¿Pequeña Pompeya en Verona? No a las comparaciones ridículas. El complejo "descubierto" era conocido desde 2004


¿Se ha descubierto una pequeña Pompeya en Verona? No seamos ridículos. La excavación de la que hablamos es muy importante, pero se inició en 2004: la verdadera noticia es el descubrimiento de artefactos que han permitido saber más sobre lo que ocurrió en el complejo.

El “descubrimiento” de la “pequeña Pompeya” de Verona, del que se ha hecho eco la prensa italiana y extranjera en los últimos días, y que el alcalde Federico Sboarina ha calificado de “hallazgo espectacular”... Ciertamente, se trata de una excavación muy importante, pero se inició en 2004, y gran parte de lo que la prensa informó era conocido por los estudiosos (pero también por los periodistas) desde hacía más de quince años, ya que la excavación arque ológica bajo elantiguo Cinema Astra había comenzado hacía mucho tiempo y la zona había sido sometida posteriormente a restricciones por la Superintendencia de Verona. Los restos arqueológicos bajo el antiguo cine, situado en el número 13 de Via Oberdan, habían sido descubiertos entre el verano y el otoño de hace diecisiete años durante las obras de construcción de una planta sótano bajo el forjado de un edificio en el número 1. Las excavaciones, reza el informe histórico-artístico de la Superintendencia fechado el 7 de noviembre de 2007, “sacaron a la luz una serie de estructuras de carácter residencial”: las investigaciones, sin embargo, se suspendieron en aquel momento.

El informe contiene varios de los datos denunciados estos días. “En esta zona”, reza el documento de 2007, “las diversas investigaciones llevadas a cabo en los últimos 30 años han constatado la existencia de un sector extramurano fuertemente urbanizado en época romana, y con un tejido de asentamiento similar al intramurano. Así lo atestiguan numerosos hallazgos, algunos de ellos especialmente importantes, como el de via Cantore 18, que conservaba varias estancias subterráneas, entre ellas un ninfeo, decorado con un elegante aparato pictórico, y el de via Cantore 15/via Oberdan 18, donde había restos de tres grandes salas abovedadas, probablemente estancias del sótano”. Las estructuras de via Oberdan 13, prosigue el informe, “alineadas con el trazado de la gran vía consular y del decumanus seconda y probablemente abiertas sobre ambas vías, están compuestas por una serie de salas, más de 20. Su organización planimétrica no está muy clara, ya que no se ha identificado el elemento generador del trazado (zona abierta, pasillo u otro). Conservan una altura media superior a 1 m y definen estancias de diversos tamaños, algunas de las cuales están equipadas con sistemas de calefacción tanto de suelo como de pared”.

Así pues, los sistemas de calefacción de los que tanto hablan estos días los medios de comunicación ya eran conocidos, al igual que las decoraciones pictóricas. “En algunas paredes”, prosigue el informe, "quedan importantes restos de frescos que recuerdan pinturas del 3er estilo, mientras que en siete habitaciones se han identificado suelos de signinum bordeados con bandas de teselas de mosaico y que contienen campos centrales decorados con teselas y crustáceos. El edificio debió de tener una planta superior, de la que da fe el derrumbe de la sala F. Esta planta tenía suelo de mosaico“. En cuanto a la función, el informe de 2007 afirmaba que ”la función exacta de la estructura es desconocida. Parece haber sido utilizada con fines residenciales, pero parece haber sido demasiado grande como estructura de vivienda privada, al menos en relación con el estándar veronés medio“. En cuanto a la datación, ésta ”se remonta probablemente a la época imperial muy temprana, pero debe haber habido muchas transformaciones, al parecer, hasta el siglo III".

¿Cuáles son, pues, los nuevos elementos que han hecho clamar por un descubrimiento espectacular? Ciertamente, se trata de una excavación de gran importancia por las razones expuestas en el informe y mencionadas anteriormente: por el estado de conservación (los suelos, por ejemplo, están perfectamente conservados), por la presencia de frescos y sistemas de calefacción también bien conservados, y por el reciente descubrimiento de mobiliario de madera (en este caso no perfectamente conservado, pero capaz de aportar información útil para comprender lo que ocurrió en la estructura). Pero, en realidad, no ha surgido nada en los últimos días que justifique el sensacionalismo que ha acompañado a la noticia, anunciada primero por algunas agencias a principios de semana y profundizada ayer en una rueda de prensa. Sencillamente, con respecto al informe de 2007, los arqueólogos de la Soprintendenza, tras reanudar sus estudios sobre el complejo, han realizado descubrimientos que permiten aclarar mejor las hipótesis sobre su función y la naturaleza de los derrumbes que afectaron a las estancias. Varios descubrimientos recientes (restos de derrumbes, un mueble de madera carbonizado en el interior de una habitación que ha conservado intactos los colores de las paredes pintadas al fresco) han llevado a los estudiosos a formular la hipótesis de que el final del complejo fue sellado por un incendio que, según una hipótesis, fue provocado deliberadamente en tiempos del emperador Galieno, hacia el año 265 d.C., con fines defensivos, y habría afectado a todos los barrios de la ciudad próximos a las murallas. En cuanto a su función, se ha planteado la hipótesis (ya aireada hace años) de que la estructura podría haber sido un hotel. En resumen: el verdadero descubrimiento fue el hallazgo de habitaciones con derrumbes claramente causados por el fuego.

Incluso, en 2010, ya se planteó la hipótesis de la creación de un sendero arqueológico para “admirar columnas y mosaicos”. Y sobre la zona arque ológica volvió a hablar el superintendente de Verona, Vincenzo Tinè, quien, en un reportaje de ArchaeoReporter, explicó el estado actual de los trabajos (en concreto, la excavación, dijo, se encuentra al 30%) y lo que está previsto para el futuro: Hasta ahora“, dijo Tinè, ”hemos podido contar con la voluntad del propietario que adquirió el edificio y que ha aceptado de buen grado llevar a cabo todas estas excavaciones preliminares, que son fundamentales para orientar la renovación y reurbanización del edificio. Hay que terminar la excavación, ahora está al 30% y nada más: luego hay que hacer todo el resto de la excavación y luego hay que habilitar la zona arqueológica. Lo que se ha hecho es preparar la posibilidad de la zona arqueológica, luego colocar pilares y estructuras de consolidación para garantizar la solidez de la futura zona. Sin embargo, para seguir adelante y preparar la zona arqueológica se necesitarán recursos considerables, como explicó Brunella Bruno, responsable arqueológica de la superintendencia y directora de la excavación: “Se trata de una excavación un tanto inusual: ha afectado a los bordes de la zona precisamente porque no es una investigación que partiera de pruebas científicas. Obviamente, esperamos poder encontrar recursos adecuados: necesitamos muchos, también porque se trata de una excavación que debe ir de la mano de la restauración”.

La razón del clamor y de las comparaciones con Pompeya queda, pues, un poco más clara. Y precisamente sobre la comparación con Pompeya intervino el propio Tinè, de nuevo en el reportaje de ArchaeoReporter: “El efecto perceptivo y visual es pompeyano”, dijo. “Ahora no quiero hacer comparaciones ridículas, pero también aquí, como en Pompeya, un evento destructivo, tal vez no natural y no accidental, sino determinado por la voluntad del emperador Galieno de liberar una franja inmediatamente fuera de las murallas de Verona por razones de seguridad, dio lugar a una destrucción repentina y extensa, sin posibilidad de de degradación progresiva y sin posibilidad quizá siquiera de que los residentes sacaran el mobiliario, y así cristalizó de algún modo una situación que es la óptima arqueológica. Normalmente, los arqueólogos viven de las desgracias que sellan situaciones de la vida: en este caso, la desgracia del incendio extensivo de Verona a finales del siglo III ha permitido conservar pruebas que, de otro modo, se perderían o deteriorarían con el paso del tiempo”.

En la foto de la Superintendencia de Verona, parte de la excavación.

¿Pequeña Pompeya en Verona? No a las comparaciones ridículas. El complejo
¿Pequeña Pompeya en Verona? No a las comparaciones ridículas. El complejo "descubierto" era conocido desde 2004


Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.