Levico Terme: un mercado navideño algo diferente en el Parque de los Habsburgo


En Levico Terme, en Valsugana, hay un jardín, el Parco Asburgico, que acoge un mercado navideño especial.

Ya sabemos lo que está pensando. "¡No, por favor, otro artículo sobre mercadillos navideños, piedad!". Y le entendemos perfectamente. Pero esta vez esperamos que hagáis una pequeña excepción, también por el hecho de que normalmente, cuando os hablamos de mercadillos navideños, es porque solemos asociar el mercadillo con el arte y la cultura, quizás porque las casitas de madera están situadas en lugares artísticamente evocadores. A destiempo, dirán algunos: pero a estas alturas ya no es Navidad sin mercados, y hasta se puede tolerar de buen grado una presencia que, en cualquier caso, siempre es sinónimo de calor, de fiesta, de algarabía. Y entonces, si el mercado es respetuoso con el lugar, uno no puede tener nada que objetar. Así que, hecha esta pequeña premisa, vamos al grano: queríamos contarles que en Valsugana, y concretamente en Levico Terme, a pocos kilómetros de Trento, hay un mercado navideño(aquí tienen la web oficial) que merece la pena visitar aunque sólo sea por el lugar donde se ubica: el Parco Asburgico di Levico.

Mercato Natalizio di Levico Terme
Mercado de Navidad en Levico Terme. Foto de www.visitlevicoterme.it

Para saber qué tenían que ver los Habsburgo con Levico, hay que remontarse a 1896, un año en el que la zona de Trento y sus alrededores estaba aún más o menos firmemente en manos austriacas y en el que elImperio austrohúngaro proseguía una labor que ya había iniciado unos años antes: dotarse de una red ferroviaria eficaz y extendida. En particular, en 1896 los trenes procedentes de Trento llegaron por fin a Levico, con la consecuencia inmediata de que esta localidad, conocida por sus aguas termales calientes, se convirtió en un destino turístico que hasta entonces había sido prerrogativa de otras zonas de más fácil acceso. Fueron los años en que las clases medias y medias altas descubrieron las vacaciones de ocio en estaciones que empezaban a equiparse para recibir flujos hasta entonces desconocidos, debido a múltiples factores: una economía en crecimiento, el acortamiento de las distancias gracias a la aparición de medios de transporte más rápidos y ventajosos que los del pasado, y el nacimiento de las primeras asociaciones dedicadas al turismo (el Touring Club Italiano, por ejemplo, se fundó en 1894). Levico se convirtió así en un destino turístico al borde de la zona más popular de todo el Imperio, el Tirol, y se decidió modernizarlo para que pudiera responder a las renovadas exigencias y satisfacer los gustos de sus visitantes.

De hecho, la decisión de desarrollar el turismo termal se había estudiado casi con antelación, también porque Levico competía con las ciudades situadas más al norte (piénsese, por ejemplo, en las termas de Merano): así pues, se creó una sociedad de construcción, la Levico-Vetriolo-Heilquellen, dirigida por un empresario berlinés, Julius Adrian Pollacsek, que no sólo se preocupó de desarrollar las termas, sino que también se esforzó por dotar a la ciudad del Trentino de un parque moderno que pudiera convertirse en un lugar de agradables paseos en todas las estaciones. El terreno en el que se construiría el parque se compró en 1898: la idea era construir en él un Gran Hotel (que más tarde se hizo realidad) y rodearlo de suntuosos jardines. El paisajista Georg Ziehl (1873-1953), también berlinés, fue el encargado de diseñar el parque. El hotel abrió sus puertas en 1900, mientras que el parque se inauguró cinco años más tarde, en 1905. Ziehl había imaginado un parque que respondiera a la moda de los jardines de finales del siglo XIX, que los quería ordenados según una estricta armonía, posiblemente agrupados en torno a formas geométricas precisas. Jardines, en definitiva, de trazado clásico, que nada tenían que ver con los jardines de estilo inglés desarrollados a finales del siglo XVIII. Además, se decidió que las especies vegetales que albergaría el parque serían las típicas de la región del Trentino: así, en cada estación es posible ver floraciones diferentes, y el parque sigue tiñéndose de colores elegantes y equilibrados en todas las épocas del año, reflejo de las ideas de su diseñador. Ziehl había concebido un jardín que se desarrollaba en torno a una plaza central, de la que partían senderos en cuatro direcciones diferentes, hacia las esquinas, para unirse después con el Gran Hotel que ocupa el extremo noroeste del jardín.

El parque fue ampliamente remodelado en las décadas siguientes, pero hay algunos elementos que han permanecido inalterados, como el elegante portal de entrada cerrado por una igualmente elegante verja Art Nouveau, que da a la avenida de la Estación, o la Villa Paradiso, un refinado edificio destinado a albergar al personal responsable del mantenimiento del jardín, y algunos de los árboles, especialmente los más impresionantes: el Parque de los Habsburgo de Levico alberga varias hayas centenarias que en otoño colorean brillantemente este magnífico y relajante jardín balneario. Llegados a este punto, se preguntará: ¿por qué se llama “Parque de los Habsburgo”? Bueno, en primer lugar porque fue construido en su totalidad a finales de la época de los Habsburgo. Y luego porque Levico Terme fue el lugar de vacaciones de varios miembros de la familia imperial: parece ser que incluso Sissi y Francisco José eran asiduos de Levico, por lo que los aficionados a las historias de los Habsburgo estarán encantados de imaginárselos paseando por las callejuelas del pueblo (Sissi, asesinada en 1898 por Luigi Lucheni, no habría podido ver el parque de todos modos).

Il parco nel 1912

Il parco nel 1912
El parque según un plano de 1912 (arriba) y el parque actual. Imágenes tomadas de la página web de la Provincia de Trento.


La Villa Paradiso (il rampicante è una installazione temporanea)
La Villa Paradiso (la enredadera es una instalación temporal). Foto de www.visitlevicoterme.it


Il parco in autunno
El parque en otoño. Foto de visitvalsugana.it

Desde 2004, la administración municipal de Levico Terme ha decidido elegir el Parque de los Habsburgo como sede del mercado navideño local (la edición de 2016 se celebra del 19 de noviembre al 6 de enero de 2017): Las características casitas de madera se colocan a lo largo de las callejuelas (las que quedan del proyecto original), y es interesante destacar que visitar este mercado significa no solo pasear por uno de los parques históricos más interesantes de la región y vivir la clásica experiencia prenavideña de ir a la caza de adornos para el árbol, regalos para los amigos, juguetes para los niños y generosas raciones de vino caliente con las que soportar el frío del Trentino, sino también dedicar unas horas a la búsqueda del arte. Y es que el mercado de Levico Terme acoge numerosos eventos, entre ellos dos exposiciones de arte: la primera se llama EncontrArte y es un simposio internacional dedicado a la escultura en madera. Por ello, como en todo simposio, es posible ver trabajar a los artistas y tal vez aprender algunas técnicas. La segunda es la exposición de belenes, que durará hasta el final del mercado. Pero eso no es todo, porque a pocos kilómetros de Levico se encuentra Arte Sella, una exposición permanente de arte contemporáneo que es conocida sobre todo por su Catedral Vegetal, una especie de catedral gótica a tamaño natural hecha únicamente con plantas, obra del artista lombardo Giuliano Mauri (nunca hemos visitado esta especie de museo al aire libre de arte contemporáneo que reflexiona sobre la naturaleza, pero nos aseguran que si hay suerte y nieva, ver la Catedral Vegetal encalada es una experiencia que merece la pena).

Bueno, ¡creemos que ya te lo hemos contado todo! Si tienes curiosidad, echa un vistazo a la web oficial del mercado navideño de Levico: allí está todo escrito, con las fechas de los eventos y todo lo que necesitas saber si quieres pasar allí las vacaciones de Navidad, ¡entre montañas, nieve y arte!

Mercato Natalizio di Levico Terme al tramonto
Mercado de Navidad de Levico Terme al atardecer. Foto de www.visitlevicoterme.it


Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.