Ha concluido la restauración de los órganos de la catedral de Siena. La última intervención en 2000


La restauración de los órganos de la catedral de Siena ha concluido. Una intervención extraordinaria realizada en apenas tres meses que ha supuesto el desmontaje completo de todo el instrumento.

Elórgano de la catedral de Siena, sometido constantemente a las comprobaciones y afinaciones ordinarias para garantizar su mayor eficacia respetando su considerable material histórico, se encontraba en un estado tan intacto que no requería una restauración completa. Sin embargo, la acción combinada del tiempo, el inevitable depósito de polvo y el desgaste de las partes más delicadas hicieron necesaria una intervención extraordinaria que supuso el desmontaje completo de todo el instrumento.

Es habitual decir “el órgano de la catedral”. En realidad, para dar una idea de la grandeza y complejidad de este enorme instrumento, habría que utilizar el plural, es decir,"los órganos". En efecto, hasta después de la Segunda Guerra Mundial, había tres instrumentos distintos en la Catedral, de los cuales el mayor, situado encima de la sacristía, databa de 1508, con adiciones que continuaron hasta el siglo XIX, mientras que los otros dos estaban situados respectivamente, uno justo enfrente del órgano grande y el otro, de origen barroco romano, junto a la Capilla del Voto. Fue a partir de 1958, a través de una serie de etapas que finalizaron en 1977, cuando, por iniciativa del entonces organista titular Giordano Giustarini, no sólo se ampliaron aún más los tres órganos y se unieron entre sí mediante la electrificación de los mandos de transmisión, sino que incluso se añadió un cuarto detrás del altar mayor, dando lugar a la configuración actual, con nada menos que cuatro cuerpos de tubos independientes, accionados a través de una consola central de cuatro teclados. La transmisión de los mandos se realiza mediante un sistema controlado por radio.

Elextraordinario trabajo que acaba de concluir, encomendado a la prestigiosa empresa Mascioni de Azzio (Varese), se dividió por tanto en cuatro fases distintas, una para cada cuerpo de tubos. Dadas las enormes dimensiones del instrumento, los trabajos se asemejaron en cierto modo a los de una obra en construcción, ya que en algunos casos fue necesario montar verdaderos andamios.

Hacía más de veinte años, desde el Jubileo de 2000, que no se realizaba una operación de este tipo. En aquella ocasión, las fases se extendieron a lo largo de tres años, mientras que ahora, gracias a la determinación de la actual administración de laOpera della Metropolitana di Siena, se han concentrado en tres meses.

Con esta intervención, además de toda la limpieza, remodelación y restauración de las partes que no funcionaban, así como la protección de los numerosos tubos antiguos incorporados al instrumento moderno, se ha añadido un potente registro de pedal, la Controbombarda 32’, según el diseño del organista titular Cesare Mancini, y se han insertado algunos efectos que pueden obtenerse mediante la tecnología informática actual.

Ha concluido la restauración de los órganos de la catedral de Siena. La última intervención en 2000
Ha concluido la restauración de los órganos de la catedral de Siena. La última intervención en 2000


Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.