Se crea en Viareggio una fundación para promover la obra del pintor del siglo XX Alfredo Catarsini


La Fundación Alfredo Catarsini 1899 se ha constituido hoy en Viareggio para promover la obra de Alfredo Catarsini, importante pintor versiliano del siglo XX que pasó por varias épocas.

Hoy ha nacido en Viareggio una nueva e importante entidad cultural: se trata de la Fundación Alfredo Catarsini 1899, que lleva el nombre del artista versiliano Alfredo Catarsini (Viareggio, 1899 - 1993), que fue pintor, escritor, crítico y animador de propuestas culturales. Natural de Viareggio, Alfredo Catarsini viajó durante todo el siglo XX: a los 15 años conoció a Amedeo Modigliani en París y en los años siguientes conoció a intelectuales y artistas como Filippo Tommaso Marinetti, Lorenzo Viani, Carlo Carrà, Cesare Garboli, Leonida Repaci, Giuseppe Ungaretti y Moses Levy; también estuvo presente en tres ediciones de la Bienal de Venecia (1942, 1948 y 1950) y participó cinco veces en la Quadriennale de Roma.

Con motivo de la exposición retrospectiva que se le dedicó en 2005 en el Palazzo Panciatichi (hoy Palazzo del Pegaso, sede del Consejo Regional de Toscana) de Florencia, el historiador del arte Antonio Paolucci lo describió como “el pintor toscano de la emoción”, definición que más tarde se convirtió en el título del catálogo de la exposición, con escritos del propio Paolucci, Raffaello Bertoli y Giovanna Maria Carli. Al final de la exposición, sus herederos donaron a la Galería de los Uffizi su Autorretrato de 1934.

La Fundación que lleva su nombre operará en el territorio italiano, promoviendo acciones para la conservación y promoción de la obra artística de Catarsini: será posible seguir las actividades en las páginas www.fondazionecatarsini.com, donde es posible encontrar contenidos, imágenes de muchas obras, eventos y mucho más (una biografía detallada, bibliografía, currículum de exposiciones, pinturas subdivididas por temas, es decir, autorretratos, muelles, dibujos, figuras femeninas, marinas, naturalezas muertas, paisajes, Reflexismo, Simbolismo mecánico y temas sacros, y luego la actividad literaria, las páginas de la Fundación, incluidas las relativas a las exposiciones de Catarsini en los museos municipales de Viareggio, y otros contenidos informativos, por ejemplo vídeos dedicados al artista). El nacimiento de la Fundación llega en un momento preciso, a saber, con ocasión del trigésimo aniversario de la exposición antológica en el Palazzo Paolina de Viareggio, la última de la larga carrera artística de Alfredo Catarsini, así como cuarenta años después de la gran exposición individual en el Palazzo Strozzi de Florencia en 1981, donde se expusieron más de 370 obras del artista. El aniversario se celebrará además con una retrospectiva en Villa Bertelli, en Forte dei Marmi, del 26 de marzo al 6 de junio de 2021.

Alfredo Catarsini en el estudio, 1939
Alfredo Catarsini en su estudio, 1939


La Nueva Fundación

La Fundación fue creada por la sobrina de Catarsini , Elena Martinelli, y su marido , Gianvittorio Serralunga, en memoria de su madre, Mity Catarsini. La idea se concibió en el verano de 2020: la Fundación, inspirada en los principios del Tercer Sector (entidades que operan sin ánimo de lucro pero con fines cívicos o de utilidad social), tiene como fines estatutarios, además de la preservación y valorización de la obra intelectual y artística de Alfredo Catarsini, acciones encaminadas a perseguir, proponer, potenciar la promoción, difusión, educación, investigación, formación de todas las actividades inherentes a las “disciplinas artísticas” en todas sus formas y expresiones a través de la difusión y expansión del conocimiento humano, los contactos entre personas, entidades y asociaciones.

En particular, la nueva institución, presidida por la propia Elena Martinelli y con sede en Viareggio, promueve la investigación, el estudio y la catalogación de la historia y la experiencia cultural, didáctica y artística del Maestro Alfredo Catarsini y de las “disciplinas artísticas” mediante la creación de centros de estudio, becas y la continuación del Premio que lleva el nombre del artista; la formación generalizada sobre la obra de los pintores y las disciplinas artísticas en general, tanto con fines cognitivos como educativos para escuelas de todos los niveles, institutos de arte y universidades, así como con fines sociales, socioeducativos, de inclusión e integración y de valorización de los jóvenes talentos exposiciones, seminarios, conferencias, debates, escenarios, festivales y cualquier otro evento de particular interés histórico, artístico y cultural, procediendo a la publicación de las actas, documentos y catálogos pertinentes, etc.; la conservación, la mejora y la valorización de las obras, el mobiliario y el archivo histórico del Atelier Alfredo Catarsini actualmente alojados y abiertos al público en los Museos Cívicos de Villa Paolina Bonaparte en Viareggio.

Alfredo Catarsini, Desnudo rojo en sillón verde (1948; óleo sobre lienzo)
Alfredo Catarsini, Desnudo rojo en sillón verde (1948; óleo sobre lienzo)


Alfredo Catarsini, Retrato de Mity (1940; óleo sobre lienzo)
Alfredo Catarsini, Retrato de Mity (1940; óleo sobre lienzo)

Las iniciativas: el volumen antológico, el Premio Catarsini, el cumpleaños en la casa museo

La Fundación ha editado recientemente un volumen titulado Alfredo Catarsini. Arte verdadero, un amigo fascinante. Editado por Elena Martinelli y Claudia Menichini y publicado por Belforte editori, en casi 200 páginas con unos 90 documentos y 80 imágenes, el libro recorre la parábola artística de Catarsini con aparatos (biografía, bibliografía y lista de exposiciones en las que participó Catarsini) y una serie de contribuciones escritas para la ocasión por Vittorio Sgarbi, Cristina Acidini, Andrea Buscemi, Alessandra Belluomini Pucci, Paola Chini, Elena Torre, Andrea Pucci y por la propia Presidenta, Elena Martinelli.

Además, para recordar que Catarsini fue profesor de 1951 a 1968 en el Instituto de Arte Stagio Stagi de Pietrasanta, uno de los fines estatutarios de la Fundación es la promoción de jóvenes talentos, y de hecho cada año desde 2002 en primavera se concede el Premio Alfredo Catarsini a la mejor obra gráfica/pictórica ejecutada del natural ex tempore con libertad de técnica e interpretación; el premio está reservado a estudiantes de institutos de la Región de Toscana. En 2012 el premio se incluyó en el proyecto “Cine y Artes Visuales” del festival “Viareggio Europa Cinema”. La edición de 2021, revisada en el nuevo formato, se pospone al año que viene, debido a la emergencia sanitaria.

Por último, a partir del 24 de julio, cada penúltimo sábado de mes, se celebrará el “Festival de Arte”, un evento dedicado a la memoria de Alfredo Catarsini con entrada gratuita a su casa-museo de Via Palermo 4 en Viareggio. Para la ocasión, los visitantes podrán admirar una selección de más de 200 obras dejadas por el pintor en el momento de su muerte, representativas de toda su parábola estilística, así como participar en visitas guiadas por el interior del museo, organizadas por personal especializado. El programa de la jornada se presentará en las proximidades de la cita e incluirá también una visita al Atelier Catarsini de los Musei Civici - Villa Paolina Bonaparte de Viareggio. Otra cita fija será el 17 de enero, día del cumpleaños de Catarsini, cuando la casa-museo de Viareggio se abrirá a los ciudadanos para una jornada de recuerdo al artista.

Alfredo Catarsini, Autorretrato (1934; óleo sobre madera; Florencia, Galería de los Uffizi)
Alfredo Catarsini, Autorretrato (1934; óleo sobre madera; Florencia, Galería de los Uffizi)


Alfredo Catarsini, Canal de Burlamacca (1954; óleo sobre lienzo)
Alfredo Catarsini, Canal de Burlamacca (1954; óleo sobre lienzo)

Quién era Alfredo Catarsini

Alfredo Catarsini nació el 17 de enero de 1899 en una casa del casco antiguo de Viareggio, no lejos de la Torre Matilde, del siglo XVI. Salvo algunos breves periodos (como una estancia en París en 1914, durante la cual conoció a Amedeo Modigliani), pasó toda su vida en su ciudad natal. En 1919 obtiene el diploma del Real Instituto de Arte de Lucca; a continuación abre un estudio en una antigua fábrica en desuso en uno de los barrios más característicos de Viareggio, que fue también lugar de encuentro de otros jóvenes pintores que crecieron bajo la tutela de Lorenzo Viani, que sería una especie de guía espiritual para Catarsini. Su primera exposición individual en el Palazzo Paolina data de 1929; en los desvanes del palacio instalaría años más tarde, y hasta su muerte, su taller. Su larga carrera como artista, que abarcó todo el siglo XX, está jalonada por la presencia de sus obras en los contextos artísticos más amplios y representativos; de hecho, durante la década de 1930 participó en las exposiciones organizadas por Filippo Tommaso Marinetti junto a los exponentes del segundo Futurismo, además de participar en el “Premio Nacional de Pintura Golfo de La Spezia” en 1933, en la exposición individual de 1937 en Bastia y en la exposición colectiva del mismo año, en la Palazzina Spagnola de Nápoles, su presencia en 1939 en el “1er Premio de Bérgamo” y en las tres ediciones del “Premio de Cremona” (ganando una de ellas), seguida en 1940 y 1941 de una exposición en Hannover como artista premiado y recomendado.

En esos años Catarsini participó en exposiciones personales y colectivas por toda Italia; entre 1940 y 1950 participó tres veces en la “Biennale di Venezia” (1942, 1948 y 1950) y en cinco ediciones de la “Quadriennale di Roma”, donde en 1948 se celebró también una exposición personal de su obra en la Galleria Po; en 1951 estuvo en Génova con motivo de la “I Biennale del mare” y de nuevo en Roma en 1957 con una exposición personal en la Libreria Macchia. En los años 40 desarrolló una personal e interesante investigación denominada Reflexismo, que más tarde desembocó en la experiencia del Simbolismo Mecánico. De 1951 a 1968 ocupó la cátedra de “Decoración y diseño de mosaicos” y “Diseño de figuras” en el Instituto de Arte Stagio Stagi de Pietrasanta. En 1971 recibió la Medalla de Oro del Salón Babjlone de París por sus obras del periodo del Simbolismo Mecánico.

A partir de la posguerra, empezó a colaborar con periódicos y revistas literarias, y en 1968 se publicó su novela Giorni neri (Días negros). En 1981, realizó una gran exposición individual organizada por Vittorio Greco en el Palazzo Strozzi de Florencia, con más de 300 obras. Dos años más tarde, su ciudad natal le rindió homenaje con una gran exposición retrospectiva y, en diciembre de 1987, el Ayuntamiento de Milán le dedicó una exposición antológica titulada “Alfredo Catarsini, sesenta años de pintura”, comisariada por Angelo Mistrangelo. En 1991 se inauguró en las salas del Palazzo Paolina de Viareggio la última exposición antológica, que recorría toda la trayectoria artística del Maestro. Catarsini falleció en su casa de Viareggio, a dos pasos de la Pineta de Ponente, el 28 de marzo de 1993.

Alfredo Catarsini en la Bienal de 1942
Alfredo Catarsini en la Bienal de 1942


Alfredo Catarsini en la década de 1980
Alfredo Catarsini en la década de 1980

La poética de Catarsini

El artista experimentó con todas las corrientes e “ismos” del siglo XX, creando dos de ellos: el “Reflexismo” y el “Simbolismo Mecánico”. Manteniendo una actitud reservada y reservada, gracias a su cultura y vivacidad intelectual, el artista asimiló las diversas sugerencias procedentes de los experimentos artísticos más interesantes del siglo. Tras un primer periodo cercano al naturalismo, con una matriz verista tomada de Viani, Catarsini se acercó al Primitivismo y a la Llamada al Orden de los años treinta. Durante los años de la Segunda Guerra Mundial, inició una investigación pictórica personal que más tarde llamaría “Reflexismo”, tomada de su breve experiencia en el Segundo Futurismo. Los cuadros de este periodo tienen su origen en la observación de los reflejos del entorno exterior en los cristales de los propios cuadros, en un cruce de líneas y colores intensos.

Después se acercó al Expresionismo y al Neocubismo, sobre todo tras su participación en la Bienal de Venecia de 1948, donde conoció a los artistas del recién nacido Fronte Nuovo delle Arti (Vedova, Turcato, Birolli, Santomaso, Corpora, Guttuso, Leoncillo, Afro). Esta atención a las nuevas formas dio lugar a su “Simbolismo Mecánico”: los engranajes mecánicos, fruto del trabajo del hombre y de la tecnología, representan el símbolo de la civilización del nuevo siglo. Catarsini aprecia y exalta la técnica que lleva al hombre a conquistas inimaginables y el dinamismo que de ello se deriva; más tarde, sin embargo, llega a la conclusión de que el ser humano no puede dominar lo que ha creado y en las composiciones mecánicas inserta rostros y figuras como con expresiones atónitas para denunciar la incomunicabilidad y la soledad del hombre, ya reducido a autómata, atrapado en los engranajes mecánicos de la producción.

Sin embargo, a lo largo de su dilatada carrera de experimentación e investigación pictórica, Catarsini nunca abandonó la pintura de contemplación meditada de su tierra profundamente amada y su interés por el ser humano. Los paisajes, junto con los retratos y las figuras, son temas constantes a lo largo de su obra, y a menudo volvió a su hábitat: puertos deportivos, barcos, astilleros y las playas, a menudo desnudas, casi polvorientas, ejecutadas con una paleta de tonos apagados y melancólicos, como lo eran a menudo las figuras de los años treinta y cuarenta. Poco conocida, por último, es su pintura religiosa al fresco, que tiene sus mayores logros en el fresco para la cuenca absidal de la iglesia de San Martino en Freddana, y en la recientemente restaurada iglesia de San Tommaso en Castagnori, no lejos de Lucca.

Catarsini, por tanto, no siguió caminos cronológicos definidos, sino que eligió de vez en cuando lo que le sugería su estado de ánimo o una urgencia formal, como él mismo escribe: “El tema es un pretexto para hacer arte, por tanto todo es legítimo, no existe el dilema de pasar de lo abstracto a lo figurativo y viceversa, para el artista es lo mismo. La pintura cambia como cambian las estaciones”.

Alfredo Catarsini, Reflexismo (1946; óleo sobre lienzo)
Alfredo Catarsini, Reflexismo (1946; óleo sobre lienzo)


Alfredo Catarsini, Simbolismo mecánico (1970; óleo sobre lienzo)
Alfredo Catarsini, Simbolismo mecánico (1970; óleo sobre lienzo)

Obras de Catarsini en el museo

A petición de la administración municipal de Viareggio, la presidenta de la Fundación, Elena Martinelli, ha rehabilitado el atelier de Alfredo Catarsini Catarsini, utilizado por él durante casi 50 años, y abierto al público desde 2003. El atelier ocupa dos salas del ático del Palacio Paolina Bonaparte de Viareggio (Via Machiavelli 2) y forma parte del itinerario museístico de los Civici Musei di Villa Paolina Bonaparte. El estudio fue también lugar de encuentro de artistas, entendidos y amigos. El estudio se presenta tal y como lo dejó el pintor (con caballetes, cuadros, sillas, pinceles y recortes de periódico) y evoca el ambiente parisino de los ateliers artísticos de principios del siglo XX. Junto con el estudio, otra sala en el ático del lado norte alberga el archivo histórico del artista, reordenado por el Istituto Storico Lucchese y actualmente comisariado por la historiadora del arte Claudia Menichini.

Por último, además del Autorretrato de 1934, que pasó a formar parte de la colección de la Galería de los Uffizi en 2005, no menos de 30 obras de Catarsini donadas por sus hijos Mity y Orazio al Ayuntamiento de Viareggio en 2001 se conservan en la Galería Cívica Lorenzo Viani de Arte Moderno y Contemporáneo de Viareggio.

L'Atelier Catarsini
El Atelier Catarsini


L'Atelier Catarsini
El Atelier Catarsini

Se crea en Viareggio una fundación para promover la obra del pintor del siglo XX Alfredo Catarsini
Se crea en Viareggio una fundación para promover la obra del pintor del siglo XX Alfredo Catarsini


Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.