45 obras de los Uffizi se van a Minneapolis, el museo que conserva el polémico Stabiae Doriforo


Un importante núcleo de obras de los Uffizi, entre ellas diez obras de Botticelli, incluida la Pallas con el Centauro, se expondrá a partir de octubre en el Minneapolis Institute of Art: es el museo que conserva el Doriforo di Stabiae, obra robada a Italia. Y ya han comenzado los debates sobre la operación.

Un importante núcleo de obras está a punto de salir de las Galerías de los Uffizi con destino a Estados Unidos, y más concretamente a Minneapolis, en Minnesota. Del 15 de octubre de 2022 al 8 de enero de 2023 tendrá lugar la exposición Botticelli y la Florencia renacentista: obras maestras de los Uffizi, con 45 obras que el museo florentino prestará al Minneapolis Institute of Art (MIA), instituto en el que, por otra parte, trabajó hasta 2015 el director de los Uffizi, Eike Schmidt(dirigió el departamento de escultura y artes decorativas) antes de ocupar su actual cargo. A Minneapolis irán Pallas y el centauro, de Sandro Botticelli, así como otras nueve pinturas del autor de Venus (aún no se ha anunciado cuáles son), además de obras de Filippo Lippi, Filippino Lippi, Antonio y Piero del Pollaiolo, Domenico del Ghirlandaio, Perugino y Lorenzo di Credi. Y, de nuevo, habrá importantes esculturas romanas que abarcan desde el siglo II a.C. hasta el II d.C., incluidas, según el comunicado del museo americano, “cinco grandes obras de la colección de los Uffizi”.

La exposición nace, explica Schmidt en el comunicado del Instituto de Arte de Minneapolis, con el objetivo de “colaborar con el MIA para relatar los momentos más extraordinarios del arte renacentista, un periodo de extrema inventiva y creatividad que forjó el curso de la cultura mundial”. Comisariarán la exposición Rachel McGarry, responsable de arte europeo del MIA, y Cecilia Frosinini, del Opificio delle Pietre Dure. La exposición ha permitido realizar nuevas pruebas de laboratorio en todas las pinturas expuestas: McGarry y Frosinini anticipan que se han producido nuevos descubrimientos (se publicarán en el catálogo que se publicará en octubre).

Sandro Botticelli, Palas y el centauro (c. 1482; temple sobre lienzo, 207 x 148 cm; Florencia, Uffizi)
Sandro Botticelli, Palas y el centauro (c. 1482; temple sobre lienzo, 207 x 148 cm; Florencia, Uffizi)

Ya hay mucho revuelo en torno a esta exposición, en parte por la cierta importancia del núcleo de obras que saldrán de Italia durante tres meses, en parte porque el Minneapolis Institute of Art posee el Doriforo di Stabiae, una importante copia romana del Doriforo de Policleto, fechada entre el siglo I a.C. y el siglo I d.C., y, sobre todo, una obra robada en Italia: el pasado 18 de febrero, el Juez de Instrucción del Tribunal de Torre Annunziata dictó un decreto de confiscación contra la obra, a petición de la Fiscalía de Torre Annunziata, dirigida por Nunzio Fragliasso, que a su vez emitió una solicitud de asistencia judicial internacional (sobre la base de acuerdos penales entre Italia y Estados Unidos) para la ejecución del decreto. Según la reconstrucción del tribunal de Campania, el Doriforo di Stabiae salió ilegalmente de nuestro país tras una excavación clandestina llevada a cabo en Castellammare di Stabia entre 1975 y 1976, y luego pasó a manos del del marchante suizo Elie Borowski, conocido por su tráfico de obras de arte de origen ilegal, y adquirido por el MIA en 1986, en un momento en que los Carabinieri ya le estaban dando caza, pues en 1984 habían intentado incautárselo, sin éxito, cuando se encontraba en Alemania. Recientes investigaciones, según la Fiscalía de Torre Annunziata, han permitido identificar con certeza el origen ilícito del Doriforo, por lo que el MIA deberá devolverlo a Italia.

Siempre según el fiscal Fragliasso, ya existían dudas sobre su procedencia en el momento de su compra en Estados Unidos. De hecho, existen cartas de las que se desprenden estas dudas, y que contienen referencias a solicitudes de incautación por parte de Italia en 1984. En octubre de 2020, el caso también acabó en el Parlamento con una pregunta de ocho senadores, encabezados por Margherita Corrado, que, tras reconstruir la historia de la escultura, preguntaron al ministro de Cultura , Dario Franceschini, si debía “activar los canales adecuados para instar al Instituto de Arte de Minneapolis a proporcionar información precisa y veraz sobre el momento y los métodos de adquisición de la estatua, así como a dar impulso, dentro de los límites de sus prerrogativas, a la verificación minuciosa de todos los datos disponibles y, si se cumplen las condiciones necesarias, reclamar la escultura en nombre del Estado italiano con la determinación necesaria”.

Escultor romano, Doríforo de Estabia (27 a.C.. - 68 d.C.; mármol pentélico, 198,12 x 48,26 x 48,26 cm; Minneapolis, Minneapolis Institute of Art)
Escultor romano, Doriforo di Stabiae (27 a.C.. - 68 d.C.; mármol pentélico, 198,12 x 48,26 x 48,26 cm; Minneapolis, Minneapolis Institute of Art)

Evidentemente, la exposición de los Uffizi no tiene nada que ver con el caso del Doriforo Stabiae, pero a muchos les parecerá ciertamente curioso que el Ministerio lleve obras maestras del museo florentino a una institución a la que se ha instado a tomar medidas para devolver a Italia una obra robada, aunque, según el Instituto de Arte de Minneapolis, el museo no haya recibido por el momento ninguna petición oficial. Y, evidentemente, el museo americano sólo tomará medidas por la vía oficial: el llamamiento al MIA lanzado en change.org, que hasta ahora ha recogido casi 8.000 firmas, no será por tanto suficiente, aunque sea esencial para presionar, sensibilizar y dar una idea del eco que está teniendo el asunto.

Existe además una curiosa conexión: el alcalde de Florencia, Dario Nardella, es natural de Torre del Greco, por lo que procede de la misma tierra que el Doriforo di Stabiae, y ya ha prometido, en una entrevista a Repubblica, que activará sus resortes diplomáticos para facilitar las operaciones. “Aunque no condeno el préstamo de las obras de los Uffizi al MIA”, dijo, “por otro lado digo que, efectivamente, esta disponibilidad de Italia para Minneapolis y muchos otros museos americanos es una oportunidad que hay que aprovechar. Precisamente porque los italianos siempre hemos sido abiertos y generosos con Estados Unidos y con los museos americanos, hoy tenemos una carta más para pedir que se respete el principio del genius loci y, por tanto, que se respeten las normas internacionales y se devuelva una obra como ésta”. Nardella se declaró “dispuesto a echar una mano, si el Ministro de Cultura está de acuerdo, en colaboración con él, para que Florencia pueda estar a la vanguardia en la obtención de la devolución de la escultura”. Según el primer ciudadano, la exposición “puede ser una ocasión para reabrir el capítulo y utilizar el tema de los préstamos como tarjeta de presentación que Italia ofrece para reabrir las negociaciones. Estoy seguro de que el Ministro Franceschini también está de acuerdo en este aspecto. Por nuestra parte, Florencia está dispuesta a desempeñar su papel”.

45 obras de los Uffizi se van a Minneapolis, el museo que conserva el polémico Stabiae Doriforo
45 obras de los Uffizi se van a Minneapolis, el museo que conserva el polémico Stabiae Doriforo


Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.