Tres exposiciones en la Kunsthaus Zurich y una ampliación prevista para 2021


Kader Attia, los años veinte y los maestros del paisaje son los protagonistas de tres exposiciones en la Kunsthaus de Zúrich. Que verá su ampliación en 2021.

A finales de 2021, la Kunsthaus de Zúrich tiene previsto concluir su compleja y larga (más de cinco años) ampliación: para entonces, la Colección Emil Bührle, la Colección Merzbacher y la Fundación Hubert Looser estarán alojadas en su nuevo edificio, que no sólo será el mayor museo de arte de Suiza, sino que también albergará una rica y completa colección de pintura francesa. Otras innovaciones serán los nuevos espacios de exposiciones temporales, el arte posterior a 1960 y la mayor exposición permanente de las principales obras de Alberto Giacometti, acompañada de una presentación revisada en el edificio existente. El museo espera alcanzar los 400.000 visitantes anuales ya en 2022.

La Kunsthaus reúne obras que van desde el siglo XIII hasta nuestros días y cuenta con unas 4.500 pinturas y esculturas y 95.000 grabados y dibujos; de todas estas obras maestras, sólo el 10% están expuestas permanentemente. Destacan la mayor colección de obras del artista noruego Edvard Munch fuera de su país y la mayor colección de obras del artista suizo Alberto Giacometti, así como importantes pinturas impresionistas y modernistas, desde Picasso, Monet y Chagall hasta Beckmann, Kokoschka y Corinth. También obras del Pop Art y de grandes artistas como Rothko, Twombly, Beuys y Baselitz. Además de pinturas, esculturas, grabados y dibujos, el museo alberga 1.300 fotografías y 550 instalaciones de vídeo. Con la ampliación del edificio, se hará visible el 20% de las colecciones, el doble de la capacidad actual posible.

Mientras tanto, el programa de exposiciones de la Kunsthaus Zurich ofrece tres muestras.

Hasta el 11 de octubre de 2020, el museo acoge una gran exposición dedicada a los años veinte, titulada Gloria efímera. Los locos años veinte. Por primera vez desde los años 70, se ofrece un diálogo entre la Bauhaus, el dadaísmo, el nuevo objetivismo y los iconos del diseño y la arquitectura del movimiento moderno. Los años veinte se caracterizaron por un fuerte deseo de innovación, por lo que se alcanzó un alto grado de experimentación en las artes. Tomando como puntos de referencia Berlín, París, Viena y Zúrich, la exposición pretende presentar todos los medios de comunicación populares en la época, como la pintura, la escultura, la fotografía, el cine, el collage, la moda y el diseño. Estos años vieron nacer el vestidito negro de Chanel, el sillón de Le Corbusier, Charlotte Perriand y Pierre Jeanneret, y la cocina de Fráncfort de Margarete Schütte-Lihotzky: iconos que nunca pasan de moda y son fuente de inspiración además de objeto de deseo para los entusiastas del diseño.

Para la exposición, la comisaria Cathérine Hug ha seleccionado trescientas obras de ochenta de los artistas más significativos en los campos más diversos: entre ellos, Josef Albers, Hans Arp, Kader Attia, Marc Bauer, Constântin Brancu?i, André Breton, Marcel Breuer, Suse Byk, Coco Chanel, Adolf Dietrich, Dodo, Marcel Duchamp, Max Ernst, Hans Finsler, Margarete Schütte-Lihotzky, George Grosz, Heinrich Hoerle, René Herbst, Vasilij Kandinskij, Paul Klee, Le Corbusier, Fernand Léger, Elli Marcus, Lucia Moholy, Piet Mondrian, Trevor Paglen, Charlotte Perriand, Man Ray, Hans Richter, Ludwig Mies van der Rohe, Thomas Ruff, Xantu Schawinsky, Kurt Schwitters, Hiroshi Sugimoto, Félix Vallotton, Madeleine Vionnet, Nikolai Wassilieff. Artistas contemporáneos hicieron un uso explícito de los lenguajes y temas de los años veinte; en particular, Marc Bauer, Veronika Spierenburg y Rita Vitorelli crearon nuevas obras especialmente para la exposición.

Las obras no siguen un orden cronológico ni están divididas por géneros, sino que están dispuestas en torno a temas socioculturales clave de los años veinte: S uperación del trauma de la guerra,Nuevos roles de género,Pluralidad de formas de ver,El éxtasis del movimiento. Sin duda, una de las principales características de esa década fue lavariedad de medios de expresión. Por este motivo, el programa que acompaña a la exposición no se limita a los procesos creativos, sino que también pretende ofrecer una reflexión sobre temas sociales y económicos de actualidad.

La exposición es una colaboración entre la Kunsthaus Zurich y el Museo Guggenheim Bilbao, donde se mostrará en primavera y verano de 2021. Está coproducida con Festspiele Zürich y cuenta con el apoyo de la Asociación de la Industria de la Seda de Zúrich.
El catálogo ha sido publicado por Snoeck-Verlag y contiene nuevas contribuciones de Cathérine Hug, Petra Joos, Gioia Mori, Alexis Schwarzenbach y Jakob Tanner.

Marianne (My) Ullmann, Modesta (1925; temple sobre lienzo, 61,2 x 61,2 cm; Viena, Universidad de Artes Aplicadas)
Marianne (My) Ullmann, Modesta (1925; temple sobre lienzo, 61,2 x 61,2 cm; Viena, Universidad de Artes Aplicadas)


Theodore Lux Feininger, Xanti Schawinsky, Sin título (c. 1927; fotografía pintada en blanco y negro, 23,2 x 17,9 cm; Colección particular)
Theodore Lux Feininger, Xanti Schawinsky, Sin título (c. 1927; fotografía pintada en blanco y negro, 23,2 x 17,9 cm; Colección privada)

Hasta el 15 de noviembre de 2020, la exposición Kader Attia. Recordando el futuro. Se trata de la primera exposición delartista argelino-francés en la Suiza alemana: una muestra que gira en torno al pasado colonial de Europa y sus consecuencias, que el artista aborda a través de sus esculturas, fotografías, vídeos e instalaciones. Nacido en 1970 en los suburbios del norte de París, de padres argelinos, Kader Attia trabaja actualmente entre Berlín y París, y su arte se basa en su experiencia de vivir entre dos culturas. En unainstalación de vídeo sin precedentes , creada especialmente para la exposición de la Kunsthaus, el artista aborda el tema, muy debatido y de gran actualidad, de la restitución de objetos no occidentales, en particular africanos. La obra es un intento de profundizar en esta compleja cuestión e incluye las voces de historiadores, filósofos, activistas, psicoanalistas y economistas. Reúne los diversos puntos de vista, sin culpar a nadie, para producir un análisis articulado del tema. La historia de Suiza y sus colecciones fluyen dentro de la misma película, creando nuevas y fascinantes visiones.

En la primera sala de la exposición, la artista presenta una serie de collages e investigaciones, explorando los vínculos entre la arquitectura moderna y la historia del colonialismo.Esta interacción está fuertemente representada por la gran escultura Indépendance Tchao (2014), que hace referencia al actualmente abandonado Hôtelde l’Indépendance en Dakar de la década de 1960, y consiste en cajas metálicas de archivo utilizadas por la policía colonial francesa en Argelia durante la guerra de independencia para recopilar información sobre los rebeldes. El vídeoLos legados del niño. T he Post-Colonial Body (2018), por su parte, aborda el tema de laviolencia contra las personas negras: surge de un incidente que tuvo lugar en los suburbios de París en febrero de 2017, durante el cual un joven negro, Théo Luhaka, recibió una paliza y fue sometido a violencia con una porra durante un control policial. Attia se inspira en este episodio brutal provocado por el Estado de poder francés para reflexionar sobre la transformación de los cuerpos de las antiguas poblaciones colonizadas y esclavizadas: una cuestión de urgente actualidad dada la trágica muerte de George Floyd en Estados Unidos.

Desde hace varias décadas, Kader Attia analiza el concepto de"reparación". Reparar algo significa devolverlo a su estado original, pero según Attia, su significado se amplía a“corregir”, es decir, subsanar un error anterior. El artista juega con este doble significado, investigando los diferentes conceptos que incluye el término tanto en el mundo occidental como en el no occidental. Presentó una obra extraordinaria sobre este tema en la Documenta 13 de Kassel en 2012, donde su gran instalación The Repair from Occident to Extra-Occidental Cultures ocupaba toda una sala: entre otros elementos, la obra incluía bustos de madera que representaban a personas con rostros desfigurados: esos gueules cassées, expresión acuñada por el coronelYves Picot cuando se le negó la entrada a una reunión de discapacitados de guerra, eran soldados que habían sobrevivido a la Primera Guerra Mundial, pero marcados para siempre por las profundas heridas sufridas en combate. Kader Attia viajó por África llevando fotografías de esos heridos que había encontrado en los archivos históricos de Alemania y Francia y, en colaboración con artesanos tradicionales, esculpió bustos a partir de esas imágenes en las antiguas colonias. Una obra sobre los horrores de la guerra, pero que también hace referencia a la relación entre la modernidad occidental y África. La Kunsthaus Zurich adquirió uno de esos bustos en 2015 y desde entonces ha incorporado más obras del artista a sus colecciones: están expuestas entre préstamos de otros museos y colecciones privadas.

Attia no es solo un artista, también es un activista. En París, dirige una plataforma en la que participan activamente personas de culturas y orígenes sociales muy diversos. Junto con la comisaria de la exposición, Mirjam Varadinis, Attia ha organizado un amplio programa de actos, que incluye lecturas, proyecciones de películas, visitas guiadas y debates.

La exposición cuenta con el apoyo de Swiss Re - Partners for Contemporary Art, la Fundación Yanghyun y la Fundación Dr. Georg y Josi Guggenheim.

Kader Attia, Cultura, otra naturaleza reparada (2014-2020; madera de teca sobre base metálica). Cortesía del artista y Galerie Nagel Draxler.
Kader Attia, Cultura, otra naturaleza reparada (2014-2020; madera de teca sobre base metálica). Cortesía del artista y Galerie Nagel Draxler.


Kader Attia, La mer morte (2015; instalación con ropa azul usada).
Kader Attia, La mer morte (2015; instalación con ropa azul usada). Cortesía del artista y Galerie Nagel Draxler y Regen Projects.

Por último, el público podrá visitar hasta el 8 de noviembre de 2020 la exposición Paisajes. Lugares pintados, comisariada por Philippe Büttner: la muestra presenta una importante colección de pinturas de paisajes, con unas sesenta obras clave de la colección del periodo comprendido entre los siglos XVI y XIX en Flandes, Holanda e Italia. Comienza con pinturas bajomedievales en las que la finalidad de la representación paisajística es servir de telón de fondo para la representación de escenas bíblicas, como el nacimiento de Cristo, y bañarlas de una luz sugerente. Le siguen los paisajes holandeses e italianos del siglo XVI. Las refinadas obras del pintor flamenco Jan Brueghel el Viejo preceden a los paisajes de la Edad de Oro del siglo XVII, cuando los artistas holandeses se alejaron de los temas religiosos para desarrollar una rica tradición paisajística. Se exponen obras de pintores como Hendrick Avercamp, Jan van Goyen, Jacob van Ruisdael, Nicolaes Berchem y Margareta de Heer. De Holanda a Italia: tras admirar los paisajes holandeses, el público podrá contemplar obras creadas en Italia en el siglo XVII: entre ellas, obras de Domenichino y Salvator Rosa, y dos espléndidos cuadros de Claude Lorrain, que nació en Francia pero trabajó principalmente en Italia.

La presentación de antiguos maestros como Joachim Patenier, Hendrick Avercamp, Jan van Goyen, Jacob van Ruisdael, Claude Lorrain y Domenichino concluye con un importante paisaje italiano de Bernardo Bellotto de 1744. Entre las obras de los maestros figuran Paisaje con San Jerónimo de Patenier y taller,Paisaje invernal con molino de Avercamp, Laaldea de Gazzada de Bellotto,Paisaje nocturno con pareja atribuido a Tiziano.

La última sección está formada por la colección del conservador Philippe Büttner de obras de la producción artística del umbral del siglo XX, periodo en el que los exponentes del modernismo comenzaron a introducir sus propias visiones en la elección de los temas y la ejecución pictórica

En los cuadros de principios de la Edad Moderna, artistas como Van Gogh, Segantini y Monet reaccionaron de manera muy diferente ante elcampo abierto que los Viejos Maestros habían representado de manera tan emblemática; una observación que se pone de relieve por la forma poco convencional en que se presentan estas obras.

<img class="lazy" src="https://www.finestresullarte.info/Grafica/placeholder.jpg" data-src=’https://cdn.finestresullarte.info/rivista/immagini/2020/fn/tiziano-vecellio-attribuito-paesaggio-sera-con-figure.jpg ’ alt=“<a href=”https://www.finestresullarte.info/arte-base/tiziano-vecellio-vita-opere-arte“>Tiziano Vecellio</a> (atribuido), Paisaje nocturno con figuras (c. 1518-1520; óleo sobre papel aplicado al lienzo, 34,1 x 58 cm; Zurich, Kunsthaus) ”title=“Tiziano Vecellio (atribuido), Paisaje nocturno con figuras (c. 1518-1520; óleo sobre papel aplicado a lienzo, 34,1 x 58 cm; Zurich, Kunsthaus) ” />
Tiziano Vecellio (atribuido), Paisaje nocturno con figuras (c. 1518-1520; óleo sobre papel aplicado a lienzo, 34,1 x 58 cm; Zurich, Kunsthaus)


Giovanni Segantini, Muchacha en Savognin (1888; óleo sobre lienzo, 53 x 91,5 cm; Zúrich, Kunsthaus)
Giovanni Segantini, Muchacha en Savognin (1888; óleo sobre lienzo, 53 x 91,5 cm; Zurich, Kunsthaus)

La exposición cuenta con el apoyo de Albers & Co AG.

Las tres exposiciones tienen programadas diversas actividades durante el periodo expositivo, como visitas guiadas, charlas, performances y eventos especiales, como la conferencia Suiza poscolonial, que se celebrará el 1 de noviembre en el Auditorio de la Kunsthaus en el marco de la exposición Kader Attia.

La Kunsthaus prepara también una gran exposición (del 13 de noviembre de 2020 al 14 de febrero de 2021) sobre el Romanticismo en Suiza: se mostrarán más de 150 obras para dar a conocer al público la importante contribución de los artistas suizos a la difusión de la pintura paisajista europea, incluyendo a célebres pintores románticos de otros países, como Caspar David Friedrich, Eugène Delacroix y William Turner.

Para más información, visite kunsthaus.ch

Horario: martes, viernes, sábado y domingo de 10.00 a 18.00 h.; miércoles y jueves de 10.00 a 20.00 h. Lunes cerrado.

Tres exposiciones en la Kunsthaus Zurich y una ampliación prevista para 2021
Tres exposiciones en la Kunsthaus Zurich y una ampliación prevista para 2021


Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.