De Giotto a Tiépolo: las obras maestras de los Museos Cívicos de Padua cuentan la historia de la ciudad


Los Musei Civici agli Eremitani de Padua son dos museos que cuentan la ilustre historia de la ciudad en un recorrido que va de la arqueología al arte, con obras maestras de Giotto a Tiépolo.

A la clarividencia de las autoridades de la República de Venecia se debe el nacimiento de lo que hoy son los Musei Civici agli Eremitani de Padua, uno de los complejos museísticos más antiguos de Italia. El año anterior, en efecto, la República había obtenido un breve de supresión para las casas de la orden de los canónigos regulares de Letrán, que en Padua tenían su sede en la iglesia de San Giovanni di Verdara. Para “evitar el despilfarro de libros y objetos de arte” (como escribía el historiador Giuseppe Valentinelli ya en 1872), el gobierno veneciano envió a a Padua al custodio de la Biblioteca Marciana de Venecia, Jacopo Morelli, con la tarea de elaborar listas de los objetos propiedad de los monjes de San Giovanni di Verdara, que desde el siglo XV habían creado una importante biblioteca y conservaban también una notable colección de bronces y medallas, muchos de los cuales pertenecieron en su día al gran humanista paduano Marco Mantova Benavides. Una vez que Morelli hubo terminado su trabajo, la república decidió transferir los libros y las antigüedades a la Marciana, mientras que las obras de arte se asignaron al Ayuntamiento de Padua, formando el primer núcleo del futuro museo cívico (en el momento de la adquisición, se alojaban en diferentes salas, pero sin criterios precisos y sin tener aún la intención exacta de poner en marcha un museo en el sentido estricto del término).

El primer verdadero museo cívico de Padua se inauguró más tarde, en 1825: en aquella época, el palacio de la familia Maggi conocido como la “Casa degli Specchi” (Casa de los Espejos), en Via Vescovado, albergaba una importante colección de objetos antiguos, que había tenido su origen en la actividad coleccionista del noble Alessandro Maggi, que vivió en Padua en el siglo XVI. La colección Maggi había pasado al Ayuntamiento de Padua y constituía el primer y más importante núcleo del futuro museo: Entre 1817 y 1818 se había constituido una comisión encargada de establecer las iniciativas a tomar en materia de conservación del patrimonio de la ciudad, y en 1824 la comisión aceptó una moción del abad Giuseppe Furlanetto, estudioso de las antigüedades, que había elaborado un catálogo de los bienes arqueológicos conocidos localizados en Padua, proponiendo reunirlos todos en un mismo lugar, sugiriendo para ello las logias del Palacio della Ragione. La comisión emitió un dictamen positivo y el Ayuntamiento aceptó la moción: era 1825 y el abad Furlanetto organizó el traslado de las piezas al Palazzo della Ragione y diseñó la disposición. La colección pública se inauguró como “museo”(Museo Arqueológico, para ser precisos), aunque hubo que esperar tres años más para completar el traslado de los objetos.

En las décadas siguientes, el museo sufrió un nuevo cambio, ya que el primer director, Andrea Gloria (que de 1845 a 1859 fue formalmente el director de los archivos municipales: el “Museo Civico” como tal aún no existía), tuvo la idea de exponer también las numerosas obras de arte procedentes de las iglesias de las órdenes religiosas suprimidas (de hecho, las órdenes suprimidas en la época napoleónica se sumaron a las de la época de la República veneciana). Corría el año 1855, y Gloria propuso reunir las obras de arte en algunas salas del Palazzo Comunale, más tarde rebautizado como “Vicariato”: las obras procedentes de la supresión de San Giovanni in Verdara, entre otras, encontraron aquí su lugar. Mientras tanto, la colección del museo siguió ampliándose: bajo la dirección de Gloria, llegaron al Museo Paduano cuadros procedentes del palacio de la familia Mussato, la colección del notario Antonio Piazza y donaciones de diversas familias paduanas. Tras la redacción del estatuto en 1858, el museo se inauguró oficialmente en 1859, año en que Andrea Gloria se convirtió así en el primer director del nuevo Museo de la Ciudad de Padua. Las obras se clasificaron por artistas, se elaboraron catálogos especiales, el museo se abrió al público gratuitamente y el Ayuntamiento de Padua inició una política continua de adquisiciones (sólo en sus ocho primeros años de vida, el museo recibió nada menos que 162 legados: entre 1864 y 1865, en particular, las cuantiosas donaciones del conde Leonardo Emo Capodilista, 540 cuadros entre obras de Giorgione, Tiziano, Giovanni Bellini y otros, y de Nicola Bottacin, este último tan conspicuo que hoy existe un museo dedicado, el Museo Bottacin, que lo alberga y se encuentra en el Palazzo Zuckermann, llegado al Ayuntamiento). En 1880, el museo se trasladó a unos locales más amplios, a un edificio de la Piazza del Santo de Padua (y ese mismo año se publicó el primer catálogo del instituto), y allí permaneció durante un siglo, hasta 1984, cuando, también por motivos de falta de espacio, se decidió trasladarlo de nuevo, coordinado por Giovanni Gorini y Girolamo Zampieri, a su ubicación actual. Desde 1985, por tanto, el museo de la ciudad de Padua se encuentra en el complejo Eremitani.

El complejo Eremitani desde arriba
El complejo Eremitani desde arriba. Foto de Musei Civici di Padova
Una sala del Museo de Arte Medieval y Moderno
Una sala del Museo de Arte Medieval y Moderno. Foto: Museos Cívicos de Padua
Sala Romana del Museo Arqueológico
Sala romana del Museo Arqueológico. Foto Museos Cívicos de Padua
Sala Egipcia del Museo Arqueológico
La sala egipcia del Museo Arqueológico. Foto Museos Cívicos de Padua

En la actualidad, los Musei Civici agli Eremitani se dividen en dos institutos: el Museo Arqueológico y el Museo de Arte Medieval y Moderno. El primero ocupa la planta baja del antiguo convento que perteneció a la orden de los ermitaños de San Agustín y que, tras la supresión de la orden en la época napoleónica, fue convertido en cuartel (sufrió graves daños durante la II Guerra Mundial: las bombas del bombardeo del 11 de marzo de 1944 también dañaron gravemente la Iglesia de los Eremitani, donde se encuentran los importantes frescos pintados por Andrea Mantegna en la Capilla Ovetari, y las pesadas marcas dejadas por el destructivo suceso aún pueden verse hoy en día). En los planos diseñados por Franco Albini, uno de los más grandes arquitectos activos en Italia en la segunda mitad del siglo XX, se pueden admirar, a lo largo de diecinueve salas, objetos y artefactos que narran la historia de Padua desde sus orígenes en los siglos IX-VIII a.C. hasta el siglo IV d.C., alternando hallazgos egipcios, etruscos, griegos y romanos.

Destaca la colección de cerámica griega y de la Magna Grecia, que procede del núcleo de colecciones del siglo XIX, y lo mismo ocurre con la importante colección egipcia, una de las mayores de Italia, que incluye entre sus piezas más destacadas las dos estatuas de la diosa Sekhmet, donadas a la ciudad por el explorador Giovanni Battista Belzoni, uno de los primeros arqueólogos italianos, que las había recuperado en uno de sus viajes a Egipto, y que las había donado a Padua en 1819, precisamente en el momento en que se estaba creando el primer núcleo del museo, con la petición expresa de que se expusieran en el Palazzo della Ragione. Espléndidos relieves y mosaicos forman el núcleo de la colección romana que narra la vida en Patavium, una de las ciudades más ricas del norte de Italia. Pero eso no es todo: la colección romana alberga también una pieza excepcional de fabricación siro-palestina o egipcia, a saber, una botella de vidrio con decoración de “red de serpiente” hallada en el centro de la ciudad en 1997, en una excavación cerca de la Clínica Pediátrica, y que sólo puede compararse con algunos objetos encontrados en los años treinta en Afganistán. Entre los relieves, en cambio, se encuentra la estela con Doroteo y Niza, de origen griego (siglo I d.C.), que fue empotrada en la fachada de un edificio de Padua, pero cuya procedencia se desconoce.

Arte egipcio, Estatua de Sekhmet (piedra, 225 x 53 cm; Padua, Musei Civici agli Eremitani, Museo Arqueológico)
Arte egipcio, Estatua de Sekhmet (piedra, 225 x 53 cm; Padua, Musei Civici agli Eremitani, Museo Arqueológico)
Arte romano, Mosaico con aves (siglo I d.C.; mármol y teselas, 53 x 58 cm; Padua, Musei Civici agli Eremitani, Museo Arqueológico)
Arte romano, Mosaico con aves (siglo I d.C.; mármol y teselas, 53 x 58 cm; Padua, Musei Civici agli Eremitani, Museo Arqueológico)
Arte siro-palestino o egipcio, Botella decorada con red de serpiente (siglo I d.C.; vidrio soplado, 23,3 x 9,8 x 4,5 cm; Padua, Musei Civici agli Eremitani, Museo Arqueológico).
Arte sirio-palestino o egipcio, Botella decorada con red de serpiente (siglo I d.C.; vidrio soplado, 23,3 x 9,8 x 4,5 cm; Padua, Musei Civici agli Eremitani, Museo Arqueológico)
Arte griego, Estela con Doroteo y Niza (siglo I d.C.; mármol griego, 185 x 75 x 1,4 cm; Padua, Musei Civici agli Eremitani, Museo Arqueológico)
Arte griego, Estela con Doroteo y Niza (siglo I d.C.; mármol griego, 185 x 75 x 1,4 cm; Padua, Musei Civici agli Eremitani, Museo Arqueológico)

El Museo d’Arte Medievale e Moderna (Museo de Arte Medieval y Moderno), por su parte, es la Pinacoteca inaugurada en 1857 por Andrea Gloria, con el objetivo de exponer al público las pinturas y esculturas que se encontraban en las iglesias de las órdenes suprimidas, a las que se fueron añadiendo a lo largo de los años las obras adquiridas por el Ayuntamiento o legadas por donantes. El recorrido por el museo, ubicado en salas diseñadas también por Franco Albini, procede cronológicamente y acoge obras de los siglos XIII al XVIII. Comienza con obras del siglo XIV que incluyen una de las obras maestras del museo, la serie de ángeles de Guariento da Arpo, veintiocho paneles que formaban parte de la decoración creada por el artista para la capilla privada del palacio de los Carraresi, señores medievales de Padua (la capilla fue demolida en el siglo XVIII). Otra gran obra maestra es la cruz de Giotto realizada entre 1303 y 1305, en la época en que el gran artista florentino trabajaba en la decoración de la capilla Scrovegni (y que en el siglo XIX colgaba del muro absidal de la capilla).

Pasando al siglo XV, la obra maestra más conocida es sin duda Leda y el cisne de Giorgione, obra de finales del siglo XV con un tema mitológico tomado de las Metamorfosis de Ovidio (y de Giorgione es también elIdilio en el campo), pero también se puede admirar el Retrato de un joven senador, que al igual que el cuadro de Giorgione forma parte del legado Emo Capodilista que pasó a formar parte del museo en 1864. La gran escuela veneciana del Renacimiento también queda patente en el Nacimiento de Adonis y la Muerte de Erisittone de Tiziano Vecellio, así como en otras numerosas obras maestras como la Virgen con el Niño de Andrea Previtali (extraordinaria también porque en la inscripción el gran artista de origen bergamasco se declara alumno de Giovanni Bellini), o como el lienzo de Palma il Giovane que celebra a los rectores Jacopo y Giovanni Soranzo, o el Martirio de Santa Justina de Paolo Veronese, una de sus obras mayores, pintada para los benedictinos de Santa Giustina. También de Santa Giustina es el espléndido retablo de Romanino encargado al pintor bresciano en 1513 por los monjes del monasterio paduano.

Representando el siglo XVII se encuentran artistas como Alessandro Varotari conocido como il Padovanino, Pietro Damini, Pietro della Vecchia y otros menos conocidos, destacando también una interesante obra de Pietro Ricchi de Lucca, laIndovina (Adivina) de Caravaggio. Las colecciones del siglo XVIII son notables, con dos obras maestras, La cena de Emaús de Piazzetta y San Patricio obispo de Irlanda de Giovanni Battista Tiepolo, procedentes de la iglesia de San Giovanni di Verdara. Completan la lista de grandes pintores venecianos del siglo XVIII Pietro Longhi con su Lección de geografía y Marco Ricci autor de algunos paisajes. También es importante el núcleo de pinturas de Giuseppe Zais y las de otros artistas de Tiepolo como Jacopo Guarana y Giovanni Scajario. También hay una escultura de Antonio Canova estrechamente vinculada a la ciudad: se trata de la Stele Giustiniani, donde está esculpida una imagen alegórica de Padua. El claustro de los Eremitani alberga el lapidario que, a través de losas, relieves y esculturas, cuenta la historia de Padua desde la Edad Media hasta la caída de la República de Venecia.

Guariento, Conjunto de ángeles armados (mediados del siglo XIV; temple sobre tabla, 110 x 107 cm; Padua, Musei Civici agli Eremitani, Museo d'Arte Medievale e Moderna)
Guariento, Conjunto de ángeles armados (mediados del siglo XIV; temple sobre tabla, 110 x 107 cm; Padua, Musei Civici agli Eremitani, Museo d’Arte Medievale e Moderna)
Giotto, Crucifijo (principios del siglo XIV; temple sobre tabla, 223 x 164 cm; Padua, Musei Civici agli Eremitani, Museo d'Arte Medievale e Moderna)
Giotto, Crucifijo (principios del siglo XIV; temple sobre tabla, 223 x 164 cm; Padua, Musei Civici agli Eremitani, Museo d’Arte Medievale e Moderna)
Giorgione, Leda y el cisne (finales del siglo XV; óleo sobre tabla, 12 x 19 cm; Padua, Musei Civici agli Eremitani, Museo d'Arte Medievale e Moderna)
Giorgione, Leda y el cisne (finales del siglo XV; óleo sobre tabla, 12 x 19 cm; Padua, Musei Civici agli Eremitani, Museo d’Arte Medievale e Moderna)
Giovanni Bellini, Retrato de un joven senador (siglo XV; óleo sobre tabla, 35 x 26,4 cm; Padua, Musei Civici agli Eremitani, Museo d'Arte Medievale e Moderna)
Giovanni Bellini, Retrato de un joven senador (siglo XV; óleo sobre tabla, 35 x 26,4 cm; Padua, Musei Civici agli Eremitani, Museo d’Arte Medievale e Moderna)
Tiziano, Nacimiento de Adonis (principios del siglo XVI; óleo sobre tabla, 35 x 162 cm; Padua, Musei Civici agli Eremitani, Museo d'Arte Medievale e Moderna)
Tiziano, Nacimiento de Adonis (principios del siglo XVI; óleo sobre tabla, 35 x 162 cm; Padua, Musei Civici agli Eremitani, Museo d’Arte Medievale e Moderna)
Andrea Previtali, Virgen con el Niño (siglo XVI; óleo sobre tabla, 63 x 54 cm; Padua, Musei Civici agli Eremitani, Museo d'Arte Medievale e Moderna)
Andrea Previtali, Virgen con el Niño y donante (siglo XVI; óleo sobre tabla, 63 x 54 cm; Padua, Musei Civici agli Eremitani, Museo d’Arte Medievale e Moderna)
Pietro Ricchi, El adivino (segunda mitad del siglo XVII; óleo sobre lienzo, 92 x 122 cm; Padua, Musei Civici agli Eremitani, Museo d'Arte Medievale e Moderna)
Pietro Ricchi, El adivino (segunda mitad del siglo XVII; óleo sobre lienzo, 92 x 122 cm; Padua, Musei Civici agli Eremitani, Museo d’Arte Medievale e Moderna)
Giambattista Tiepolo, San Patricio obispo de Irlanda (siglo XVIII; óleo sobre lienzo, 171 x 328 cm; Padua, Musei Civici agli Eremitani, Museo d'Arte Medievale e Moderna)
Giambattista Tiepolo, San Patricio obispo de Irlanda (siglo XVIII; óleo sobre lienzo, 171 x 328 cm; Padua, Musei Civici agli Eremitani, Museo d’Arte Medievale e Moderna)
Antonio Canova, Stele Giustiniani (1793; mármol, 186 x 127 x 12 cm; Padua, Musei Civici agli Eremitani, Museo d'Arte Medievale e Moderna)
Antonio Canova, Stele Giustiniani (1793; mármol, 186 x 127 x 12 cm; Padua, Musei Civici agli Eremitani, Museo d’Arte Medievale e Moderna)

En la actualidad, los Museos de la Ciudad de Padua incluyen, además del Museo Arqueológico y el Museo de Arte, otros dos museos. Uno, ya mencionado, es el Museo Bottacin: se encuentra en el Palacio Zuckermann y debe su nombre a Nicola Bottacin, que donó su colección de obras de arte y monedas a la ciudad de Padua en 1865. Instalado en la segunda planta del Palazzo, es un museo dedicado sobre todo a la numismática y al arte, en particular a las artes aplicadas, con un recorrido dividido en dos secciones que reflejan los principales intereses del gran coleccionista. Entre las obras de arte se encuentran pinturas y esculturas de artistas vénetos del siglo XIX (y otros), mientras que la colección de medallas contiene piezas raras y notables, como el ducado de oro de Francesco I da Carrara (el único que se encuentra en una colección pública), medallas renacentistas y la sección de historia de la moneda, una parte del museo que tiene pocos iguales en Italia. El segundo instituto es el Museo del Risorgimento e dell’Età Contemporanea (Museo del Resurgimiento y de la Edad Contemporánea), situado en el Piano Nobile del Stabilimento Pedrocchi y dedicado a la historia de Padua y de Italia desde la caída de la República de Venecia hasta la promulgación de la Constitución italiana el 1 de enero de 1948. La elección del emplazamiento se debe a que el 8 de febrero de 1848, en el piano nobile del Caffè Pedrocchi, los estudiantes de la Universidad de Padua se reunieron para sublevarse contra los austriacos, en los antecedentes que más tarde desembocarían en la Primera Guerra de la Independencia. En la actualidad, el museo alberga documentos, reliquias y obras de arte que narran estos ciento cincuenta años de historia.

Por último, cabe destacar que varios conjuntos monumentales también forman parte hoy de los Musei Civici, empezando por la Cappella degli Scrovegni, situada a pocos pasos del complejo Eremitani, y siguiendo por el Palazzo della Ragione, el Oratorio di San Michele, la Casa del Petrarca, el Oratorio di San Rocco, la Loggia Cornaro y la Torre dell’Orologio. La página web de los museos, recientemente renovada, es un excelente punto de partida para la visita, ya que en ella se pueden encontrar las fichas de todos los museos y también bases de datos con piezas seleccionadas de las colecciones, acompañadas de descripciones precisas y completas e imágenes de gran calidad. Así es como se puede comenzar el viaje por los Museos Cívicos de Padua: comenzarlo significa retroceder en el tiempo y viajar a través de la historia de la ciudad.

De Giotto a Tiépolo: las obras maestras de los Museos Cívicos de Padua cuentan la historia de la ciudad
De Giotto a Tiépolo: las obras maestras de los Museos Cívicos de Padua cuentan la historia de la ciudad


Advertencia: la traducción al inglés del artículo original en italiano fue creada utilizando herramientas automáticas. Nos comprometemos a revisar todos los artículos, pero no garantizamos la total ausencia de imprecisiones en la traducción debido al programa. Puede encontrar el original haciendo clic en el botón ITA. Si encuentra algún error, por favor contáctenos.