BIAF 2022, una edición de la máxima calidad. Las expectativas son altas


La edición de 2022 de la BIAF - Biennale Internazionale dell'Antiquariato di Firenze, que vuelve sin restricciones de asistencia de Covid, promete ser una edición de la máxima calidad. Las expectativas de los organizadores y expositores son altas. Hemos tenido noticias de algunos de ellos.

La Biennale Internazionale dell’Antiquariato de Florencia, la feria de antigüedades más antigua del mundo, ahora en su XXXII edición, vuelve a los salones del Palazzo Corsini. Abrirá oficialmente sus puertas al público del 24 de septiembre al 2 de octubre de 2022, pero nosotros visitamos la feria para asistir a un anticipo en la rueda de prensa dirigida a los periodistas(he aquí una selección de veinte obras de gran calidad que no hay que perderse).

Hay muchas expectativas puestas en esta edición de 2022, como nos dijo Fabrizio Moretti, Secretario General de la BIAF: “Espero lo mejor porque las expectativas son muy altas. Tenemos a los mejores marchantes del mundo, las obras más bellas expuestas, la Uffizi como socio que ya está evaluando varias obras para la colección, muchos conservadores y directores de museos que también estarán presentes en los próximos días. Y, por supuesto, el gran público florentino e internacional. Será una gran fiesta no sólo para Florencia, sino para Italia. Además, supondrá un gran aliciente para la ciudad de Florencia y para la Toscana. La gente quiere la Bienal, quiere antigüedad, y creo que con esta gestión podremos vender un sueño a todos los aficionados y no”.

Sobre todo después de dos años pandémicos (vuelve a asistir después de tres años), “cada vez hay más entusiasmo”, añade Moretti. “Esta creo que es la primera exposición sin problemas de Covid, por lo que se puede visitar con la máxima tranquilidad, transparencia y ganas de divertirse también, porque el arte también debe ser divertido”. "Los ganadores de los tres premios (pintura, escultura y artes decorativas) representan una parte de la excelencia del certamen", concluye el Secretario General. El Premio de Pintura fue concedido a Il banchetto di Assalonne de Niccolò Tornioli, presentado por Robilant+Voena; el Premio de Artes Decorativas y Diseño fue fue concedido a la Pareja de trofeos de caza atribuida a Filippo Parodi, en madera esculpida y dorada coronada por un águila y dentro de microtallas de boj, presentada por Brun Fine Art; el Premio de Escultura a San Sebastián de Pietro Lombardo, en piedra pintada, presentado por Botticelli Antichità.

Fabrizio Moretti
Fabrizio Moretti
Niccolò Tornioli, El banquete de Absalón (c. 1640; óleo sobre lienzo, 147,5 x 216,2 cm). Presentado por Robilant+Voena
Niccolò Tornioli, El banquete de Absalón (c. 1640; óleo sobre lienzo, 147,5 x 216,2 cm). Presentado por Robilant+Voena
Filippo Parodi (attr.), Pareja de marcos con trofeos de caza (madera tallada con tallas de boj por un artista emiliano, 96 x 91 cm)
Filippo Parodi (attr.), Pareja de marcos con trofeos de caza (madera tallada con tallas de boj por un artista emiliano, 96 x 91 cm). Presentado por Brun Fine Art
Pietro Lombardo, San Sebastián (piedra pintada, 178 x 58 x 40 cm). Presentado por Antigüedades Botticelli
Pietro Lombardo, San Sebastián (piedra pintada, 178 x 58 x 40 cm). Presentado por Botticelli Antiquities

También había muchas expectativas por parte de algunos expositores a los que entrevistamos el día del preestreno para la prensa. “Es una feria preciosa, por lo que las expectativas son siempre altas y, en general, se cumplen”, nos dice la galería de Gian Enzo Sperone, que participa en la BIAF desde hace cinco o seis ediciones. Entre las principales obras traídas a esta edición figura el bajorrelieve de escayola de 1924 de Felice Casorati que representa El durmiente, obra que Vittorio Sgarbi adquirió para el Mart - Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Trento y Rovereto. Una obra inédita que nunca ha salido al mercado y que formaba parte de un ciclo decorativo que el artista piamontés creó para el teatro privado de la Casa Gualino (el industrial Riccardo Gualino fue uno de los mayores coleccionistas italianos de principios del siglo XX). El Durmienteera uno de los catorce bajorrelieves que servían de metopas. También destacan un óleo de Giovanni Colacicchi y una gran obra de Massimo Campigli.

Todas las obras presentadas por la Galería Giovanni Sarti son inéditas en el mercado y restauradas, y la galería espera que en esta edición haya un público entendido e interesado como siempre. Entre las obras expuestas, figuran también dos importantes tablas, una Santa Margarita y un San Antonio Abad, de Benedetto di Bindo, pintor de la escuela de Siena, y luego una tabla de la predela del políptico de Giovanni da Pisa conservado en España, en el Museu Nacional d’Art de Catalunya.

Felice Casorati, El durmiente (1924; bajorrelieve en yeso, 86 x 144 cm)
Felice Casorati, El durmiente (1924; bajorrelieve en yeso, 86 x 144 cm). Presentado por Gian Enzo Sperone
El stand de Gian Enzo Sperone
El stand de Gian Enzo Sperone
El stand de la Galerie G. Sarti
El stand de la Galerie G. Sarti

“Las expectativas para esta edición son bastante altas, siempre somos positivos”, afirma la galería Robilant + Voena, que participa en el certamen desde hace muchos años. "Siempre intentamos traer obras maestras. Para esta edición, hemos traído una especie de homenaje a la Toscana, con obras maestras que van desde Siena hasta Florencia". Entre las obras maestras expuestas figura la Crucifixión de Giovanni del Biondo, de alrededor de 1360, puesta en diálogo con obras de Giorgio Morandi y una Naturaleza de Lucio Fontana, para mostrar cómo estos artistas modernos se inspiraron fuertemente en Giotto; también destacan un cuadro que representa laAlegoría de las Cuatro Estaciones de Rutilio Manetti y dos fondos de oro, uno de ellos del artista portugués Álvaro Pires de Évora. Il banchetto di Assalonne, obra de Niccolò Tornioli de hacia 1640, ganó el Premio de Pintura de la BIAF de este año.

El Premio de Escultura ha recaído en el San Sebastián de Pietro Lombardo, que se distingue por estar realizado en piedra pintada, material característico de la escultura véneta de los siglos XV y XVI. La presenta Botticelli Antichità, que participa en la BIAF desde las primeras ediciones. Entre las obras expuestas se encuentra el Retrato de Alessandro Ridolfi (canónigo del Duomo de la curia florentina) realizado por Alessandro Rosi en 1646: una obra cuya curiosidad reside en el hecho de que la fachada del Duomo está representada tal y como era en ese año. Y de nuevo, una escultura de Agostino di Duccio notificada que representa a Cristo bendiciendo y recientemente notificada de las ménsulas de Della Robbia en terracota vidriada de hacia 1515. Por último, la mesa del centro del stand también es una obra de arte: se trata de una mesa de Giacomo Manzù.

“Esperamos lo que todo el mundo espera, es decir, la reanudación del mercado; que sea el estímulo y el símbolo para una reanudación de la nación”, nos dice finalmente Romigioli Antichità, que participa desde 2003. Para esta edición 2022 presenta la Coppia di cherubini de Giovanni Baratta, protagonista del stand. Las dos esculturas fueron atribuidas por Francesco Freddolini, que reconoció su procedencia. Estaban en el altar mayor de la iglesia de Santa Trinita de Florencia y permanecieron allí hasta 1892. También cabe destacar la rareza y el estilo arcaico de la Virgen con el Niño, fechable a finales del siglo XIII (el objeto más antiguo del soporte), procedente del norte de España. Se trata de una obra inédita en piedra. Así pues, las expectativas son altas para esta BIAF 2022, que promete ser una edición de la máxima calidad.

El stand de Robilant+Voena
El stand de Robilant+Voena
Álvaro Pires de Évora, Virgen con el Niño y santos (temple sobre tabla, 73 x 49 cm). Presentado por Robilant+Voena
Álvaro Pires de Évora, Virgen con el Niño y santos (temple sobre tabla, 73 x 49 cm). Presentado por Robilant+Voena
El stand de Botticelli Antichità
El stand de Antigüedades Botticelli
Agostino di Duccio, Bendiciendo a Cristo (1460-1470; mármol, altura 119,5 cm)
Agostino di Duccio, Cristo bendiciendo (1460-1470; mármol, altura 119,5 cm). Presentado por Botticelli Antichità
Girolamo della Robbia, Pareja de ménsulas con tritones blasonados (c. 1515; terracota vidriada, 23 x 29 x 14 cm)
Girolamo della Robbia, Pareja de ménsulas con tritones b lasonados (c. 1515; terracota vidriada, 23 x 29 x 14 cm)
El stand de Romigioli Antichità
El soporte Romigioli Antichità
Giovanni Baratta, Pareja de querubines (1699; mármol blanco estatuario, 72 x 48 cm)
Giovanni Baratta, Pareja de querubines (1699; mármol blanco estatuario, 72 x 48 cm). Presentado por Romigioli Antichità
Artista del norte de España, Virgen de pie con el Niño (c. 1290-1310; arenisca policromada, 102 x 65 x 42 cm). Presentado por Romigioli Antiquities
Artista del norte de España, Virgen de pie con el Niño (c. 1290-1310; arenisca policromada, 102 x 65 x 42 cm). Presentado por Romigioli Antichità

Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.