Arte Povera: orígenes, nacimiento y estilo del movimiento


El Arte Povera fue el principal movimiento artístico italiano de la segunda mitad del siglo XX: sus orígenes, razones teóricas, artistas, estilo.

Arte Povera " se refiere a un movimiento artístico surgido en Italia en la década de 1960, al que pertenecieron muchos artistas destinados a convertirse en algunos de los más grandes e influyentes del siglo XX, como Giulio Paolini, Pino Pascali, Luciano Fabro, Jannis Kounellis, Mario Merz, Michelangelo Pistoletto y varios otros. Puede decirse que el nacimiento del movimiento coincide con la primera exposición de los “artistas pobres”, celebrada en 1967 en Génova, en la galería La Bertesca. El término fue acuñado por el crítico de arte Germano Celant (Génova, 1940 - Milán, 2020), considerado el teórico del movimiento, que lo utilizó en su artículo Arte povera: appunti per una guerriglia (Arte pobre: apuntes para una guer rilla) de 1967, publicado en la revista Flash Art.

El nombre “Arte Povera” hace referencia tanto a los materiales que utilizaban los artistas del Arte Povera (es decir, materiales humildes como papel maché, hierro recuperado, trapos, objetos reciclados, madera, tierra, plástico, etc.) como, sobre todo, al hecho de que el objetivo del movimiento era oponerse alarte tradicional y elaborar un lenguaje que pudiera reducirse a lo esencial, es decir, “empobrecer” la obra, y que fuera más adecuado para la sociedad contemporánea.

“Un arte pobre, comprometido con la contingencia, con el acontecimiento, con lo ahistórico, con el presente”, había escrito Celant en Arte povera: appunti per una guerriglia (Arte povera: apuntes para una guerrilla), “con la concepción antropológica, con el hombre ’real’ (Marx), la esperanza, convertida en seguridad, de echar por tierra todo discurso visualmente unívoco y coherente (¡la coherencia es un dogma que hay que romper!), la univocidad pertenece al individuo y no a ”su“ imagen y sus productos. Una nueva actitud para poseer un dominio ’real’ de nuestro ser, que lleva al artista a continuos desplazamientos de su lugar deputado, del cliché que la sociedad le ha estampado en la muñeca”.

Giulio Paolini, Joven mirando a Lorenzo Lotto (1967; fotografía; Archivio Giulio Paolini)
Giulio Paolini, Joven mirando a Lorenzo Lotto (1967; fotografía; Archivio Giulio Paolini)
Michelangelo Pistoletto, Venus de trapo (1967; instalación, 150 x 280 x 100 cm; Rivoli, Castello di Rivoli Museo d'Arte Contemporanea)
Michelangelo Pistoletto, Venus de trapo (1967; instalación, 150 x 280 x 100 cm; Rivoli, Castello di Rivoli Museo d’Arte Contemporanea)
Jannis Kounellis, Sin título (2005; instalación; Nápoles, MADRE)
Jannis Kounellis, Sin título (2005; instalación; Nápoles, MADRE)
Alighiero Boetti, Mapa (1971-1973; tapiz, 217 x 163 cm; Roma, MAXXI)
Alighiero Boetti, Mapa (1971-1973; tapiz, 217 x 163 cm; Roma, MAXXI)
Mario Merz, Sin título (Iglú triple) (1984-2002; instalación en vidrio, hierro, arcilla, neón azul, 300 x 600; Roma, MAXXI)
Mario Merz, Sin título (Iglú triple) (1984-2002; instalación en vidrio, hierro, arcilla, neón azul, 300 x 600; Roma, MAXXI)

Los orígenes del Arte Povera

El movimiento Arte Povera nació oficialmente en 1967, con la primera exposición en la galería La Bertesca de Génova, Via Santi Giacomo e Filippo 13R, fundada el año anterior por Francesco Masnata y Nicola Trentalance, de 25 y 24 años respectivamente. Titulada Arte Povera - Im Spazio, la exposición presentaba a doce artistas, cada uno de ellos con una obra (todas las obras habían sido creadas ese mismo año): Alighiero Boetti (con Catasta, dieciséis tubos de eternit de sección cuadrangular que formaban un paralelepípedo), Luciano Fabro (con Pavimento de 1967, una instalación de cuadrados de linóleo cubiertos con hojas de periódico), Jannis Kounellis (con Senza titolo, un contenedor metálico lleno de carbón), Giulio Paolini (con Lo Spazio, ocho siluetas pintadas de blanco que formaban las palabras “Lo Spazio”), Pino Pascali (con 1 metro cúbico de tierra, 2 metros cúbicos de tierra, cubos de madera cubiertos de tierra), Emilio Prini(Perimetro di spazio, tubos de neón), Mario Ceroli(Parcheggio, siluetas de madera), Paolo Icaro(Gabbia, una jaula metálica pintada de rojo), Umberto Bignardi (presente con una proyección de diapositivas), Renato Mambor y Eliseo Mattiacci (presentes por parejas con un tubo de madera instalado en las escaleras de la galería) y Cesare Tacchi (con un sillón de polipiel).

Los Arte Poveristi se inspiraron en el teatro pobre del director polaco Jerzy Grotowski: el Arte Povera compartía con el teatro pobre el interés por los materiales simples y ordinarios, recogidos tanto de la naturaleza como de las fábricas, del mundo industrial. Las razones teóricas del grupo serían explicadas con más detalle por Celant en un texto de 1969, donde los motivos del grupo quedan más claros: “Los animales, los vegetales y los minerales han surgido en el mundo del arte. El artista se siente atraído por sus posibilidades físicas, químicas, biológicas, y comienza a sentir de nuevo el giro de las cosas en el mundo, no sólo como ser animado, sino como productor de hechos mágicos y maravillosos. El artista alquimista organiza las cosas vivas y vegetales en hechos mágicos, trabaja para descubrir el núcleo, para redescubrirlas y exaltarlas”. Para Celant, por tanto, el término “pobre” se refiere, si acaso, al lenguaje de los artistas del grupo que, según explica el propio crítico, “eliminan de su investigación todo lo que pueda parecer reflejo y representación mimética, hábito lingüístico”. No se trata, pues, de reconstruir la realidad mediante imágenes, sino de llevar directamente la realidad (natural o artificial: de ahí que los materiales procedieran de todos los ámbitos) al arte.

El Arte Povera, cuyas investigaciones se desarrollarían y profundizarían en exposiciones posteriores (por ejemplo, la celebrada en la GAM de Turín en 1970), así como en artículos de críticos como Renato Barilli, Carla Lonzi y otros, se movía en un contexto internacional que había visto florecer el Arte Conceptual, el Land Art, el Arte Minimalista y otras formas de expresión que partían de intenciones teóricas no muy distintas de las que habían animado los inicios del movimiento Arte Povera. Con el Land Art, por ejemplo, el Arte Povera compartía la idea de que la obra se desarrollara en un espacio natural y en el paisaje(Giuseppe Penone fue entre los poveristas el artista que más insistió en este concepto). Pronto el Arte Povera se consolidó como un importante movimiento artístico internacional (hasta el punto de que hoy se considera la vanguardia italiana más importante de la segunda mitad del siglo XX, así como el último movimiento italiano de gran relevancia mundial), y las obras de los poveristi se encuentran hoy en los principales museos del mundo. El principal mérito de los Poveristi fue ampliar las posibilidades de la práctica artística abriendo la obra a materiales que nunca antes se habían tenido en cuenta y, por tanto, abriéndola a significados hasta entonces inexpresados. Además, no debemos pasar por alto el papel que desempeñó el Arte Povera como protesta contra las formas de arte que se percibían vinculadas al capitalismo (el Pop Art, por ejemplo, del que el Arte Povera es exactamente lo contrario: por un lado, la obra en serie, la obra como producto, la obra como bien de consumo; por otro, la obra como hecho cultural, pero también como hecho efímero, como retorno a la naturaleza).

Giuseppe Penone, Matrix (2015; madera de abeto y bronce, 110 x 250 x 3000 cm; Colección privada). Vista de la exposición, Incidencias del vacío @ Cuneo, iglesia de San Francesco.
Giuseppe Penone, Matrix (2015; madera de abeto y bronce, 110 x 250 x 3000 cm; Colección privada)
Luciano Fabro, L'Italia rovesciata (1968; hierro y mapa, 127 x 75 x 4 cm; Colección particular)
Luciano Fabro, L’Italia rovesciata (1968; hierro y mapa, 127 x 75 x 4 cm; Colección particular)
Gilberto Zorio, Canoa (1984; canoa, cobre, pergamino, sulfato de cobre, jabalina de cobre, 220 x 1200 x 340 cm; Prato, Centro Pecci)
Gilberto Zorio, Canoa (1984; canoa, cobre, pergamino, sulfato de cobre, jabalina de cobre, 220 x 1200 x 340 cm; Prato, Centro Pecci)
Pino Pascali, 32 metri quadrati di mare circa (1967; 30 baños de agua de aluminio galvanizado y anilina coloreada, 113 x 113 cm cada uno; Roma, Galleria Nazionale d'Arte Moderna e Contemporanea)
Pino Pascali, 32 metros cuadrados de mar (1967; 30 tanques de aluminio galvanizado y agua coloreada con anilina, 113 x 113 cm cada uno; Roma, Galleria Nazionale d’Arte Moderna e Contemporanea)
Pier Paolo Calzolari, Sin título (1965; Milán, Collezione Gemma De Angelis Testa, cedido a MADRE, Nápoles)
Pier Paolo Calzolari, Sin título (1965; Milán, Collezione Gemma De Angelis Testa, prestado al MADRE de Nápoles)

Los principales poveristas y su estilo

La investigación de Giulio Paolini (Génova, 1940) se centra en el lenguaje y en el propio papel del artista, así como en sus modos de expresión. Es el más conceptual de los poveristi y también el primero que habló de la “pobreza del arte”. Su práctica hace un uso abundante de la fotografía y de citas del arte del pasado, como se puede ver en una de sus primeras obras maestras, el Joven mirando a Lorenzo Lot to de 1967, una reproducción fotográfica de una obra de Lorenzo Lotto (el Retrato de un joven) acompañada de un pie de foto que explica el intento del artista de recrear el punto ocupado por el autor en 1505 y por el espectador actual del cuadro(lea aquí nuestra entrevista con Giulio Paolini). Alighiero Boetti (Turín, 1940 - Roma, 1994) trabaja con materiales textiles y es famoso sobre todo por sus mapas, bordados especialmente por tejedoras asiáticas (sobre todo afganas) en los que los países se identifican por sus banderas, así como por sus pinturas hechas con letras de colores que componen frases que pueden leerse en direcciones diferentes cada vez. Los mapas eran la forma que tenía Boetti de observar los cambios del mundo, mientras que los juegos de palabras eran la invitación del artista al espectador a razonar sobre el arte y el ser humano.

El objetivo de Michelangelo Pistoletto (Biella, 1933), en cambio, es la máxima implicación del espectador, que en los Espejos, producidos incesantemente por el artista desde la década de 1960 hasta la actualidad, se convierte en el principal protagonista de la obra de arte (y con él todo el entorno que la rodea). Pistoletto es también el creador de una de las obras simbólicas del movimiento, la Venus de los harapos, una provocadora instalación en la que una reproducción de una Venus antigua se alza frente a una montaña de harapos, casi como para simbolizar el desencuentro entre la belleza del arte y el caos de la sociedad contemporánea. Pino Pascali (Bari, 1935 - Roma, 1968), el más irónico de los poveristi (son famosos sus “bachi da setola” (gusanos de cerdas)) creó sorprendentes composiciones fruto del uso insólito de objetos cotidianos. Pero en Pino Pascali también es fundamental la investigación sobre el espacio, con grandes instalaciones capaces de ocupar incluso espacios muy amplios (como 32 metros cuadrados de mar, quizá su obra más famosa, una reflexión sobre el conflicto entre naturaleza y cultura y sobre cómo el arte ve los elementos de la naturaleza). Jannis Kounellis (El Pireo, 1936 - Roma, 2017), artista de origen griego, es el más “objetivo” de los poveristas, el artista en el que la frontera entre arte y realidad es más difusa (tanto que sus obras nunca tienen título, precisamente porque son evidentes): famosa, por ejemplo, es la instalación Sin título con la que llevó doce caballos vivos a la galería L’Attico de Roma en 1969.

Las obras de Mario Merz (Milán, 1925 - 2003) se centran en el tema del crecimiento y el desarrollo, que se dejó sentir especialmente en las décadas de 1960 y 1970. Famosos son sus iglús, realizados con diferentes técnicas y materiales, que se convierten en el símbolo de la interacción entre el ser humano y la naturaleza y de la transformación de ésta por aquél: el iglú, arquetipo de la vivienda, es también una metáfora de las relaciones entre interior y exterior, así como entre individuo y comunidad. Marisa Merz (Maria Luisa Truccato; Turín, 1926 - 2019), la única mujer del arte povera, esposa de Mario Merz, fue famosa por sus obras realizadas en lana, así como por sus “ambientes”, instalaciones que interactuaban totalmente con el espacio ocupando todas las salas en las que se exponían. Giuseppe Penone (Garessio, 1947) es el poverista más vinculado a la naturaleza(lea más sobre su arte aquí), y suele intervenir con sus obras directamente en el paisaje. Sus obras, sin embargo, también reproducen los elementos de la naturaleza, centrándose en particular en los procesos de crecimiento: es lo que ocurre en Alberi (Árboles), donde grandes troncos de árboles son reproducidos con distintos materiales, arañados y seccionados por la acción del ser humano, que, sin embargo, no consigue afectar a la estructura del árbol, que es por tanto devuelto por el artista al observador en su esencialidad.

Luciano Fabro (Turín, 1936 - Milán, 2007) ha pasado a la historia por sus Italie, obras con las que el artista reproducía el contorno del bel paese en distintos materiales con efectos siempre alienantes (cada vez se utilizaba un material distinto) y a menudo cargándolas de significados satíricos e ideológicos, como en Italia colgada con un lazo al revés. Giovanni Anselmo (Borgofranco d’Ivrea, 1934) es autor de obras que exploran el tema de la energía y lo invisible, intentando plasmar estos conceptos a través de grandes instalaciones de objetos en relación unos con otros (con encuentros de diferentes elementos, equilibrios, tensiones). Emilio Prini (Stresa, 1943 - Roma, 2016), el más esquivo y menos prolífico de los poveristas, pero quizá también el más fundamentalista, se dedicó a acciones o instalaciones que cuestionaban continuamente la legitimidad de sí mismas, utilizando medios como la fotografía, el sonido y el texto para desafiar el sentido de la percepción de lo relativo y sus experiencias del arte. Las obras de Pier Paolo Calzolari (Bolonia, 1943) reúnen elementos del mundo natural con otros del mundo industrial para hacer interactuar ambos mundos, incorporando a menudo una dinámica de acción y movimiento en las obras. Por último, Gilberto Zorio (Andorno Micca, 1944), escultor, aborda con sus obras el tema de la transformación de la materia, creando obras en constante cambio.

Arte Povera: orígenes, nacimiento y estilo del movimiento
Arte Povera: orígenes, nacimiento y estilo del movimiento


Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.