¿Muy bonito? Muy lento y muy poco práctico. Pequeño y desafortunado análisis técnico


El Ministerio de Cultura lanza la web Muy Bello. Un pequeño análisis técnico de todas sus carencias.

Como técnico, ya que mi trabajo es el de diseñador y desarrollador web, antes que el de divulgador, me han pedido que comente el nuevo proyecto del Ministerio de Cultura, verybello.it, el sitio que se ha puesto en marcha en las últimas horas (pero que quizá habrían hecho mejor en tirar por la ventana) y que se supone que promocionará los eventos culturales organizados con vistas a la Expo 2015. Creo que ya se ha dicho todo sobre el contenido y la imagen del sitio: se ha elegido un nombre que recuerda la jerga de las discotecas más de moda de Forte dei Marmi, y que suena bien a la veinteañera rusa vestida con un top de piel de leopardo y recogida en todoterreno por el industrial del mármol, pero desde luego no se asocia con el logotipo de MiBACT. Por no hablar del enésimo uso de la retórica de la belleza: a estas alturas ya estamos incluso cansados de las frases del estilo “la gran belleza de Italia”. Y eso dejando de lado el hecho de que el primer evento que encontramos bajo el lema “Viajar en belleza” es una exposición sobre la Primera Guerra Mundial (no sé ustedes, amables lectores, y sobre todo amables funcionarios del ministerio, pero una exposición sobre la Primera Guerra Mundial no refleja exactamente del todo mi concepto de “belleza”).

Verybello

Centrémonos, pues, en el aspecto puramente técnico. Y empecemos por el primer aspecto: la lentitud de la página principal, la página de inicio. Una página que pesa 3,3 Megabytes: una enormidad, si pensamos que la web es responsive, es decir, que se adapta al tamaño del dispositivo del usuario (por lo que no hay versión móvil), y un usuario que descargue la home con una conexión posiblemente lenta probablemente abandonará sus planes a los pocos segundos. Porque, por supuesto, el peso de la página afecta a los tiempos de carga. Para tener un término de comparación: la página de inicio del sitio que está leyendo, Finestre sull’Arte, tiene un peso de 680 kilobytes (aproximadamente una quinta parte, que desciende a 430 en la versión móvil).

¿Y el formulario de búsqueda? Desafío a cualquiera, incluso a los que tengan una vista excelente, a darse cuenta sobre la marcha de que junto al logotipo del marcador de Google Maps hay un texto que dice “introduzca una ubicación”. Se puede ver si se mira el monitor a contraluz (aunque no creo que sea así como se supone que hay que leerlo en una pantalla), porque quien lo haya programado ha tenido a bien utilizar una inscripción de color gris muy claro (hexadecimal #eaeaea, es decir, casi cercano al blanco) sobre un fondo totalmente blanco.

Verybello

Ah, claro, el buscador: los programadores explicarán más tarde por qué han puesto el refresco de la página (es decir, la actualización) cada vez que se elige una opción de los menús desplegables del buscador. Y sobre todo: en el menú de selección de fechas, ¿era tan difícil insertar un calendario que permitiera al usuario elegir las fechas deseadas, en lugar de poner “hoy”, “mañana”, “el fin de semana”, “en los próximos 7 días”? Porque es evidente: un turista que llegue de Singapur o de Nueva Zelanda o de la Patagonia para visitar la Expo de Milán decidirá hacerlo justo una semana antes de llegar. Un turista que, además, encontrará muy útil un sitio que ahora sólo está disponible en italiano, tanto por la dimensión internacional de la Expo como por el hecho de que el sitio se haya diseñado principalmente para un público extranjero.

Verybello

¿Y qué decir de los botones para compartir en las redes sociales que aparecen debajo de los títulos de los eventos? Dejando a un lado el hecho de que sólo se han incluido dos, si hacemos clic en el de Facebook podemos ver que no funciona porque, sea cual sea el evento que queramos compartir, el compartidor de Facebook muestra la URL de Very Bello y no la del evento individual (y obviamente también falta la descripción del evento).

Verybello

¿Seguimos? Bueno, intenta llegar al pie de página (es decir, al pie de la página). Se te escapará cada vez que lo intentes, ya que los programadores han insertado una carga automática de los contenidos cuando te desplazas hacia abajo por la página, es decir, cuando te desplazas hacia abajo por la página, y así cada vez que te acercas al pie se cargan nuevos contenidos (y el pie se escapa). Y de nuevo: hay una cabecera enorme (esa especie de megapatrón con la foto de Italia vista desde el satélite) que no es clicable en ningún sitio: habría ayudado a la usabilidad del sitio hacer clicable el logotipo y enviar al usuario de vuelta a la página de inicio. Porque de hecho parece que el sitio consiste en una sola página, pero en realidad también hay páginas dedicadas a eventos individuales (como ésta: http://verybello.it/e/40). El problema es que en el sitio no hay enlaces para entrar en las páginas de los eventos individuales... o al menos, yo no encontré ninguno, sólo descubrí la existencia de tales páginas gracias al compartidor de Twitter.

Pero seguimos insistiendo en lausabilidad. El sitio, para cada evento, ofrece nada menos que dos botones para ampliar la vista previa: uno carga una mini descripción del evento junto con el mapa donde se encuentra el lugar, y el otro carga exactamente la misma descripción, sólo que con una foto más grande. Pero, ¿por qué? ¿Qué sentido tiene? ¿No se podría haber ahorrado un clic al usuario y ponerlo todo en un solo botón? Y ni siquiera hablemos de las mejoras más pequeñas que se podrían haber hecho: por ejemplo, hacer que se pudiera hacer clic en los nombres de las ciudades para permitir a los usuarios encontrar todos los eventos de una ciudad determinada, o dar sentido a ese “www.verybello.com” con flecha adjunta que aparece junto a la minidescripción (¿pero para qué sirve?).

Verybello

Y de nuevo, ¡algunos mapas están completamente fuera de lugar! Tomemos la caja dedicada a la exposición Morandi y la Antigüedad: Vitale da Bologna, Barocci, Rembrandt y Crespi: es la primera en la que nos fijamos entre las que ya hemos visitado, así que también fue la primera que abrimos. Pues bien, la ubicación del Museo Morandi (donde se celebra la exposición) indicada en el mapa dista varios kilómetros de la ubicación real del museo: si el famoso turista singapurense antes mencionado siguiera lo que le indica verybello.it, se encontraría vagando sin rumbo en Borgo Panigale, cerca del aeropuerto de Bolonia, en lugar de en el centro de la ciudad.

Verybello

Pero, ¿realmente queremos hacernos daño y comprobar laaccesibilidad del producto? Si se intenta desactivar JavaScript, el sitio queda prácticamente inutilizado, ya que el motor de búsqueda no funciona (lo cual no es poco, dado que se trata de la principal funcionalidad del sitio web) y el número de eventos que se pueden mostrar es limitado, ya que, sin JavaScript, falla incluso la carga automática de los contenidos mencionados. Además, para los sitios institucionales, la accesibilidad es un requisito legal.

En resumen, cualquier comentario sobre este mal producto parece probablemente superfluo. Uno sólo puede preguntarse qué sentido tenía gastar dinero en él, y desde el Ministerio esperamos que pronto nos hagan saber cuánto nos ha costado este sitio, que podrían habernos ahorrado. Evidentemente es una consideración banal, pero créanme, al ver este sitio, y el énfasis con el que lo ha promocionado el ministro Dario Franceschini, me quedé muy sorprendido. Sin palabras. Prefiero que los usuarios de Twitter sean los portavoces de lo que pienso. Eche un vistazo a lo que tienen que decir.


Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.