguró de que los asistentes le saludáramos calurosamente). Lo que nos diferencia es que él, al haber empezado a fotografiar cuando no existían las imágenes en color, siempre ha estado ligado a la fotografía en blanco y negro, que es con lo que empezó... Yo, en cambio, empecé enseguida con las imágenes en color. No creo que las fotos en blanco y negro sean mejores que las fotos en color o viceversa, simplemente son dos formas diferentes de trabajar. Sin embargo, prefiero la foto en color porque el mundo que nos rodea es en color, así que, según mi visión, una foto en color te permite representar el mundo quizá con más precisión. Una cosa de Elliott que me ha servido de inspiración es su fotografía de animales: ha publicado muchos libros sobre perros, por ejemplo. A mí me fascinan los perros y los animales en general, aunque he hecho menos fotografías en este campo que Elliott, pero, de nuevo, sus fotografías de perros me han servido de inspiración.

Steve McCurry durante una delle fasi del suo intervento a Castelnuovo Magra
Steve McCurry durante una de las etapas de su charla en Castelnuovo Magra

La clave de la fotografía: la observación
La fotografía surge de la observación del mundo que nos rodea, de lo que vemos, de cómo se relacionan las personas... en definitiva, la observación es la clave de todo. Se trata de explorar lo que tenemos a nuestro alrededor, se trata de perderse en el momento. Ahí, creo que hay algo mágico que surge cuando te paras a observar. Es entonces cuando nacen las mejores fotos. Si encuentras algo bello, algo que merezca la pena, no lo dejes escapar: detente y míralo fijamente. Los momentos más emocionantes suelen surgir de encuentros fortuitos. Por supuesto, para una buena fotografía es importante encontrar buenos colores, una armonía, el ritmo adecuado: pero también es cierto que todo esto también puede nacer en el breve espacio de un momento, y nuestra “tarea” es captarlo en su mejor momento.

Relaciones con los retratados
A la mayoría de las personas que he retratado en mis fotografías, las he conocido en encuentros que han durado muy poco, por lo que no he tenido tiempo de profundizar en algún tipo de relación con ellas, aparte de la empática vinculada a la imagen que estaba tomando. Aquí es donde entra en juego una relación que se compone de.... química momentánea, de conexiones que surgen al instante, pero se trata, en la gran mayoría de los casos, de relaciones que duran muy poco. A veces se pueden hacer muy buenas fotos incluso con un encuentro muy efímero. Depende del fotógrafo captar la profundidad y laintensidad de estas relaciones tan breves.

La historia detrás de una fotografía
Una fotografía bonita e interesante, una fotografía de éxito, es aquella que tiene una historia detrás. Cuando hago fotografías, siempre intento contar historias. Por eso he estado mucho en la India, y la India es uno de los principales lugares a los que he viajado y fotografiado: allí se dan situaciones interesantes, hay gente, se cultivan relaciones que llevan a contar bellas historias. Sin embargo, una de las lecciones más importantes que he aprendido es que las mejores fotos salen cuando estás viajando. Al menos, en mi caso las mejores fotos nacieron mientras me dirigía a un destino. Además, una de las cosas más importantes que he aprendido trabajando con grandes revistas es que hay que llegar a la esencia de la historia que se está contando. Como he dicho, cada fotografía cuenta una historia y el trabajo del fotógrafo es representar el momento principal de la historia que está contando. Detrás de una fotografía siempre hay una historia, aunque tengo que decir que a menudo lo que imagina un observador no se corresponde con lo que hay detrás de la fotografía. Al contrario, a menudo la imaginación del observador es capaz de crear historias mucho más interesantes que la realidad de la fotografía. Sí, a veces la realidad es un poco aburrida. Por eso siempre es agradable poder imaginar lo que hay detrás de una fotografía... y a menudo también es agradable detenerse ahí, sin investigar más.

Il palco e il pubblico
El escenario y el público

Una vida en la carretera
Cuando trabajaba para un pequeño periódico de Pensilvania, nunca pensé que algún día trabajaría para National Geographic y que, por tanto, tendría la oportunidad de viajar y trabajar por todo el mundo: pues bien, la vida en la carretera es realmente muy satisfactoria, por lo que, además de estar contenta con cómo ha resultado mi vida, siempre tendré algo por lo que estar agradecida. Porque no se me ocurre mejor manera de pasar la vida que viajando y fotografiando. Decidí empezar a viajar a los 19 años, cuando aún era estudiante: desde entonces no he parado y no me arrepiento de nada. A veces me gusta asociar mi vida con la imagen de un hámster dentro de una rueda, girando constantemente y sin parar nunca.

La importancia del equipo
No se puede subestimar el hecho de trabajar en un buen equipo, que no sólo debe incluir a los asistentes que te ayudan durante el trabajo fotográfico, sino también a las personas que te ayudan con las cuestiones prácticas. Esto resulta crucial sobre todo cuando trabajas en zonas de guerra, o en otras difíciles: yo estuve, por ejemplo, en Afganistán o Irak durante la Guerra del Golfo. Y allí tienes que moverte con cuidado: las personas que trabajan contigo tienen tu vida en sus manos.

La celeberrima Ragazza afgana
La famosa niña afgana. Créditos
No es poca cosa, porque a veces ciertas decisiones son cuestión de vida o muerte y necesitas tener contigo a gente que sepa, por ejemplo, relacionarse con los lugareños, para evitar problemas. En uno de mis viajes a la India trabajé con un conductor que tenía una gran capacidad para relacionarse y resolver problemas: era tan bueno que más tarde trabajamos juntos en Yemen.

El vehículo para hacer las fotos
El medio con el que tomamos una fotografía no es importante. A menudo, algunas de las mejores fotos que se hacen se hacen con un teléfono móvil. Yo mismo tengo amigos fotógrafos profesionales que hacen trabajos muy serios utilizando sólo sus teléfonos móviles. En resumen, no creo que la cámara en las manos sea lo más importante a la hora de hacer una fotografía.

La fotografía como documento
Lo que el fotógrafo quiere es que la foto refleje lo que ha visto. Sobre todo cuando se trata de hacer fotos periodísticas: en este caso crear fotos falsas o, peor aún, falsificaciones, también se convierte en una muy mala práctica. No debe hacerse. La foto debe documentar la realidad. Este es un aspecto de la fotografía que realmente me encanta, porque al hacer fotos me siento como una especie de testigo de la historia. Quiero formar parte de la historia y la fotografía es un documento de lo que ha sido. Por eso ahora trabajo mucho sobre Cuba... primero porque, aunque está cerca de nosotros los americanos, no tenemos una percepción profunda de ella... y luego precisamente por el hecho de que esta nación está experimentando importantes cambios que, en mi opinión, transformarán la isla en un futuro próximo. Y yo quiero documentar estas transformaciones.

La niña afgana
Sí, La niña afgana es una de mis fotografías más logradas. ¿Cómo fue reencontrarse con Sharbat Gula, la niña de la fotografía, 20 años después? Bueno... fue una experiencia muy emotiva. Las dos habíamos cambiado mucho, yo la había conocido y fotografiado cuando tenía 12 años y me encontré con ella cuando tenía 30... Esperaba encontrarla cambiada, por supuesto, pero la emoción fue muy fuerte. Y de todos modos, fue muy agradable reencontrarnos. ¿Y sabes por qué? Porque si nos reencontrábamos casi veinte años después, significaba que los dos seguíamos vivos.

Las fotografías expuestas
Cuando terminas una obra, hay fotos a las que te quedas prendado, fotos que, en definitiva, se quedan en tu cabeza. Aquí: las fotografías que expongo son las que se quedan en mi cabeza.

Steve McCurry, Daniele Montebello, Biba Giacchetti
Steve McCurry, el alcalde de Castelnuovo Magra Daniele Montebello, y la comisaria de la exposición Icons de Elliott Erwitt, actualmente en el Castello dei Vescovi, Biba Giacchetti

Ilaria e Federico con Steve McCurry
Ilaria y Federico de Finestre sull’Arte con Steve McCurry


Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.